espectaculos

Sábado, 23 de enero de 2010

MUSICA › SONIDOS JAMAIQUINOS EN EL CARLOS PAZ & LOVE

Reggae en las sierras

Los Cafres, Resistencia Suburbana y Nonpalidece desembarcarán en la tierra del cuarteto y el fernet para dos jornadas de cadencias dulzonas. También habrá músicos de Chile, España y Venezuela.

 Por Adrián Pérez

Hoy y mañana, hasta bien entrada la madrugada, Córdoba será la meca del reggae contemporáneo durante la segunda edición del Festival Internacional Carlos Paz & Love, que “federaliza” el género que Robert Nesta Marley derramó con su guitarra y su root isleño, amplificándolo por todo el mundo. Durante dos días, Nonpalidece, Resistencia Suburbana y Los Cafres; los locales Kingston Jam y La Coca Fernández; más las visitas de los italo-españoles Jahmila, el chileno Quique Neira y La Big Landin Orquesta de Venezuela desembarcarán –entre las seis de la tarde y las seis de la mañana–, en la tierra del cuarteto, los festivales de folklore y rock. Rebautizado “Camping in Love”, el predio del ACA albergará una caterva de artesanos, artistas, diseñadores y lookeadores que, bajo el sonido hipnótico del soundsystem por las tardes y del dancehall por las madrugadas, aplacará la ansiedad de pibes y pibas por ver a las bandas.

Luis Alpha, cantante de Resistencia Suburbana, arriesga algunas respuestas para comprender por qué un género que surgió en Jamaica, una pequeña isla bañada por las turquesas aguas del Caribe, fue ganando adeptos en el país del tango, el rock y el folklore: “El reggae sedujo a todo el mundo y la Argentina no ha sido la excepción. En muchos países se generó un fuerte entusiasmo; un crecimiento vinculado con un mensaje positivo pero también con un ritmo contagioso”. Alpha analiza el estado actual del género y considera que abandonó la “moda de verano” para instalarse definitivamente. “Es patrimonio de Córdoba pero también de otras provincias donde cada vez se organizan más festivales”, evalúa. Sobre la performance de Resistencia Suburbana en el festival, el cantante adelanta que presentaran Con la fuerza del mar, último disco de estudio, pero también tocaran canciones de discos anteriores.

Sin embargo, una rápida mirada sobre la región desde donde partieron los primeros acordes del ska, el rocksteady y el reggae, acerca otras posibilidades. Si se considera el legado económico que arrojó la década menemista (que encontró su climax durante la crisis de 2001), no es ilógico pensar que el auge de estos géneros se debe, precisamente, a la identificación de las nuevas generaciones con un mensaje de esperanza y buenas vibraciones; afinidad cuyos orígenes, a veces, se remonta a los barrios más empobrecidos por la exclusión social, con pibes y pibas que resistieron –y resisten, como pueden– el desempleo y la criminalización. Una instantánea que se repite, por estos días, en Kingston, Puerto Príncipe o en cualquier urbe de las economías emergentes.

Si el mapeo se extiende al estado del arte del reggae, las sospechas de Alpha no tardan en confirmarse. Alcanza con chequear los arribos en Ezeiza, durante el año pasado, para observar que buena parte del mainstream internacional cabalgó por estas pampas, con entradas agotadas en grandes estadios y en reductos más intimistas. La visita en mayo de The Wailers (que llegará nuevamente al Luna, el 28 de enero, junto a Alpha Blondy); los llenos totales en las cuatro funciones de Cultura Profética en La Trastienda; la reciente visita del jamaiquino Andrew Tosh y los chilenos Zona Ganjah en el MDQ Reggae Fest; o las presentaciones de Natiruts y Gondwana en el Primer Festival Sudamericano de Reggae son algunos ejemplos del amor argento por un reggae roots que goza, por estas latitudes, de una excelente salud.

Pero el Carlos Paz & Love también se asienta sobre una sólida base construida en las mismas sierras cordobesas, en las cinco ediciones consecutivas del Oye Reggae. Allí, Dancing Mood, Satelite Kingston, Todos Tus Muertos, Fidel Nadal y Karamelo Santo; Pure Feeling de Brasil y La Abuela Coca de Uruguay; o Mikey Dread, quien se presentó junto a Riddim antes de su fallecimiento, en 2008, también dijeron presente.

Santiago Palazzo conduce La De Dios, programa de radio de las madrugadas de la FM Rock & Pop dedicado al reggae, y será maestro de ceremonias del Carlos Paz & Love. Con ocho temporadas a cuestas, conoce como pocos la escena vernácula y confiesa que el programa “bancó” el Carlos Paz & Love desde sus comienzos. “La radio participó apoyando el reggae en Córdoba, organizando el meet and greet para que los oyentes conozcan de cerca a los músicos. En un Oye Reggae, en épocas donde la producción era bien modesta, llevamos a un ganador ‘con carpa y todo’ en el auto de la radio.” Consultado sobre sus expectativas para este fin de semana, el conductor adelantó que “será una fiesta, más que nada, para el público del interior”. “Van a tener la posibilidad de ver a tres o cuatro de las bandas más importantes del género y eso no es habitual en un festival.” Por ultimo, adelanta que en febrero Israel Vibrationse presentará en El Teatro de Colegiales. Pero a unos cuantos kilómetros de Buenos Aires, en el Valle de Punilla, junto al Lago San Roque, un escenario bucólico de Luna y estrellas espera la llegada de cientos de chicos y chicas para disfrutar de 48 horas de música: de una mística natural que sople a través del viento.

Compartir: 

Twitter
 

Nonpalidece será parte del Festival Internacional Carlos Paz & Love.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.