espectaculos

Lunes, 12 de diciembre de 2005

MUSICA › LA SELECCION NACIONAL DEL TANGO SE PRESENTA HOY EN EL TEATRO COLON

Un clásico para el equipo imbatible

La orquesta, que se formó seis meses atrás, tendrá como invitados especiales a Miguel Angel Zotto y Susana Rinaldi.

 Por Cristian Vitale

Porque el tango es argentino, su selección se parece más a la de pato que a la de fútbol: es imbatible. Formada en junio por unos 15 músicos, realizó una pretemporada eficaz en canchas chicas –el Centro Cultural Torquato Tasso, donde es local, y el ND Ateneo– y ahora le toca debutar en una que no hace mucho habilitó sus tablones a expresiones populares, como debió haber sido siempre: la del teatro Colón. Aunque por supuesto, como equipo imbatible los elegidos juegan en cualquier cancha y no acusan presión. “Por suerte, el Colón ya no suena tan ajeno –introduce el pianista Nicolás Ledesma–. No es que vamos a estar todos duros como si estuviéramos en la estratosfera; la música se contagia y genera muy buena conexión. El arte va a estar de fiesta.”
Así es el clima que se percibe antes del minuto cero –hoy a las 21– entre la decena y media de talentosos que integran el seleccionado, cuya particularidad mayor ancla en una balanceada interacción entre juveniles y seniors. Conviven en el mismo team viejos y prestigiosos maestros, como Leopoldo Federico –algo así como el director técnico–, Ernesto Baffa, Mauricio Marcelli, Osvaldo Montes y el contrabajista Horacio Cabarcos, con nuevos talentos como Pablo Agri, Damián Bolotín y el mismo Ledesma. “Siempre fue difícil unir ‘estrellas’, pero ahora se dio de manera más natural. Ocurre que en los últimos años todos tocamos con todos, cosa que antes no ocurría. Hay un intercambio más fluido, por trabajo y compañerismo. Y esto facilitó la convivencia. Quizás en otra época, los músicos no se prestaban”, apunta Ledesma, también pianista de la orquesta de Federico.
Para su presentación más significativa, la selección no contará con la presencia de dos figuras rutilantes: Rodolfo Mederos y Walter Ríos. No es que les hayan sacado la roja, sino que ambos están girando por Europa con sus respectivos equipos. Pero sí jugarán, a préstamo, el bailarín Miguel Angel Zotto –acompañado por Soledad Rivero– y Susana Rinaldi. “No tengo otra cosa que agradecer que me hayan destinado como voz cantante de esta suma de voluntades. Es un reconocimiento muy grande que me brindan mis pares”, sostiene la Tana ante Página/12. La cantante no quiere deschavar su repertorio, porque busca el factor sorpresa –¿cantará Tinta roja y Naranjo en flor?– pero no evita reivindicar al técnico. “Leopoldo es un grande del bandoneón por perseverancia, talento y tenacidad. Es un constructor permanente. Eso hace que esta selección tenga un atractivo extra para la sociedad que defiende este patrimonio popular.”
Parte del repertorio que este conglomerado de directores e instrumentistas prevé mostrar hoy mixtura clásicos –Chiqué, Tierrita y Bahía Blanca– con composiciones más nuevas, como Sueño de tango (de Federico y Ledesma) o Siempre es Buenos Aires, de Marcelli. O sea que no sólo conviven generaciones, sino distintas escuelas de un género que en suma, para Rinaldi, es uno sólo. “Algunos hablan de tango clásico, pero es una definición que no existe, porque el tango es clásico en sí mismo. Y, como tal, ha dado lugar a renovadores que no le han quitado en absoluto su cosa genuina.” Otra particularidad de la excepcional orquesta radica en su horizontalidad. Ocurre que casi todos dirigen y son dirigidos. “Cuando dirige Leopoldo, el resto le pone todo. Pero él no tiene problemas en hacer de músico; el tema es sumar. En realidad, existe la figura del director porque hay arreglos y arregladores, que tienen que explicar acerca de los mismos. Es buenísimo dirigir y ser dirigido”, sostiene Ledesma. “Para mí es significativo el encuentro –agrega Rinaldi–, porque el tango siempre sufrió el inconveniente de los grandes individualismos, que daba como imposible una realidad como ésta. Pero creo que en las modificaciones de las estructuras humanas también está la posibilidad de que todo cambie.” La orquesta típica y multigeneracional contempla seis violines, cinco bandoneones, viola, cello y piano, y está por editar un Cd y un Dvd en breve. “Apuesto a que sea una mirada concientizadora para mucha gente que descree del tango como hecho potencial y formador, dentro de la cultura popular –sostiene la Tana–. Es importante que mucha gente joven, desde las tres disciplinas del tango, se haya pronunciado a favor de esta manifestación cultural.” Si bien no quiere adelantar los temas que va a cantar, la hacedora de Experimentango adelanta una sensación global sobre lo que el equipo transpirará en la cancha. “Mi percepción es que se van a mostrar las distintas maneras que el tango tiene y que gozan de las preferencias de tanto público. El tango posee una paleta de colores demasiado fuerte como para distinguirlo solamente desde uno de esos colores. Bienvenidas sean las diferencias, porque no hay nadie que diga ‘a mí me gusta el tango lo cante quien lo cante, lo toque quien lo toque’”.

Compartir: 

Twitter
 

En el seleccionado conviven experimentados y juveniles. Leopoldo Federico vendría a ser el “DT”.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.