espectaculos

Lunes, 16 de febrero de 2015

SERIES › AGENT CARTER, MINISERIE DE OCHO CAPíTULOS

El regreso de la heroína pin-up

Primera entrega audiovisual de Marvel que tiene en el rol principal a una figura femenina incluye cuotas de ciencia ficción, humor y vocación por el espionaje. Sus conexiones van más allá de la factoría y hasta emula a la británica Los Vengadores.

 Por Federico Lisica

La semana pasada, Sony estrenó Agent Carter (irá los martes a las 23). Pero desde antes que se conociera el primer episodio de los ocho que conforman esta miniserie, ya daban vueltas por la web imágenes de Peggy Carter (Hayley Atwell) reconvertida en la obrera de aquel célebre poster de la Segunda Guerra Mundial. Ese en el que una mujer enseña sus bíceps como declarando que las de su género también podían con el trabajo duro. Y el juego icónico y temporal es adecuado. Empezando porque Carter surgió bajo el ala de Capitán América, el más propagandístico de todos los superhéroes de Marvel y que tuvo su relanzamiento en la pantalla grande no hace mucho. Conscientes de lo anacrónico, los realizadores de Capitán América. El Primer Vengador fueron lo bastante astutos para jugar desde la ironía con esos elementos en vez de eliminarlos u homenajearlos con solemnidad. Por otra parte, la miniserie se ubica en 1946, cuando la mujer debe hacerse valer frente a sus misóginos jefes. “Ya sabemos que es fuerte y de lo que es capaz, que los tipos suelen tratarla con dureza. ¿Y qué hay sobre sus vulnerabilidades, su humor e ingenio? ¿Qué hay de todos esos otros aspectos, de lo que sacrifica en pos de los otros? Sentí que había mucho más para explorar, lo cual hizo que saltara sin dudarlo hacia la chance de volver a interpretarla”, dijo la actriz.

Atwell tiene bastante cocinado el rol. Ya lo había hecho en aquel film, su secuela, y protagonizado un cortometraje extra en el DVD de Iron Man 3. ¿Cómo es que un personaje secundario logra su propio “evento especial” de ocho capítulos? Es que en Marvel, la auténtica Coca-Cola audiovisual de estos días, toda elipsis y lateralidad sirven para un lanzamiento que busca mantener el sabor original. Con bastante pomposidad, la otrora casa de historietas denomina a todo su pelotón en cine y tevé como “Universo Cinemático de Marvel”.

¿Qué hay de la historia? Las tropas regresan de Europa, y la señorita Carter es relegada a tareas administrativas dentro de los estamentos de la Reserva Estratégica y Científica. Por otra parte cree que su gran amor –Capitán América, claro está– ha muerto en combate, y buscará hallar el balance entre su vida como una mujer soltera y una agente encubierta. Otro de los motores de Agent Carter es Howard Stark, padre de Tony –más conocido como Iron Man–, que busca limpiar su nombre. No se sabe bien a qué bando pertenece ese glamoroso inventor (Dominic Cooper) en la incipiente Guerra Fría, pero Peggy se colocará como su aliada. Mientras tanto, el mayordomo de Stark, Edwin Jarvis (James D’Arcy), ayudará a Carter en sus futuras acciones. Como si la usina Marvel no fuera suficiente, la relación entre Carter y Jarvis se asemeja bastante a la que tenían Los Vengadores, la serie británica de los ’60.

La fórmula de acción, algo tontorrona y con sus buenas frases, encuentra a estos Peel-Steed en el escenario previo al New Deal. Y funciona. “Esa referencia estuvo siempre en mi cabeza. Espero que no le hayamos robado demasiado su sello”, confesó el actor. La apuesta, entonces, recurre al espionaje, con toques de ciencia ficción y comedia. Y como todo producto de este tipo, deja algunas –varias– golosinas sueltas para los fans. De esas conexiones, la más evidente es la de Stark y el apellido de su sirviente, idéntico al programa de inteligencia artificial que secunda a su hijo (Tony/Iron Man). Y está esa institución, con ciertas reminiscencias a Mad Men en su alto nivel de testosterona y trajes, que en el futuro se reconvertirá S.H.I.E.L.D. (organización que también tiene su serie en la pantalla chica).

“Ella es una mujer moderna para 1946, y está avanzada de muchas maneras. No sé si llamarla feminista. Al mismo tiempo debe jugar el juego de otros. Sabe los límites. Usa su ingenio frente a los hombres, en vez de apabullarlos. Es un personaje con varias capas y a la vez es muy accesible”, señaló la actriz. Tantas reseñas al poder femenino pueden ser también una suerte de autocrítica de la Marvel, donde los personajes de este tipo nunca habían tenido su propia serie. Por otra parte, la casa matriz del gran Stan Lee estrenará en este año A.K.A. Jessica Jones (por Netflix) y en cine se anunció que Captain Marvel tendrá como protagonista al personaje de Carol Danvers. No es extraño, entonces, que dentro del equipo de showrunners que le dieron forma a Agent Carter se destaquen dos mujeres, Michelle Fazekas y Tara Butters: “En realidad no necesitás conocer nada de Capitán América o de Marvel. Lo único que tenés que saber es que se trata de una mujer que es espía. Nuestro desafío es hacer algo entretenido entre la gente que sabe todo de Marvel y la que no tiene idea de Marvel”, simplificó Fazekas.

Compartir: 

Twitter
 

En Agent Carter se destaca su protagonista como una encantadora y recia agente en el ambiente de posguerra.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.