espectaculos

Lunes, 3 de noviembre de 2014

SERIES › FLASH, GOTHAM Y LO QUE SE VIENE

Las viñetas copan la tv

 Por Federico Lisica

Hace unos días, en el diario inglés The Guardian se preguntaban si no había demasiados superhéroes en tevé. En el artículo, un periodista aplaudía el fenómeno (“las series han crackeado el código de los comics”) argumentando que, en comparación con el cine, la pantalla chica era el ámbito más apropiado para el desarrollo de sus historias. Otro periodista, en la vereda contraria, planteaba que no había excusa para que los adultos se siguieran maravillando con los adalides del bien, y que las propuestas audiovisuales de captar un público post adolescente resultaban tan artificiales como la sacarina. En este sentido, Constantine viene a sumarse a un campo superpoblado con historias surgidas del “noveno arte”, tan disímiles como The Walking Dead (su quinta temporada va los lunes a las 22 por FOX) o Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D. (su segunda temporada acaba de ser estrenada por Sony, se emite los martes a las 23).

Warner Channel es la señal que copa la parada con tres programas del género. En su buceo del universo previo de Batman, Gotham (lunes a las 21) resulta la versión más explícita y noir de los comics en tevé. Por este mismo canal se emite la tercera temporada de Arrow (jueves a las 22), producto embebido del manto que Christopher Nolan le imprimió en el cine al encapotado. El último estreno fue Flash (jueves a las 21), envío surgido de la costilla del anterior. “Arrow es como un hermano mayor de Flash, pero es muy diferente a la vez. Cuando se encuentran en un episodio, La Flecha reconoce que tiene una oscuridad que el personaje de Barry no posee. Y eso se puede aplicar al programa que prueba con otros estilos. Puede ser más pasatista y gracioso”, le dijo a Página/12 Tom Cavanagh, quien interpreta al científico responsable de la explosión que le concedió la velocidad al protagonista. “Su poder es concebible como humano, no es que pueda volar o algo súper loco, ahí radica su encanto”, afirmó el actor. Flash y Arrow, realizados por el mismo equipo creativo, situaron a sus paladines en una urbe conocida para los seguidores de DC Comics: Starling City. Según Cavanagh: “Hasta hacer Flash, creía saber un montón de comics. Pero quienes están detrás de estos proyectos saben muchísimo, hay toda una mitología, de décadas y décadas, y hoy todas parecen fusionarse”.

La pregunta sobre la alta densidad de superhéroes en tevé podría suscitar otras inquietudes. ¿Continuará la tendencia para los que alguna vez vivieron dentro de cuadraditos? Deberán amucharse, organizar bien sus capas y lubricar sus músculos ya que Preacher (de AMC), Daredevil (primera serie de un comic para Netflix) junto a Powers, Supergirl, Lucifer y Teen Titans vienen en camino. Si la cantera de Marvel, DC e Image es inagotable, ¿por qué no imaginar a figuras locales como El Cazador con su propio programa? Cuanto menos, sería divertido saber cómo resolvería sus inconvenientes aquel irascible enmascarado hincha de Racing. Fuentes sobran. Ahí están las novelas Kryptonita, de Leonardo Oyola, y la más reciente El rey de los espinos, de Marcelo Figueras. Allí, los todopoderosos vagabundean como los Batman y Robin de Cha Cha Cha yendo a la panadería a comprar flautitas. O Capitán Menganno, el superhéroe “real” del Conurbano, que decidió tomarse un descanso, contrajo matrimonio, se dedica al stand up y sigue yendo a la cancha de Lanús, el club de sus amores. Desde su web (CapitanMenganno.com.ar), promociona su propia escuela de superhéroes y reúne fondos con un objetivo: “Ya vimos muchas películas de superhéroes made in USA, ¡ahora preparate para la película del primer superhéroe argentino!”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.