espectaculos

Martes, 18 de junio de 2013

ARTE › FLORENCIA CILIBERTI INAUGURA JAGUAR HOUSE EN EL CENTRO CULTURAL RECOLETA

La reproducción permanente

En su exposición, que se desarrollará en el marco del festival Ciudad Emergente, la compositora y artista plástica quiere mostrar “cómo una imagen, en diferentes contextos y con otros aportes, recobra su carácter de original”.

 Por María Daniela Yaccar

Una foto de un jaguar de un zoológico de Toronto fue el punto de partida. Florencia Ciliberti, música y artista plástica, la vio en Wikipedia y la pintó con óleos sobre un lienzo. El cuadro integró una exposición de Ciliberti que criticaba la devastación de la naturaleza por parte del hombre. A tres años de exhibir por primera vez aquella obra, la artista inaugura mañana a las 19 Jaguar house en el Centro Cultural Recoleta (Junín 1930), una muestra que postula que la distinción entre copia y original ya no vale tanto la pena, revolución tecnológica mediante.

Después de que Ciliberti expusiera el jaguar, ese cuadro lo adquirió Yuno, el estudio de grabación en San Telmo donde está la productora Crack. En ese estudio, algunos músicos –como Baltasar Comotto y Daniel Sbarra–- dieron notas, y el fotógrafo que los retrató decidió que el jaguar estuviera detrás. Esos artículos –y éste que usted lee ahora– forman un collage de Jaguar house, porque lo que la artista quiere mostrar es “cómo una imagen, en diferentes contextos y con otros aportes, recobra su carácter de original”. En una pared se pueden ver fotografías de Adrián Dargelos, Roberto Jacoby, Carca, Dani Umpi, Wallas –con su perra Teresa–- y la misma Ciliberti, interactuando con el jaguar. “La idea es que estén todos los soportes”, destaca la cantante. En un set fotográfico, los visitantes podrán posar con la pintura del animal. Las fotos que sean subidas al Facebook del festival Ciudad Emergente –que da el marco a esta exposición– aparecerán en un plasma. “Internet tenía que estar presente en esta muestra”, desliza.

En el título de la muestra, la artista también bromea con la idea de plagio: Jaguar house obviamente viene de la canción de Illya Kuryaki and The Valderramas. Con todo, imposible no pensar en el frankfurtiano Walter Benjamin y su concepto de “aura”: “Inclusive en la reproducción mejor acabada falta algo: el aquí y ahora de la obra de arte, su existencia irrepetible en el lugar en que se encuentra”. “No es que contradigo a Benjamin. Habría que ver qué diría en este momento, al ver la circulación online de las imágenes y cómo se intervienen y se convierten en otra cosa”, explica Ciliberti. Es otro pensador alemán el que dio sustento teórico a su propuesta: Boris Groys. “Todas las imágenes que hay en la muestra no son copias. En otro contexto y con otro aporte, recobran el aura. Me gusta la idea de que las cosas parezcan iguales, pero no lo sean. Es desmitificar la idea del original, que es una gran mentira. Y tampoco es lo que importa”, sostiene la compositora, cuyo alias es Hana (flor, en japonés).

–¿Y qué es lo que importa?

–La idea de original hoy en día es un poco demodée. El proceso es lo más importante, no tanto el objeto sino el recorrido. Generar el sentimiento de que el que el espectador ve algo por primera vez también importa. Y la interacción: tengo un proyecto solista como música, pero es colectivo. Toco con músicos que conozco hace un montón de años. Me da igual si Hana soy yo o es la banda.

–Los conceptos de autor y de original todavía tienen peso en los circuitos tradicionales del arte plástico. ¿Transita por esos espacios?

–No estoy en el circuito de galerías de Arte BA. Sostienen un mercado muy pequeño y la pieza más importante que pueden tener es un cuadro. Está bien que la tradición exista, pero está mal que no haya espacio para la vanguardia. Entiendo las reglas del juego y si me invitan a participar lo hago. Pero un artista no tiene que estar pensando en eso, sino en su obra. Presento mis proyectos en lugares de acceso libre y donde circula gente, como el Centro Cultural Rojas o el Recoleta. Esta instalación quería hacerla en un lugar público. En una galería no funcionaría, porque apenas van unos pocos a la fiesta de inauguración... La idea es que la gente sea parte de la muestra, que interactúe con el jaguar.

–¿Cree que la muestra plantea también un aspecto positivo de la tecnología, que sería el uso común y libre, ya sea de imágenes o de conocimientos?

–La tecnología es solo una herramienta. Lo que más me interesa es apelar a la sensibilidad. Y me encanta encontrarle sensibilidad a lo tecnológico. De hecho, en mi música acudo a lo tecnológico para la composición. Como lo analógico, es un instrumento para transmitir lo que querés transmitir. Cuando creés que es todo, lo que creás se vuelve frío, obsoleto y vacío de contenido, porque le falta tu propia impronta.

Un disco en preparación

Hana es el alias que Florencia Ciliberti, ex Baobab, usa desde 2005, cuando inició su proyecto solista. Tiene cuatro discos editados: Fetiche (2006, Universal Music), Hana X Melero (2007, Crack discos), Señuelos (2008, Crack Discos/Emi) y Palabras Gastadas (2011, Crack Discos/Emi). Música y letra son de su autoría. Por estos momentos prepara su quinto disco. “Estoy componiendo, voy por la mitad. Ya definí su personalidad. El mundo plástico está más presente. Y me interesa un sonido más tecno, alejarme un poco del pop”, adelanta la cantante, que es la voz y creadora de “Parque de diversiones”, ese tema que se hizo famoso al musicalizar una publicidad de un servicio de Internet.

Compartir: 

Twitter
 

La muestra de Ciliberti, alias Hana, se podrá ver desde mañana a las 19.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.