espectaculos

Domingo, 31 de agosto de 2008

MUSICA › LA GIRA DE REGRESO DE SODA STEREO DOCUMENTADA EN DOS CD Y DOS DVD

Burbujas para disfrutar en casa

La múltiple edición en audio y video está a la altura del profesionalismo y el cuidado estético con el que la banda encaró cada paso de su carrera. Gira Me Verás Volver incluye lo mejor del recorrido de Soda, con algunas perlas imperdibles.

Más de un millón de personas los vieron volver en persona. ¿Cuántos serán los que vuelvan a verlos, ahora desde la comodidad del living de casa? Los dos CD y dos DVD que llevan por título Gira Me Verás Volver documentan para la posteridad esos momentos, únicos y efímeros como una burbuja, que los fans de Soda Stereo vivieron el año pasado. El memento ideal para todos los que, entre otras cosas, le permitieron al trío quebrar el record de Los Rolling Stones: seis noches con el estadio de River a pleno, como ninguna otra banda lo consiguió hasta aquí. Y la múltiple edición en audio y video, como era de esperarse, está a la altura del profesionalismo y el cuidado estético con el que Soda encaró cada paso de su carrera. Por eso eligieron al mismo tipo que diseñó escenarios para Nine Inch Nails para que creara esa nave espacial con pantallas móviles y “ventiladores” de luces, por eso se tomaron el tiempo necesario para que los discos suenen con una claridad que casi desmiente que hayan sido grabados en vivo, por eso eligieron la mejor toma posible de cada canción. Y por eso, seguramente, este combo figurará entre lo más vendido de este año en el que Soda Stereo vuelve a ser visto... como recuerdo.

De los CD, que se venden por separado, hay poco por decir: que suenan increíbles, que siguen el formato de los conciertos (en el disco 2 está “Zona de promesas”, mientras que en el DVD figura “Disco eterno”), que la banda brilla como si no hubieran pasado diez años desde aquel “Gracias... ¡totales!” que parecía haber cerrado la historia. El primero de los DVD sigue un lineamiento similar a los discos: elegir la mejor toma de cada canción y armar el concierto soñado por todos los fans, por supuesto que con un despliegue de cámaras y recursos al que ninguna otra banda argentina podría aspirar. Como en los CD, todo arranca como arrancó la historia: el 19 de octubre, con Gustavo Cerati diciendo: “Una eternidad esperé este instante”, mientras rasgaba la intro de “Juegos de seducción” en River. Zeta Bosio a su izquierda y Charly Alberti más atrás, en un escenario de nivel internacional. Y termina con la explosión de la burbuja: 21 de diciembre, otra vez el Monumental, y “Te hacen falta vitaminas”. En el medio hay momentos para tener en cuenta: Cerati gritando “Fuerza, Perú” durante “Cuando pase el temblor” (el país había sufrido un terremoto hacía poco), el público colombiano revoleando unas lucecitas verdes en un espectáculo único o los fuera de foco de las cámaras en “En remolinos” (con los “ventiladores” de luces como protagonistas).

El segundo de los DVD se merece, y por eso tiene, dos párrafos aparte. Viene bien jugoso, con varias canciones extra entre las que se cuentan las que tocaron los invitados de la última noche (Carlos Alomar, Richard Coleman, Gillespie, Andrea Alvarez y Fabián Von Quintiero) y otras que sólo sonaron en noches especiales (“El rito”, “Trátame suavemente”, “Si no fuera por”, por ejemplo). Y además, dos documentales, aunque bien distintos. El primero, más formal y muy dirigido a los fans, muestra un poco del backstage, aunque lo que se ve es tan correcto que genera dudas. ¿Tan bien se llevaron todos durante la gira? De cualquier modo, hay imágenes interesantes y algunas divertidas: cuando a Cerati se le inunda la habitación en Córdoba y cuando la banda en pleno va a un restaurante con karaoke en Colombia y los tragos hacen que todos se aflojen. El comic relief lo pone el ingeniero de sonido Adrián Taverna que, entre otras cosas, gasta a Alberti cuando se le escapa un palillo mientras toca (“A ver si se lo pegan a las manos”).

Pero más atractivo es el ¿programa de televisión? L&L, pergeñado por Leandro Fresco y Leo García, dos de los músicos invitados de la gira (el tercero fue el histórico Tweety González). Parece que los muchachos se compraron una camarita durante la parada del tour en Los Angeles y desde entonces se dedicaron a entregar premios, a editorializar como podían, a bromear y a meterse en los lugares más vedados para el resto de los mortales. Por ejemplo, la sala de ensayo durante los días que fueron los invitados, las combis o el backstage donde se ve ¡cómo le echan spray en el pelo a Cerati! Además, la sensación de vivir las cosas desde arriba del escenario, en caliente, es muy diferente a la que genera el profesionalismo con el que se trató las imágenes del primer DVD. Nuevas imágenes retro para todos los que, ahora mismo, sueñan con que no haya sido realmente la última vez que vieron a Soda.

Compartir: 

Twitter
 

Soda quebró el record de los Stones en la cancha de River.
Imagen: Alejandro Elias
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.