espectaculos

Jueves, 10 de noviembre de 2011

MUSICA › PRESENTACION DE LA TEMPORADA 2012 DEL TEATRO COLON

El desafío de achicar una obra gigante

El productor y compositor Cord Garben se refirió a la naturaleza de la polémica adaptación de El anillo del nibelungo, de Richard Wagner. La nueva versión, que cerrará el año, consiste en una reducción de la tetralogía original.

 Por Gustavo Ajzenman

“Las óperas que componen El anillo del nibelungo están basadas en dos columnas: la primera es la acción y la segunda son las reflexiones o pensamientos filosóficos del compositor, que constituyen una gran parte del total. La idea que me llevó a adaptar esta obra fue ver si se podía reducir solo a la acción y quitarle todos los contenidos filosóficos.” De esta forma, el productor y compositor Cord Garben se refirió a la naturaleza de la polémica adaptación de la que haya sido tal vez la composición más emblemática de Richard Wagner. Bajo el título Colón-Ring, fue anunciada oficialmente ayer durante la presentación de la temporada 2012 del Teatro Colón.

La nueva versión, que cerrará el año, consiste en una reducción de la tetralogía original –compuesta por el Oro del Rin, La Valquiria, Sigfrido y el Ocaso de los Dioses– en una única megaópera de casi siete horas de duración. La idea detrás del proyecto es poder llegar a un público que no esté dispuesto a ver las cerca de catorce horas que duran en total los cuatro títulos. “Si queremos abrir estas obras a una parte de la sociedad más amplia, con los tiempos y ritmos que corren hoy en día, debemos abreviar, como ha sido frecuente en la historia de la música”, explicó Garben. Sin embargo, las cuatro óperas originales usualmente se programan para días distintos, mientras que la novedosa adaptación está pensada para ser vista durante una única y maratónica jornada que comenzará a las 14.30 y terminará a las 22.50, con tres intervalos, buffet froid incluido.

El anuncio lo hizo el director del Teatro, Pedro Pablo García Caffi, y también participó la propia bisnieta del compositor alemán y directora del festival de Bayreuth, Katharina Wagner, que además de brindar su apoyo–legal y afectivo– al proyecto, será la encargada de la puesta en escena. Según explicó más de una vez la régisseur, otro de los motivos para la reducción es económico: permitir que aun las salas que no dispongan de recursos para programar el ciclo entero puedan tener acceso a la obra del compositor en formato pequeño. En este caso, el costo de la producción, que será estreno mundial, será de aproximadamente 1,28 millón de euros. “Me gusta hacerlo en un lugar de la tradición del Colón, porque el público es culto y ya conoce la obra”, se entusiasmó Wagner.

Resulta llamativo que de los ocho títulos de la temporada de ópera, uno es en realidad un oratorio y otro será representado en versión de concierto (Rinaldo, de Georg Friedrich Händel). En compensación, habrá varios estrenos. El primero de ellos será, en marzo, La Pasión de San Marcos, de Osvaldo Golijov, un oratorio con ritmos latinos y africanos compuesto en el año 2000. En junio, se presentará por primera vez Edipo, de George Enescu, una de las varias apuestas al siglo XX. En septiembre llegará I Due Figaro, de Saverio Mercante –obra de 1826 rescatada de un manuscrito en la Biblioteca de Madrid–, con dirección de Riccardo Muti.

Tal como sucedió este año con Katia Kabanová, de Leoš Janáèek, y antes con Oedipus Rex, de Igor Stravinsky –cuando era responsable del Teatro Argentino de La Plata–, García Caffi realizará él mismo la dirección de escena, iluminación y vestuario de Erwantung, de Arnold Schönberg, que se presentará a fin de julio junto con la ópera Hagith, de Karol Szymanowski. El director justificó la determinación, que ya había causado polémica las veces anteriores: “Se decidió porque soy el director artístico, y quien dirige el teatro debe saber y debe poder poner una ópera en escena. Va a ser mi tercera puesta, y si bien no es mi profesión, tengo la capacidad, la mente abierta y el espíritu claro”.

En la conferencia se anunció también que el nuevo director del Centro de Experimentación será el compositor Miguel Galperín, aunque no se explicó el motivo del alejamiento de su antecesor, Willy Landin. Además, se presentó el tercer año del abono Bicentenario, en el que la apuesta fue por las grandes figuras. Se destaca el ciclo de pianistas: el chino Lang Lang, los rusos Evgueni Kissin y Arcadi Volodos y el húngaro Andrá Schieff. El canto tendrá su punto más alto con la visita de la soprano Renée Fleming.

Compartir: 

Twitter
 

Bajo el título Colón-Ring, la megaópera fue anunciada oficialmente ayer.
Imagen: Daniel Dabove
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.