espectaculos

Lunes, 11 de marzo de 2013

MUSICA › EL MIERCOLES COMIENZA LA TERCERA EDICION DE NUEVAS MUSICAS POR LA MEMORIA

Sonoridades que apuntan al futuro

Jorge Sad Levi, Jimmy Herrera y Ezequiel Esquenazi, organizadores del encuentro que se extenderá hasta el sábado en el ECuNHi, coinciden en que “este festival es posible después de haber resignificado lo argentino, es un gran cambio de paradigma”.

 Por Cristian Vitale

“La cinta corre”, se tranquiliza Ezequiel Esquenazi, preocupado por un estoico grabador que parece estar en las diez de últimas. La cinta corre, sí, y correrá hasta que él más los dos que completan el triunvirato organizador del Nuevas Músicas por la Memoria expliquen de qué va su tercera edición: Jorge Sad Levi, su director, y Jimmy Herrera, el vice. El Nmxlm 2013 –tal su sigla– arrancará el miércoles próximo y se extenderá hasta el sábado 16 en el ECuNHi (Libertador 8465) bajo el fin que lo moviliza desde su hora cero: ser un festival de música contemporánea argentina interpretada por músicos argentinos, cuya programación sea producto de una convocatoria pública y abierta. “La idea es presentar una alternativa al modo de difusión de la música contemporánea. Vamos por la pluralidad estética y la creación nacional, todo lo contrario de la idea curatorial de programar en base a las preferencias del programador. Hablo de incluir”, introduce Sad Levi, mientras relojea el grabador y detecta que todo anda bien. “Y hablo de una perspectiva política: la de plantearlo en el campo de la música contemporánea, que fue el último del ámbito del arte en tomar una posición a favor de los derechos humanos, porque el campo de los compositores fue históricamente reacio a posicionarse políticamente. Convocamos a perder el miedo y apoyar las políticas actuales de inclusión, a todo nivel. Digamos que este festival es posible después de haber resignificado lo argentino, es un gran cambio de paradigma”, extiende su principal impulsor.

Pluralista e inclusiva, entonces, es la impronta de este festival que contará entre sus protagonistas con Sebastián Schachtel –tecladista de Las Pelotas– con la puesta Metal (miércoles); a la célebre compositora acusmática radicada en París desde los años ’60 Beatriz Ferreyra, con su obra Río de los pájaros azules (viernes), y a las tres obras de los miembros del triunvirato, como parte de las 25 seleccionadas para mostrar cada día, desde las 20.30, con entrada libre y gratuita. En el caso de Esquenazi (jueves), se trata de una obra de improvisación llamada igual que un tema del segundo disco de Almendra (“Vete de mí, cuervo negro”), con Ana Foutel en piano preparado y Esquenazi en samples y sintetizadores. “El título es una especie de homenaje a ese momento del rock argentino, a ese momento experimental ¿no?..., es un guiño al lenguaje Spinetta”, dice el compositor.

Sad Levi, por su parte, mostrará el sábado Transparencias, una obra mixta –cuarteto de cuerdas y cinta– que expondrá el cuarteto de cuerdas Untref. “La pensé en el 2000, inspirada en la lectura de La transparencia del mal, de Baudelaire, una pieza armada a partir de un sampler de un vidrio que se rompe, que determina todo lo que tocan los instrumentistas”, dice. Y Herrera expondrá un quinteto para flauta, clarinete, violín, violonchelo y piano llamado Eta Karina. “El nombre alude a una nebulosa de la Vía Láctea que está en convulsión permanente y la obra trabaja con el desarrollo de un gesto musical que fuerza al instrumentista a transformarlo en corporal”, explica el músico, que mostrará su interpretación este jueves.

Posible gracias a la labor de Rodolfo García –programador musical del Espacio Cultural Nuestros Hijos–, el Nmxlm se lleva a cabo desde 2011 y cuenta con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Nación, el Fondo Nacional de las Artes y del Enerc, la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica. “Un gran cambio, si tenemos en cuenta que hasta hace muy poco la que manejaba el FNA era Amelita Fortabat, ¡los Medici 400 años después!”, se ríe Herrera. Sad Levi se posiciona en el presente: “Entre quienes programan en el Teatro Colón hay dos imputados por delitos de lesa humanidad, porque la elite ha puesto sus fichas directamente en la música contemporánea; hay tipos enquistados ahí y nosotros, como compositores; si queremos escribir una obra sinfónica tenemos que lograr el favor de esos tipos, entonces había una necesidad enorme de que se abriera un espacio alternativo para esta música, incluso para el público que viene a ver esto y, pese a que se da cuenta de que es un lenguaje raro, le abre un vínculo con el dolor, ¿no? Uno podría pensar que la disonancia y la complejidad son síntomas de un dolor del que la música pop no quiere hacerse cargo... este ámbito da para sentir más que para entender”. “Sí –tercia Esquenazi–, el ECuNHi es un espacio muy fuerte y determina muchas cosas, es un marco que resignifica todo lo que hacemos, entre las Madres de Plaza de Mayo, su lucha, los Derechos Humanos, en fin, un símbolo cultural muy importante.”

Compartir: 

Twitter
 

Sad Levi, Herrera y Esquenazi, responsables de un festival con entrada libre y gratuita.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared