espectaculos

Viernes, 2 de agosto de 2013

MUSICA › HORACIO LAVANDERA TOCARA OBRAS DE MOZART JUNTO A LA CAMERATA BARILOCHE

“Todo lo que sea sonido me atrapa”

El pianista y la orquesta se cruzarán en el Auditorio de Belgrano, con entrada gratuita y organizado por el Plan Nacional de Igualdad Cultural y la Secretaría de Cultura de la Nación.

 Por Diego Fischerman

En la anécdota que cuenta su director se cifra una síntesis. Nacido en Chile, formado en su país y en Estados Unidos y ganador por concurso del cargo de concertino en la Orquesta Estable del Teatro Colón, el violinista Freddy Varela Montero conduce la Camerata Bariloche desde hace tres años. Y cuenta: “Aquí es mucho más que una orquesta; tiene un lugar simbólico muy fuerte. Todos la conocen. Uno sube y el chofer, aun si no la ha escuchado, no sólo sabe de su existencia sino que está orgulloso de ella. Y ocupa también un lugar muy importante en América. Allí en Chile, en Concepción, donde pasé mi infancia, los discos que escuchaba cuando era chico eran los de la Camerata”.

Creada en 1967 y conducida, a lo largo de los años, por Alberto Lysy Rubén González, Elías Khayat y Fernando Hasaj, la Camerata tiene “un estilo”, reconoce Varela Montero. Y, también, “una posibilidad de construir nuevas cosas a partir de allí”. Una de ellas es la relación con el pianista Horacio Lavandera y el proyecto de tocar juntos algunos conciertos solistas que no requieran grandes orquestas. Ya habían tocado en 2007 y 2010 y hoy, a las 20.30, abordarán dos obras de Wolfgang Amadeus Mozart, el Concierto Nº 9 K271 y el Nº 23 K488, que Lavandera conducirá desde el piano. Con entrada gratuita y organizado por el Plan Nacional de Igualdad Cultural y la Secretaría de Cultura de la Nación, este concierto, en el Auditorio de Belgrano (Virrey Loreto y Cabildo), se repetirá el próximo martes 6 en el Teatro Auditorium de Mar del Plata y el día siguiente en el Teatro Argentino de La Plata. Tanto en Buenos Aires como en La Plata, el programa se completará con la Serenata Nº 13 K525 Pequeña Música Nocturna, también de Mozart, y “Adiós Nonino”, de Astor Piazzolla, mientras que en Mar del Plata en lugar del Concierto K488 harán el Nº 11 K413. “El pianista austríaco Paul Badura-Skoda, tomando como suya una frase de un pianista austríaco desconocido, decía que le sonreían los dedos al tocar Mozart”, comenta Lavandera a Página/12. “A mí, en lo personal, me fascina interpretar su obra; toda su delicadeza y pureza se acercan a lo que considero el ideal de una obra maestra.”

–¿Cómo se ubica frente a estas obras? ¿Tiene en cuenta lo realizado en los últimos años por las corrientes historicistas?

–Sí, por supuesto. Desde 2008 estudio en Salzburgo dirección orquestal con Jorge Rotter, catedrático de la Universidad Mozarteum de Salzburgo. Con él investigo los orígenes y la interpretación desde un punto de vista histórico. Estoy permanentemente informado de los estudios, no sólo de conclusiones actuales como las de Paul Badura-Skoda y Friedrich Neumann, sino también con los tratados de Leopold Mozart. El trabajo de orquestas historicistas es de mucha influencia en mi interpretación. El trabajo con la orquesta lo sustento en mi material de la Editorial Bärenreiter con los últimos detalles de estudios musicológicos. Todo esto es para dar mucha vida a la ejecución, para no caer en lugares viciados, para renovar la interpretación pero con un estudio muy profundo del pasado. Dirigir estos conciertos para piano, desde el piano, es a su vez la manera como Mozart los estrenó.

–Martha Argerich decía que ella temía a Mozart, por su transparencia. ¿Hay repertorios que le inspiren alguna clase de miedo?

–Diría que, ante todo, me gustan los desafíos. Además, todo lo que sea sonido me atrapa.

–¿En qué medida modifican su perspectiva como intérprete sus estudios con el compositor Alberto Posadas?

–Mi encuentro con él fue decisivo en mi camino como compositor, pero en mi condición de intérprete intento ponerme en el lugar de cada compositor y meterme en su obra. Trato de llegar al momento de concepción de la misma, analizando todas las herramientas que usó para su creación. Los procesos matemáticos volcados a la música tienen un atractivo poético que obligan a replantear los métodos clásicos de creación; se trata de nuevos horizontes sin límites de investigación. Tal es la pasión que siento por esto, que el año pasado fui convocado por el Ministro Lino Barañao, titular del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y la Lic. Cecilia Moncalvo, Directora de Tecnópolis TV, para llevar adelante el ciclo de conciertos “Noches de Música y Ciencia” junto a prestigiosos científicos como Alberto Rojo, Pablo Amster, Adrián Paenza, Daniel de Florian y Alejandro Gangui, con quienes a través de obras de Iannis Xenakis, Karlheinz Stockhausen, Pierre Boulez, Posadas, Fabián Panisello, Martín Matalón y Mauricio Kagel, ente otros, se explicó la relación entre la música y la ciencia. Este año redoblaremos la apuesta con el ministerio y habrá actividades tanto en Capital como en el interior del país. El objetivo es tener a corto plazo un centro de investigación acústico musical y seguir difundiendo para todo el público estas actividades.

Compartir: 

Twitter
 

Lavandera y la Camerata en uno de sus encuentros anteriores.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.