espectaculos

Viernes, 15 de agosto de 2014

MUSICA › MUSICA 4 VIENTOS Y SU MUSICA EN MOVIMIENTO, HOY EN EL ND/TEATRO

Cómo soplar todos los estilos

“Tras todos estos años, es un logro sentir que estamos en nuestro mejor momento y tenemos mucho para dar”, dice el cuarteto, que sigue celebrando con un público fiel a través de composiciones propias y un abanico que incluye a Spinetta, Piazzolla y Beethoven.

 Por Sergio Sánchez

¿Cómo se hace para cruzar a Mozart, Gilda, The Beatles y al chamamé en un mismo escenario sin caer mal parado ni sonar forzado? 4 Vientos, el emblemático cuarteto de saxofonistas-actores, tiene la respuesta. En Música en movimiento, el grupo pone en escena una selección de las mejores piezas de su particular repertorio: el clásico popurrí de películas y series (“Rompepelículas”), composiciones propias y versiones a puro viento de “Kicho” (Astor Piazzolla), la beatle “Penny Lane” y, entre otras, la “Sinfonía 40” de Mozart; todas atravesadas por divertidas coreografías, gags de humor y complicidad con el público. El universo teatral y el musical se toman de la mano como si hablaran el mismo idioma. “Es un logro haber estado juntos todos estos años y todavía sentir que estamos en nuestro mejor momento y tenemos mucho para dar”, se alegra Jorge Polanuer, uno de los fundadores de este cuarteto que acaba de cumplir 26 años de trayectoria. La presentación del espectáculo será hoy, a las 21, en el ND/Teatro, Paraguay 918.

Si bien Música en movimiento se estrenó hace seis años y fue registrado en DVD, lo que se verá es una obra actualizada y aceitada. Entre las novedades, los protagonistas prometen versiones de “Barro tal vez” (Spinetta) y “Chacarera del 55” (Pepe y Gerardo Núñez). Aunque el cuarteto integrado por Leo Heras (saxo soprano y clarinete), Diego Maurizi (saxo alto), Polanuer (saxo tenor y flauta) y Julio Martínez (saxo barítono) no les tema a los desafíos, el percusionista Daniel Tejeda sumará su bombo legüero en la parte más folklórica. “En este espectáculo establecemos como un contrato, un juego en el que público y artista se comprometen a cumplir con ciertos derechos y obligaciones. Es un espectáculo bastante participativo”, adelanta Polanuer. “El guión nos lleva a que nuestros personajes tengan una cosa humorística, buena onda, no chabacano”, cuenta Diego Maurizi. Y sigue: “Nos interesa tomar al público como cómplice, hacerlo reír, pasar un buen momento, no faltarle el respeto y valorarlo como parte del espectáculo”.

En el escenario son más que cuerpos interpretando instrumentos. Son cuerpos en movimiento, inmersos en un hecho teatral, en diálogo permanente con el público. En todo este tiempo, los invitaron a “más festivales de teatro que de música”, señala Diego Maurizi. Se presentaron en encuentros de esa clase en Miami, España, Portugal, Venezuela y Costa Rica. “No podemos salir a escena sin pensar en un vestuario”, resalta Maurizi. “Cuando tenemos la oportunidad de tocar en distintos tipos de eventos, tenemos que ver el lugar para definir una propuesta escénica, cómo vamos a ocupar el espacio, qué tipo de estrategia pondremos en juego. Siempre hay un concepto espacial, teatral, una dinámica y roles asignados.” Sin embargo, el músico remata: “Si nos tuviéramos que autodefinir diríamos que somos músicos, actores y bailarines, pero primero, músicos. Lo que pasa es que en el proceso creativo del grupo se han dado espectáculos a veces más teatrales, haciendo más hincapié en lo escénico, en los personajes”. Para Polanuer, 4 Vientos es “setenta por ciento musical y treinta teatral”.

–Si bien trabajan bastante con el jazz y la música clásica, ¿buscan que la música popular latinoamericana ocupe un lugar importante?

J. P.: –Sí, en esta ocasión tenemos huayno, chacarera, chamamé, tango, música brasileña. Predomina la música argentina con respecto al jazz en este espectáculo.

D. M.: –Es que hemos tenido en los últimos años una fuerte vivencia federal. Sentimos cada vez más el compromiso de llevar nuestra música a todos lados. Si bien hay una impronta ecléctica, hay un llamado muy fuerte para con la música nuestra.

–En 4 Vientos conviven en armonía Gilda y Mozart. ¿A qué se debe?

J. P.: –Los saxos permiten que se genere una unidad, y eso nos da la libertad de hacer siempre lo que queramos. Nos permitimos ir a terrenos inexplorados, no hay limitaciones musicales.

D. M.: –Hay un logro desde los arreglos y un beneficio de la característica del instrumento. Por su ductilidad, permite que toquemos “Penny Lane” y suene bien, aunque no haya batería ni guitarra. El saxo es muy amplio en su posibilidad dinámica y tímbrica.

J. P.: –Los arreglos que hacemos para cuarteto son muy diferentes de los arreglos estándar que hay para esa formación. Son más completos, porque nos interesa emular a grupos de rock y orquestas de música clásica.

–¿Fue una forma también de romper con la solemnidad de ciertos estilos musicales?

J. P.: –Eso lo hicimos desde el principio, desde muchos puntos de vista. El hecho de tocar de memoria implica romper ese molde. También lo son movernos, hacer reír y tocar todo tipo de música. En realidad, el hecho de romper no fue tan intencional, simplemente fue una necesidad expresiva que tenemos cada uno de nosotros.

D. M.: –Al principio, cuando nació la idea de hacer conciertos para chicos, queríamos que disfrutaran la música. Que escuchen Beethoven o Piazzolla y que no sea algo aburrido, complejo, oscuro, distante. La idea siempre es brindar buena música, lo mejor que podamos, pero que sea accesible, no acartonado.

J. P.: –De todas formas, nuestra propuesta es más amplia y llega a todo tipo de público. No hace falta que sea música infantil o fácil para que les guste a los chicos, tiene más que ver con la entrega en el escenario.

–A lo largo de estos 26 años, ¿cuáles son los mayores logros?

J. P.: –Uno de los mayores logros y alegrías es haber conocido a tantos artistas que nos ayudaron a formarnos como actores. Haber sido dirigidos por Mario Camarano, Claudio y Gerardo Hochman, Claudio Gallardou, José “Toti” Glusman, Daniel Casablanca, y haber sido también coreografiados por Teresa Duggan, nos ha enseñado mucho. También haber tocado con Les Luthiers y pasar por tantos teatros. El Chango Spasiuk, Andrés Calamaro, Bob Telson y otros han colaborado con nosotros. Son experiencias que uno no se las olvida. Tocamos también en la inauguración del ECuNHi y para las Madres de Plaza de Mayo.

D. M.: –Más allá de que tocamos en otras partes del mundo, haber conocido casi todo el país te llena de orgullo. Argentina es genial, es grandísima, variada, tiene gente muy valiosa.

Compartir: 

Twitter
 

4 Vientos incorporó nuevas versiones a su repertorio.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.