espectaculos

Lunes, 21 de julio de 2014

SERIES › ENTREVISTA A STEPHANIE BEATRIZ, DE BROOKLYN 9-9

“La TV está tomando riesgos”

La intérprete forma parte del programa que ganó el último Globo de Oro a mejor comedia y fue nominada a dos Emmy. En esta atípica sitcom de TBS, policial y comedia, la actriz nacida en la Argentina interpreta a una recia y sexy oficial de policía.

 Por Federico Lisica

En una escena de la comedia Brooklyn 9-9 (va por TBS los lunes a las 20.35, en episodios dobles), los personajes debaten sobre la mejor película policial de todos los tiempos. Si es Duro de matar, Arma mortal, Día de entrenamiento o esa en la que Tom Hanks tiene como compañero a un perro. La detective Rosa Díaz lanza su veredicto: “Es Robocop. Tiene todo lo que me gusta, violencia gratuita”. Así es el personaje interpretado por Stephanie Beatriz: una Mr. T con mejor maquillaje, menos cadenas y piernas más lindas; una auténtica oficial de Nueva York como John McClane, pero latina, y es por su ascendencia que tiene algo del oficial Poncharello de Chips. Para personificar a esta mujer recia y sexy que se expresa con monosílabos o frases que descolocan (“El Ciudadano Kane es una película de porquería”), la actriz le confiesa a Página/12 que se basó en alguien más cercano. “No utilicé ningún personaje de ficción: fue mi mamá. Ella es muy fuerte, no deja que se metan con los suyos, no le gusta que le digan cómo tiene que hacer las cosas. Y Rosa es así. Pero si mi mamá se entera de que dije esto, me va a matar.”

–Su rol es el de una mujer policía en Brooklyn bastante peculiar, ¿cómo se adentró en el papel?

–Ayuda todo, el entorno, el decorado, la ropa: automáticamente entrás en Rosa Díaz. Pero a la vez quería crear algo un poco distinto. Pensás en un personaje femenino como policía y hay un estereotipo. Lo bueno de Rosa es que es dura y no necesita explicarle nada a nadie. Es como autómata, tan reservada, eso es lo que la hace distinta y graciosa.

–¿Y usted es dura en la vida real?

–Me gustan las camperas de cuero como a ella... pero no. Soy bastante más amistosa. Amo Disneyworld, las flores y esas cosas. Pero creo que de una manera extraña tengo una conexión con ella, tan consciente de su costado femenino y de su defensa a las mujeres. No puedo ser tan ruda, pretendo actuar como si lo fuera.

Hija de padre colombiano y madre boliviana, Beatriz pasó su infancia en Texas, lo cual le allanó el camino para los papeles –cada vez más comunes– de latinos en el prime time de la tevé arriba del río Grande. Su participación más destacada en la televisión, antes de Rosa Díaz, fue como la hermana de Sofía Vergara en Modern Family. “Entiendo el castellano, pero me cuesta hablarlo, porque todo el día hablo con gente en inglés”, explica, y es por eso que en la conferencia con medios latinos no se expresó en el idioma de Chespirito sino en el de Shakespeare. A su linaje que haría delirar a Bolívar, cabe agregar el dato de que nació en el sur argentino, más precisamente en la provincia de Neuquén. “La verdad es que no he vuelto y deseo tanto hacerlo. En la época de la secundaria con los viajes de intercambio soñaba con poder viajar y no se dio. Sin dudas es uno de los items que tengo que completar en mi lista, sobre todo ahora que puedo pagarme un pasaje”, se ríe.

–¿A qué se debe el éxito de la serie?

–Creo que es por los guionistas. Conocen bien a los personajes, a los actores y cómo ensamblar todo ello. No sólo lo que está en el papel sino la dinámica de trabajo en el set. Eso se traslada al espectador, a los críticos, que han respondido tan bien. La buena sintonía ayudó al ambiente de trabajo y que se profundizaran las historias de los personajes. El de Rosa fue uno de los más beneficiados.

–¿Cómo es trabajar con un elenco en el que la mayoría de actores y creadores son tan reconocidos?

–Es increíble. Al principio, un tanto intimidante. Uno de mis sueños era trabajar en una serie como Parks and Recreation (N. de la R.: comedia concebida por los mismos realizadores de Brooklyn 9-9, Dan Goor y Michael Schur). Se lo decía a todos mis amigos. Me gusta porque son comedias inteligentes con elencos muy buenos. Cuando me presenté al casting, di todo lo mejor, porque ansiaba tanto estar en Brooklyn 9-9 básicamente por quienes encaraban el proyecto.

–¿Por qué Nueva York es tan afín a los policiales como CSI o Brooklyn 9-9 que, si bien es comedia, tiene algo del otro género?

–Yo vivo en el barrio de la serie, creo que mi casa aparece en un mapa que se ve en algún momento, y en realidad es un lugar en el que todos desean vivir, muy familiar y festivo. Creo que el programa tiene una mirada retro de Nueva York justamente por el formato.

El foco de Brooklyn 9-9, que acaba de ser nominada a dos premios Emmy, pasa por el día a día de un departamento policial. La inyección de frescura de esta sitcom no sólo pasa por la mezcla de distintos planos de humor, sea el físico, los diálogos, referencias pop o la lisa y llana estupidez. La presencia mayoritaria de personajes femeninos, afroamericanos, latinos y hasta un jefe homosexual vuelve la mezcla menos rancia y más actual. “Creo que la televisión está tomando más riesgos; los productores, guionistas y cadenas se dan cuenta de que el mundo es así y la gente quiere verse a sí misma. No es sólo en este programa, The Mindy Project es otro, son comedias, pero representan de una manera más creíble cómo es la actualidad; se dio un paso adelante y ya no hay marcha atrás”, opina Beatriz.

–Usted señaló que la dinámica en el set es muy buena. ¿Eso lo aprovechan, por ejemplo, en el plano de la improvisación?

–Hay algo de eso. Y en eso ayuda que nos llevemos bien. Sabés qué podés esperar de cada uno de ellos. Claro que por momentos puede ser incómodo, pero la idea de la improvisación es que te sientas libre y que sea excitante. De una manera extraña siento que los demás son como mis mentores, estoy aprendiendo de cada uno de ellos. Andy (Samberg) y André (Baugher) son actores que yo conocía y ahora los tengo a mano, son tan graciosos de ver, no descubro nada, pero cuando vas al set disfrutás y aprendés: soy una afortunada.

Compartir: 

Twitter
 

Brooklyn 9-9 va por TBS los lunes a las 20.35, en episodios dobles.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.