espectaculos

Lunes, 25 de febrero de 2013

MUSICA › JERóNIMO SAER ACTUARá HOY EN LA ALIANZA FRANCESA

Cóctel de activismo, hip hop y aerosol

El músico y grafitero presentará su segundo disco, Champagne & dulce de leche, título que simboliza su mezcla francoargentina. “Quería simbolizar el intermedio que es mi música”, dice Saer, que incluirá una canción basada en un poema de su padre, Juan José.

 Por Facundo Gari

El champagne como tesis, el dulce de leche como antítesis, Jerónimo Saer como síntesis: Champagne & dulce de leche será el segundo disco del rapero, instrumentista no convencional y grafitero, que saldrá a principios de marzo cortesía del sello Ultrapop. “Quería simbolizar el intermedio que es mi música, mi mezcla francoargentina, y representar también la manera en que el álbum fue hecho, porque realmente ocurrió entre Buenos Aires y París”, le cuenta a Página/12 a la vera del recital que dará hoy a las 20.30 en la Alianza Francesa (Av. Córdoba 946). Además de los adelantos pertinentes –entre ellos, una canción basada en un poema de su padre, Juan José–, el show servirá para “despedir” los temas de su debut en las bateas, Machine Gum (Los Años Luz, 2006), aproximación inaugural no sólo a la soledad del escenario sino a una densidad latinoamericana que lo cautivó y lo decidió, hace un año, a mudarse definitivamente a la Argentina con su mujer y su hija.

Es que, aunque lleve sólo dos discos, la trayectoria de Saer comenzó a mediados de los ’80, cuando terminaba el bachillerato en París, su ciudad natal, y formaba Department E, orquesta de quince integrantes considerada fundante del hip hop live internacional. Luego rapearía para Foxaphonx y La Rime Team, hasta la independencia, que tuvo de experimental lo que tiene el abandonar la casa familiar. Su primer disco es depositario de sus “locuras” por el sampling de sonidos urbanos y por sacarle notas a cuanto objeto tenga al alcance. Ahora, a sus 42, a los recitales lleva computadoras y consolas para afilar sus mixes de electro, funk, hip hop y música latina; pero les suma cajas con juguetes, aerosoles vacíos y panderetas artesanales.

Esta última particularidad de sus performances le sirve de entrada lúdica al trabajar con pibes de barrios pobres, tarea “militante” cuyo origen rastrea en su educación e incluso en el contenido crítico del género que cultiva. “Con un amigo armamos una fundación, Globomusic, con la que realizamos talleres de música, moda y arte gráfico en París, América Central y en la Argentina. Me interesa que sea una propuesta artística y educativa de calidad”, señala. En esas clases, Saer enseña a sacarle ritmo al “entorno cotidiano”. Admite, no obstante, que “la idea no es que hagan melodías sólo con ladrillos”, y por eso la fundación se encuentra trabajando con diversas empresas en pos de “ponerles a los chicos instrumentos en las manos”. “Si los de la villa no tienen dinero para ir al centro y los del centro dicen que tienen miedo, el agujero se agranda. Hay que sacarse el miedo yendo, conociendo”, receta. No sin aclarar: “No defiendo sólo a los artistas militantes; en mi caso, esa militancia es parte de un todo: tengo temas de denuncia y temas para divertirse”.

En definitiva, se podría alegar que la denuncia lo divierte. Eso transmite sobre el escenario cuando le canta al ex presidente Nicolas Sarkozy. “Miré las elecciones francesas acá, con amigos. Súper contento: se fue, lo echamos”, celebra a puño cerrado, gesto que repite cuando en la charla se cuela la reciente sanción del matrimonio igualitario francés. No obstante, aún no se anima a rimar sobre sociopolítica argentina. “Conozco un poco, pero me parece muy complicado. Tengo discusiones contextuales con amigos de Buenos Aires y del interior que en principio me parece que pensarán igual pero que finalmente tienen preferencias políticas muy diferentes”, observa. Aunque no sea con letras de reclamo a propósito de la actualidad local, Champagne & dulce de leche será un regreso al “primer amor”, tras un álbum puramente instrumental: el nuevo disco registra sus rapeos en español y en francés, así como los de cantantes de acá y de allá invitados. Cuatro figuras que destaca de entre los convites artísticos: la fotógrafa Nora Lezano para el arte de tapa, el bajista Javier Malosetti, el guitarrista Leonardo Martinelli (de Tremor) y el percusionista Guillermo Saer, primo que llegará desde Rosario para sumarse al recital de hoy.

Compartir: 

Twitter
 

Saer nació y se crió en París. Desde hace un año está radicado con su familia en Buenos Aires.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.