espectaculos

Domingo, 23 de mayo de 2010

MUSICA › EL LEGENDARIO TRIO ROCKERO ZZ TOP TOCARA EL MIERCOLES 26 EN EL LUNA PARK

Barbas, autos y guitarras humeantes

Esta será su primera visita a Buenos Aires. Tienen más de cuarenta años de trayectoria sin un solo cambio de formación, tocaron con Jimi Hendrix, y Keith Richards los introdujo al Salón de la Fama.

 Por Roque Casciero

Parece un invento, pero es real: la empresa Gillette les ofreció un millón de dólares para que se afeitaran y ellos rechazaron la oferta. Por supuesto. Es que las larguísimas barbas de Billy Gibbons (cantante y guitarrista) y Joseph Dusty Hill (cantante, bajista y tecladista) son ya material de leyenda tanto como el hard rock cargado de blues de los ZZ Top, que serán ilustres visitantes del Luna Park el miércoles 26 de mayo. El trío, que completa el baterista Frank Beard –paradoja: “beard” significa barba, pero él sólo usa bigote–, lleva más de cuarenta años de trayectoria sin cambiar nunca de formación, algo sumamente inusual en un ambiente en el que los egos suelen hacer estragos en las relaciones. “Empezamos hace cuatro décadas y parece que estábamos destinados a seguir. Y todavía nos sentimos bien”, le escribió Gibbons por email a Página/12. Para él, el secreto de la banda es “hacer y seguir haciendo”. “Todo tiene que ver con los mismos tres tipos y los mismos tres acordes. Se trata de estirar las cosas todo lo que se pueda.” El guitarrista, cuyo sonido es personal y único, habla de una “fascinación con la idea de ir a la Argentina”, a pesar de haber tocado en buena parte del planeta. “Escuchamos que en América del Sur al público le gusta mucho lo que hacemos y que tiene la clase de entusiasmo ideal. Por eso estamos muy contentos de tener una experiencia argentina ¡finalmente!”

El trío texano, famoso por canciones como “La Grange” y “Legs”, trabaja desde hace más de un año y medio en su siguiente disco junto al productor Rick Rubin. Se dice que ZZ Top está en busca de un sonido similar al de sus comienzos, pero Gibbons elige una metáfora gastronómica para explicar la interacción entre la banda y el productor que revitalizó las carreras de Johnny Cash y Neil Diamond: “Conocemos a Mr. Rick desde hace mucho tiempo, muy simpático (en español); él nos da excelentes ideas y devoluciones. Pero el verdadero secreto es que Rick Rubin la rompe en la cocina haciendo exquisitos platos vegetarianos TexMex. Así que llevamos la salsa picante y sacamos unos sonidos crepitantes. Simplemente esperamos a que suba la temperatura y ya estamos con la armonía justa”. La receta parece haberle funcionado a ZZ Top, que en 2004 entró al Salón de la Fama del Rock and Roll: “Nuestro buen amigo Keith Richards creó un discurso muy especial y personalizado para darnos la bienvenida. Fue algo extraordinario. El de esa experiencia es un recuerdo ciertamente inspirador”.

–En los comienzos de su carrera abrieron un show para Jimi Hendrix y él dijo que usted era “el mejor guitarrista joven de Estados Unidos”. ¿Puede haber un honor más grande para un violero?

–Sí, nos honró mucho en ese momento y su apoyo ha sido una inspiración desde entonces. De vez en cuando, una versión de “Foxey Lady” hace que volvamos a aquel momento.

–Además de todo su equipamiento hecho a medida, una de las características distintivas de su sonido es que usa como púa una moneda de un peso mexicano. ¿Qué le ofrece de particular?

–Tiene un sonido “tintineante” y, además, si alguna vez me quedo sin dinero, al menos tengo eso... Hemos experimentado con monedas de otros lugares y estamos deseando probar cómo sonará la moneda de dos pesos argentinos. Pronto vamos a descubrirlo.

–Con ZZ Top han colaborado con tantos artistas que la lista es imposible de reproducir. ¿Eso los ayuda a ampliar su sonido y sus ideas musicales?

–Hemos tenido unas cuantas experiencias, sí, y han sido muy provechosas en términos de entender mejor propuestas alternativas. Un momento especial muy reciente fue trabajar con Queens of the Stone Age. ¡Josh Homme la tiene clara!

–Usted ocasionalmente actúa en televisión: hace poco se lo vio en Bones. ¿Disfruta de esas participaciones?

–Sí, lo paso bien, especialmente con un elenco y un equipo tan bueno. Todo tiene que ver con la performance, esa clase de cosas. Ya sabe, ¡a todo el mundo le gusta rockear!

–Gracias a los videos de ZZ Top se han conocido algunos objetos de sus dos más preciadas colecciones: la de guitarras y la de autos preparados. ¿De cuál está más orgulloso?

–Van mano a mano. La combinación es un modo artístico de autoexpresión. Ya perdí la cuenta de cuántas guitarras tengo... “¡Una es demasiado y cien no son suficientes!” La marca Gibson creó un homenaje a la piedra basal del sonido ZZ, la legendaria “Pearly Gates”. Y del garaje de nafta y grasa de ZZ Top viene “Mexican Blackbir”, un hermoso Thunderbird modelo ’58 en excelente forma. Del grito al susurro es siempre el método con los autos y las guitarras.

–Finalmente, ¿podría develar el secreto para tener una barba saludable?

–Es como con todo: una dieta saludable, suficiente descanso, ejercicio y mucho rock’n’roll mantienen la barba en condición “top”.

Compartir: 

Twitter

ZZ Top, “los mismos tres tipos y los mismos tres acordes”.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.