espectaculos

Lunes, 27 de junio de 2016

SERIES › SEGUNDA TEMPORADA DE MARCO POLO, POR NETFLIX

Largo periplo del veneciano

En julio llegan nuevos episodios de la serie del explorador en el Extremo Oriente. Además de la temática del choque cultural, la puesta en escena épica y la narrativa clásica, la propuesta inicia el desembarco de la plataforma de streaming en Asia. Habla su protagonista.

 Por Federico Lisica

Habida cuenta de los kilómetros que recorrió Marco Polo, una sola temporada para un programa basado en su persona no iba a ser suficiente. Así es como el próximo viernes se estrenarán por Netflix los diez nuevos episodios de Marco Polo, producida junto a otro gigante audiovisual como The Weinstein Company. “Claramente hay una evolución en esta temporada. Los primeros episodios fueron más bien sobre conocer a la cultura oriental desde una perspectiva europea. Ahora ese mundo ya está planteado, así que podemos adosarle cierta diversión, hay más drama, los personajes tienen mayor complejidad, podemos descubrir sus pasados. Es un paso adelante, elevamos la vara” le dijo el protagonista Lorenzo Richelmy a este diario durante su paso por la Argentina para la promoción de la serie.

Tanto el modelo como la trama continúan la senda de la grandilocuencia, el choque cultural y cierta estructura de telefilm. El europeo del siglo XIII que se vuelve el mejor consejero y arma del gran Kublai Kan (Benedict Wong). “Hay algo que es muy interesante: en realidad nadie sabe demasiado sobre el imperio mongol, que fue uno de los más grandes de todos los tiempos. Y en el medio aparece este chico con menos de veinte años, al lado del hombre más poderoso de esa tierra, y se queda allí por casi dos décadas. Eso pasó de verdad”, planteó su protagonista.

Son los días de gloria para esta potencia, aunque hay un grano molesto: la ciudad amurallada de Xiangyang, el último bastión chino que no logran doblegar. El comienzo de la nueva temporada es imponente: el ataque nocturno con una horda de pájaros prendidos fuego. La fotografía de grandes panorámicas se mantiene como uno de los puntos más altos de esta ficción. “Creo que la estética del programa es de lo mejor que se puede ver hoy en día. Los sets, el vestuario, todo el diseño visual te ayuda a imaginar cómo fue ese mundo. Afecta tu actuación pero acorde a lo que es el proceso, pensás e imaginás de acuerdo a estos tonos”, asegura Richelmy. En el relato histórico, sin embargo, se impone un filtro clásico donde lo majestuoso le gana al dinamismo. Dicho de otra forma, los guiones abonan cierta porosidad narrativa, con intrigas palaciegas, modos shakesperianos, traiciones, algo de erotismo y diálogos que no sorprenden pero tampoco desentonan. Marco Polo es voluminosa y colorida como un fascículo de enciclopedia.

“Tengamos en cuenta que esta es una producción estadounidense, con actores orientales, protagonizada por un italiano. Eso es muy corajudo de encarar. El mundo parece cada vez más chico pero es igual de complejo que entonces, estamos absorbidos por las redes sociales, y Marco Polo nos da la chance de conocer un mundo que ya no existe más, es casi como un recordatorio”, plantea Richelmy. Puede decirse que el título de esta propuesta original de la plataforma on demand resultó casi una excusa para presentar todo un arco de personajes orientales, al punto que el de Wong tiene la misma tanta relevancia como el comerciante del viejo mundo. En este año se suma al reparto estable la reconocida intérprete Michelle Yeoh y también Tom Wu, ambos con experiencia en el género de artes marciales. El motivo tras bambalinas es el desembarco en etapas de Netflix en Asia (estiman que para el 2020 tendrán 9 millones de suscriptores en ese continente). Y en ese contexto debe incluirse la producción y lanzamiento exclusivo de otros contenidos como la secuela El Tigre y el Dragón y el mediometraje Marco Polo: One Hundred Eyes. Este último especial, fue la antesala de la nueva temporada de Marco Polo, a la vez que mostró el origen del personaje de Wu. “Uno de los aspectos más atractivos es que sea ciego y un gran guerrero, puede ser letal con las personas, y lo es en muchas ocasiones”, asegura el actor que le da vida.

¿Se trata de un “Marco Polo for export”? Posiblemente aunque por momentos se torne complicado distinguir entre el origen del producto y sus distribuidores. “Nuestra base es la historia pero a eso le agregamos un condimento especial”, cierra Richelmy.

Compartir: 

Twitter
 

La fotografía de grandes panorámicas se mantiene como uno de los puntos más altos de esta ficción.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.