espectaculos

Sábado, 22 de mayo de 2010

MUSICA › EL OVERTONE QUARTET DE DAVE HOLLAND Y EL GUITARRISTA KURT ROSENWINKEL TOCARáN HOY

Doble programa jazzero excepcional

El contrabajista que brilló junto a Miles Davis se presentará con su notable cuarteto, mientras que el guitarrista formado por Gary Burton lo hará en formato de trío. Será en el Bridgestone Music Festival, en el Teatro Coliseo.

 Por Diego Fischerman

Dave Holland, aquel contrabajista que reemplazó a Ron Carter y formó parte de una de las revoluciones de Miles Davis, es, desde hace más de treinta años, una de las figuras fundamentales del jazz. Su Conference of the Birds, con Anthony Braxton y Sam Rivers, el grupo Circle y sus grupos chicos, desde el cuarteto que registró el fundamental Jumpin’ In (1984) hasta la actualidad, además de sus incursiones en el terreno de las grandes formaciones (la big band que grabó What Goes Around y Overtime) marcan una trayectoria ejemplar, definida tempranamente cuando, aún en su Inglaterra natal, decidió que sería un músico de jazz neoyorquino.

El guitarrista Kurt Rosenwinkel, nacido en 1970, seis meses después de que el contrabajista formara parte de la legión que transformó el jazz con Bitches Brew, es, también, una de las caras fundamentales del jazz de Nueva York. Y su historia, como la de Pat Metheny, tiene como mentor al vibrafonista Gary Burton, que fue su profesor en la escuela Berklee de Boston y en cuyo grupo comenzó su carrera profesional. Holland fue quien, en los ’70, tomó las enseñanzas de los grandes maestros de la década anterior –Scott LaFaro, Gary Peacock– y las llevó a un nivel de virtuosismo nunca visto. Y fue, también, uno de los que pasó por el free jazz más atonal y rítmicamente más osado, y volvió para contarlo. Rosenwinkel pertenece a una generación que aprendió en las academias y que, claro, tuvo a Holland como uno de sus modelos. Para él, las rupturas de fines de los ’60 son parte de la tradición, tanto como Jelly Roll Morton o las sesiones de Charlie Parker con Gillespie. Veinticuatro años –un buen cuarto de siglo de historia del jazz– lo separan de Holland. Sin embargo, ambos encarnan lo mejor y lo más actual del género. Y ambos lo mostrarán en Buenos Aires mañana, cuando a partir de las 21.30 se presenten en la edición porteña del Bridgestone Music Festival, que se llevará a cabo en el Teatro Coliseo (Marcelo T. de Alvear 1125).

Rosenwinkel, que mañana tocará en la Sala Lavardén de Rosario, llega hoy a Buenos Aires con su trío, conformado por él en guitarra eléctrica, Eric Revis en bajo y Ted Poor en batería. Y Holland lo hace al frente (por más que él asegure que se trata de un conjunto de pares) de un verdadero supergrupo, el Overtone Quartet. Junto a él están el saxofonista Chris Potter, el pianista Jason Moran y el baterista Eric Harland. “Son músicos excepcionales que le dan un enfoque muy personal a su música, aunque lo hacen sobre la base de la tradición del jazz”, dijo Holland acerca de los otros tres integrantes del Overtone. “Ya había tocado con cada uno de ellos, sobre todo con Chris (Potter), pero como cuarteto arrancamos el año pasado. El grupo es un verdadero colectivo, por lo que no hay realmente un líder que sobresale. Cada uno de nosotros ha compuesto cosas para la banda y eso ha dado una fluidez orgánica en la música que permite una gran interacción y diálogo. Sólo necesitamos al público para seguir el viaje musical con nosotros. Y estamos ansiosos de presentar este nuevo material en Buenos Aires.”

Sobre sus maestros y el camino recorrido hasta hoy, agregó: “Tocaba el bajo siendo un adolescente de poco más de 14 años y, después de escuchar unos discos de Ray Brown y Oscar Peterson, me compré un contrabajo y empecé a practicar con el nuevo instrumento sobre los discos en los que ellos tocaban. Recuerdo esa época perfectamente y siento que al poco tiempo llegó lo de Miles, los grupos, el quinteto y mis propios discos. Pero creo que lo bueno es que conservo el entusiasmo y las ganas de seguir tocando. Agradezco no haber perdido eso, que es lo que me hace continuar con proyectos como mi propio sello discográfico”. Rosenwinkel, por su parte, dijo estar “realmente contento de poder tocar en Buenos Aires. Lo esperaba desde el año pasado”. Y es que efectivamente en 2009 debió postergarse la visita del grupo a causa de la epidemia de gripe A. “El trío con el que estaremos allí –cuenta el guitarrista– está formado por músicos con una naturaleza poderosa y de gran alcance. Son dos de mis músicos favoritos, tenemos mucha química como trío y estoy feliz de traer esta banda a América del Sur, donde vamos a presentar nuestro último disco, Reflections. Es una suerte de recorrido por standards, pero seguramente tocaremos temas viejos de otros discos míos.”

Compartir: 

Twitter
 

Holland (segundo desde la izquierda) es una figura fundamental del jazz desde hace tres décadas.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.