espectaculos

Martes, 28 de diciembre de 2010

MUSICA › LOS ENCUENTROS POPULARES MAS IMPORTANTES DEFINEN SUS GRILLAS

Verano, tiempo de festivales

Cosquín mostrará diez lunas “temáticas” con más variedad que la de otros años, Jesús María reunirá a lo más rancio del folklore, Laborde levantará polvareda a puro zapateo, Corrientes celebrará al chamamé y Baradero a la “música popular argentina”.

 Por Karina Micheletto

El verano ya es un hecho tan concreto como los más de 30 grados que aprietan por estas horas, y mientras sube la temperatura el folklore se alista para cumplir con ese múltiple ritual que lo constituye: el de los festivales estivales. Ayer se conoció la programación definitiva del más importante de estos encuentros populares, el de Cosquín, así como las grillas de otros festivales como los de Baradero y Laborde, dedicado al arte del malambo. Otros tantos encuentros como los de Jesús María, el del Chamamé en Corrientes o el de Cafayate, ya están también definidos. El ritmo del verano está por llegar.

Entre el 21 y 30 de enero, Cosquín mostrará diez noches variadas y nutridas. Una reunión de León Giego con Abel Pintos y D-Mente en el show “Unidos por partida triple”, figuras de otros países como Inti Illimani, un segmento dedicado a los payadores, nuevas voces cuyas actuaciones se esperan especialmente, porque pelean este año por la Consagración (la cordobesa Paola Bernal y el jujeño Bruno Arias, por ejemplo), son algunos de los condimentos de esta edición, además de los números puestos festivaleros. El Quinteto Tiempo presentará un tema que ya grabaron con Rafael Correa –sí, el presidente de Ecuador– en un disco de pronta edición con músicos de América latina actual. Entre las actividades extra musicales, se destaca también la presencia del poeta nicaragüense Ernesto Cardenal. Otro cambio importante notarán los que lleguen hasta esa ciudad del Valle de Punilla: la tradicional peña del Dúo Coplanacu, parada obligada de la más bullanguera muchachada, no abrirá sus puertas este año.

La encargada de prensa de Cosquín, Silvia Majul, destaca entre las características distintivas de esta edición, la 51ª, del festival más importante del país la de haber sabido armar noches con segmentos diferenciados, “algunos con el acento más puesto en la escucha atenta, para relajarse y descubrir artistas que para muchos son nuevos. Otras, más volcadas a la ‘festivaleada’, para soltarse a bailar y cantar a coro”, según define. “Noto que este año la programación supo incluir a artistas poco conocidos por el gran público, pero que son referentes del folklore que se está haciendo hoy en las regiones. Luis Baetti de Rosario, Sandra Amaya de Mendoza o Mariano Fretes de Formosa, que fue Consagración del Festival del ’95 y no volvió a aparecer por Cosquín. En ese sentido, este es un Cosquín más abierto”, opina Majul.

Antes, entre el 7 y el 16 de enero, otro festival cordobés de renombre, el de Jesús María, volverá a mostrar un espectáculo que gira alrededor de la doma, y que de alguna manera representa lo más rancio del folklore, en términos identitarios. El año pasado este espacio fue marcado porque, por primera vez en la historia del festival, un jinete resultó muerto, aplastado por su caballo. Los organizadores intentaron pretender que nada había pasado con la consigna “La fiesta debe continuar”. Fue el público asistente el que, indignado, comenzó a irse y obligó a la suspensión del espectáculo. En otro punto cordobés, Laborde, entre el 11 y el 16 de enero, el 44º Festival Nacional del Malambo volverá a mostrar una competencia particular, en la que representantes de las distintas provincias se juegan las botas en el arte malambístico. La propuesta musical incluye actuaciones como las de Chango Spasiuk y Sergio Galleguillo. Un taller de malambo y conferencias alrededor de esta danza completan la propuesta.

En Corrientes, mientras tanto, la 21ª Fiesta Nacional del Chamamé y 7ª del Mercosur tendrá su celebración en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola, con artistas como Ramona Galarza, Raúl Barbosa, Luiz Carlos Borges, Chango Spasiuk y Teresa Parodi. Ya en febrero, entre el 10 y el 13, la bonaerense localidad de Baradero reunirá a figuras como Peteco Carabajal y Jorge Rojas con exponentes tangueros como Osvaldo Piro, Susana Rinaldi y El Arranque, en un festival que se anuncia como de “música popular argentina”, y no exclusivamente de folklore. Estará por allí también el inefable Horacio Guarany, que el año pasado se despidió oficialmente en Cosquín, y que al parecer piensa ir estirando la despedida de festival en festival. Juntadas como las del Proyecto Sanluca (Raúl Carnota, Franco Luciani, Rodolfo Sánchez) y León Gieco, esta vez con Andrés Giménez y D-Mente como coequipers, también forman parte de la programación. Habrá más, a lo largo y ancho del país, donde se viven todas las formas del folklore.

Compartir: 

Twitter
 

Gieco estará en Cosquín con Abel Pintos y D-Mente, con el show “Unidos por partida triple”.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared