espectaculos

Viernes, 17 de septiembre de 2010

MUSICA › EL GRUPO AYMAMA ACTUARA ESTA NOCHE EN EL CICLO LOS VIERNES MUSICA

“Se nota que hay una apertura”

Paula Suárez, Mora Martínez y Florencia Giammarche coinciden en que esa mayor amplitud, que se nota en los festivales folklóricos, puede ser consecuencia de un “cambio social”. Aymama se presentará en el marco del ciclo gratuito organizado por Página/12.

 Por Cristian Vitale

El repertorio de Aymama va desde Oscar Alem hasta Ramón Ayala, pasando por el Cuchi Leguizamón.
Imagen: Pablo Dondero.

Tres mujeres y un piano. Florencia, Mora y Paula merodean el viejo artefacto de madera con los ojos algo cansados, distantes. Vienen de una ciclópea sesión de grabación y no quieren, por ahora, saber del instrumento. Pero está. Está el piano, cuya extensión humana se llama Paula Suárez. Y están el bombo y la guitarra, los elementos que, en manos de Mora Martínez y Florencia Giammarche, completan la austera instrumentación de este trío que sorprendió al mundillo de la música popular argentina con un auspicioso debut –Folklore argentino– y que ahora va por más con una obra enteramente dedicada a María Elena Walsh. “Estamos en pleno momento de parir el disco, nos sentimos agotadas”, lanza Mora, con más ganas de acostarse y soñar, que de mostrar alguna canción. “Y, nobleza obliga, no vamos a tocar ninguna canción en vivo, hasta que el disco esté en la calle”, sigue ella, jugando a los secretitos. No habrá Walsh, entonces, en el recital que las Aymama darán hoy en el marco del ciclo Los Viernes Música, organizado por Página/12 –Sociedad de Distribuidores de Diarios Revistas y Afines, Belgrano 1732–, pero sí parte gruesa del repertorio que la tríada de féminas sostiene y profundiza en cada mojón de su trayecto, reversiones arregladas, bien defendidas, de piezas de Ramón Ayala, Oscar Alem, Juan Falú, Carlos Pino, Cuchi Leguizamón y Carlos Di Fulvio. “Tal vez nos mandemos con algo en guaraní a capella, más esos ritmos que nos encantan como el estilo, la milonga o la huella”, avisa Florencia.

Cuatro años median entre el origen del trío y su actualidad. Lapso en el que, además de ser parte de varios de los festivales de folklore más importantes del país, han ligado algún que otro premio fogonero como el último Gardel categoría Grupo Vocal-Instrumental. “La verdad es que nos gustaría que la gente consumiera nuestra música cada vez más, poder ser masivas sin dejar de hacer lo que hacemos, ¿no? Un gran ideal, el que la gente deje de escuchar ciertas cosas y nos escuche a nosotras (risas). Aunque es cierto que no es nuestro objetivo final, sino una consecuencia buenísima, una cosa de contagio popular”, dice Paula, con un mate amargo entre manos.

–En ese sentido, ¿qué importancia les dan a los premios?

Mora Martínez: –Es un halago, un reconocimiento. En el caso de los Gardel, el año pasado pasaron cosas especiales: ganó, Liliana Herrero, ganó Spinetta y, en ese contexto, no me parece tan tirado de los pelos que hayamos ganado nosotras. Hubo un cambio de la gente que participa de la elección, que nos hace sentir parte de algo que no es lo mismo de siempre. Eso es lo más piola de los premios.

Paula Suárez: –Sí, es como una apertura que puede querer decir varias cosas... una apertura musical directamente, pero también parte de otra búsqueda en la sociedad. Tal vez esa apertura, que también se nota en los festivales, pueda ser una consecuencia de un cambio social. Sería bueno, porque a veces pasa que se premia a un grupo porque el cantante es bonito, y se produce para vender más... Pero alguien que gana el premio por eso es parte de una estrategia, no de algo genuino.

–¿Y ustedes qué venden? A primer ojo parecen estar equidistantes del folklore “under”, más arriesgado y experimental y del statu quo del género. ¿Lo ven así o quieren ser “Las Nocheras”?

Florencia Gianmmarche: –(Risas) Nuestra búsqueda es, si bien no ser “Nocheras”, sí conservar cierta criollez, por eso no nos salen arreglos tan complicados... Nuestra música refleja lo que somos.

–La pregunta iba más bien enfocada a una actitud respecto del ambiente más que a la cosa musical en sí. No les veo pinta de estar en el cartel y bancarse que les toquen el timbre para firmar autógrafos...

M.M.: –Ah no, eso sí que no (risas).

–Es entendible que lo quieran “guardar”, pero, ¿qué hay del disco homenaje a María Elena Walsh? ¿Cómo lo encararon y por qué ella?

P.S.: –Porque siempre cantamos sus canciones, aparecían y nos hacían viajar por el tiempo y la verdad es que no daba hacer un par de temas nomás, porque cuanto más buscás más encontrás, sobre todo un repertorio folklórico que da con nuestro anclaje. Más que elegir algunas piezas y mecharlas en un disco, ameritaba hacer uno conceptual, temático.

–Una audacia, porque se trata apenas del segundo disco...

F.G.: –Pero era inevitable, y lo queríamos hacer ahora. Tenemos la suerte de que todavía está, y en una de esas podemos compartirlo con ella.

–¿Se enteró?

M.M.: –No aún. Sabemos que no está muy bien, pero queremos mostrárselo y tratar de que no nos lo tire por la cabeza (risas).

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.