espectaculos

Martes, 16 de junio de 2015

MUSICA › LA BANDA TRIBUTO GENETICS TOCARA JUNTO A STEVE HACKETT, MIEMBRO FUNDADOR DE GENESIS

El cordero se acuesta en el Coliseo

El guitarrista ya se presentó en Buenos Aires este año, pero regresa para compartir con los músicos argentinos dos shows –mañana y pasado, en el Coliseo– en homenaje a Ignacio Rodríguez Genta, el cantante de la banda fallecido en enero.

 Por Cristian Vitale

Corría 1993 cuando Steve Hackett visitó por primera vez la Argentina y Rael, agrupación que integraba Horacio Pozzo, se alzó con la suerte de abrir el show. “Entre todos nuestros temas hicimos uno de Genesis que lo sorprendió: ‘Fountain of Salmacis’. Incluso nos agradeció en público”, evoca el ex tecladista de aquella banda argentina que por entonces seguía las huellas de los maravillosos Genesis. Largo hiato de por medio –corría 2011–, hubo un nuevo contacto: ya como Genetics, parte de los ex Rael empezaron a recrear obras completas del Genesis clásico –el de Peter Gabriel, claro–, Pozzo le mandó un mail al guitarrista para saber si cobraba los derechos como la ley manda y Hackett respondió que estaba todo bien. “Después se enteró de la muerte de Nacho, nuestro cantante, se comunicó con nosotros y en marzo, la última vez que vino, lo invitamos a un asado. Así surgió la idea de hacer estos shows, que son en homenaje a Nacho”, informa el ahora tecladista de Genetics. El único dato a respetar era que tenía que ser antes de julio –gajes de agenda– y la juntada (Genetics + Hackett) se concretó finalmente para mañana y el jueves (a las 21.30, en el Teatro Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125).

–¿Qué pasó en ese asado?

–(Risas.) Obviamente, salió el tema Genesis. El contó cómo habían sido los principios de la banda, que para él habían sido difíciles. Y yo, como además de ser tecladista toco guitarra, hablé del instrumento. Me contó que estaba investigando una afinación distinta para la guitarra española, en Sol menor, y esas cosas... Detalles, digamos. No fue para nada una reunión de fans, sino más bien una charla en la que se hablaban distintos temas. Tengo 57 años, la música de mi adolescencia fue Genesis y le agradecí por eso, claro. Aprendí a tocar la guitarra de una manera distinta escuchando a ellos y, no sé, cuando tocamos “The Musical Box” y hay tres guitarras sonando y un laburo de armonías muy original del cual uno ha aprendido mucho.

Los conciertos serán en homenaje a Nacho Rodríguez Genta, el cantante de la banda tributo a Genesis, que murió el 19 de enero, luego de aportar su voz a las revisiones enteras –y en vivo– de tres maravillas del rock de los ’70 (Foxtrot, Selling England by the Pound y The Lamb Lies down on Broadway) en sus respectivos cuadragésimos aniversarios, y tratando de recrear la estética y la atmósfera de la banda inglesa en todas sus aristas. En concreto, repasar gemas del Genesis período 1970-1977, con un plus deluxe corporizado en Hackett (ver aparte), más el mismo Pozzo, Daniel Rawsi, Leo Fernández y Claudio Lafalce. “Ninguno de nosotros es el típico fan que cree que la música de Genesis es la mejor del mundo. Sí creemos que ocupa un lugar en la historia y un lugar en nuestras vidas, por supuesto, pero yo en 1978 dejé de escucharla. Los vi en vivo en Francia y después me aburrí, qué sé yo... Ya escuchaba jazz, Joni Mitchell y ahora acabo de grabar un disco de tango con guitarras, con Lafalce y Martín de Aguirre (Bigtime porteño), que va por otros lados”, cuenta Pozzo.

–¿O lo decepcionó ese Genesis que vio, ya sin Gabriel y Hackett?

–No necesariamente. Del Genesis de Phil Collins escuché un par de cosas y no me interesa mucho. No sé. No es mejor ni peor, es distinto, pero no creo en las rivalidades ni en las etiquetas. Lo que me interesa es el ahora y el desafío que implica estar los cinco muy ahí: los volúmenes, los sonidos; en fin, disfruto y aprendo. El día que diga “esto lo estoy haciendo de taquito”, ya está, dejo de hacerlo.

–Lo que hicieron, hasta aquí, fue reponer una obra de Genesis por año. ¿Cómo manejarán el repertorio esta vez? ¿Lo congeniaron con Hackett?

–Elegimos los temas en función de él. Genesis firmaba los temas como banda, pero si los seguiste, sabés bien quién tenía peso en cada tema. Armamos un listado pensado en eso, le mandamos un mail de consulta, y él fue eligiendo: “Firth of Fifth”, “The fountain of salmacies”, “The Lamia”. Es como tocar música clásica, porque la música está escrita y hay que respetarla por el bien de todos (risas). Que venga Hackett en este momento en que estamos presentando cantante nuevo es un apoyo muy grande para él, porque la gente va a mirar más a Hackett.

–¿Cómo llevan esto de ser una banda tributo? Se intuye algo complejo porque no es lo mismo ser Genesis que la banda que hace sus temas, por mejor que los haga. Muchos fans se resisten.

–Para un montón de gente, la banda tributo es como la liga B, sí. Está la liga A, que es la banda en sí, y la B, y por eso entiendo que la gente diga “no me interesa verlos”. Pero hay otras cosas: hay muchas bandas tributo que no son buenas, y otras, por ejemplo de Los Beatles, que saturan el mercado, por más que toquen bien. Pero esto no pasa con Genesis. O con Zappa. Tal vez resulte más interesante ver a sus bandas tributo, creo. Cuando hay una música que no se escucha en la radio, que cobra vida en vivo, ahí va mejor. Yo, al menos, voy, porque la música en vivo tiene un valor distinto.

“Reunir un calendario de emociones”

Atento pero escueto, como le cabe a un lord inglés, Steve Hackett respondió algunas preguntas sobre su nueva presentación en la Argentina, esta vez como “guitarrista estrella” del concierto que Genetics realizará en homenaje a Ignacio Rodríguez Genta, el cantante de la agrupación tributo a Genesis, muerto en enero. “Los conciertos son en honor a él, un cantante muy querido igual que el resto de los integrantes. Digo esto porque la banda captura el espíritu de la música original de Genesis, de una manera muy auténtica”, señaló el músico británico a Página/12. “Hemos elegido tocar canciones del período 1970-1977, y creo que es algo intrigante y atractivo. Es como reunir un calendario de emociones... En particular, disfruto mucho haciendo ‘Dancing with the Moonlit Knight’, por su amplio abanico de influencias musicales”.

Esta será la segunda visita de Hackett a Buenos Aires. La primera fue en marzo, cuando dio dos formidables recitales en el Teatro Opera, como parte de la gira Genesis Extended. “Me emocionó mucho visitar la Argentina. Estuve varias veces, pero esta vez pude estar bajo la maravillosa luz del sol. Fue genial tocar, pero también explorar diferentes partes de Buenos Aires, que es una ciudad tan bonita. Mi esposa Jo y yo quedamos fascinados con La Boca”, dijo Hackett, que tendrá la oportunidad de refrendar parte de su Genesis Revisited, esta vez con músicos argentinos. “Es un lindo desafío poder tocar estas músicas con ellos, unas músicas a las que he permanecido fiel, en lo general, aunque también me animé a hacer algunos cambios para expandir las ideas originales”, concluyó este inglés nacido hace sesenta y cinco años con un fin: aportarle alguna que otra belleza a las músicas de su era.

Compartir: 

Twitter
 

“Elegimos los temas para el concierto en función de Hackett”, asegura Pozzo, de Genetics.
Imagen: Leandro Teysseire
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared