espectaculos

Sábado, 15 de agosto de 2015

MUSICA › TERCERA EDICION DEL CICLO AUTORES DE URUGUAY EN BUENOS AIRES

Un ancho río de afinidades

El encuentro arranca hoy en la Sala Siranush con el concierto de HA Dúo (Hugo Fattoruso y Albana Barrocas) y se extenderá hasta el 26 de septiembre en otros espacios. Participarán, además, Martín Buscaglia, Once Tiros, Pablo “Pinocho” Routin y Santullo.

El intercambio musical entre Argentina y Uruguay siempre existió, no es una novedad. Sin embargo, en la última década ese cruce cultural no sólo parece haber aumentado, sino que estuvo acompañado por el rescate de las obras de algunas figuras fundamentales de la música popular charrúa, como Eduardo Mateo, Gustavo “El Príncipe” Pena o Fernando Cabrera, entre otros. En este contexto, se desarrollará a partir de hoy la tercera edición del ciclo Autores de Uruguay en Buenos Aires y serán de la partida la dupla Hugo Fattoruso-Albana Barrocas, Martín Buscaglia, Once Tiros, Pablo “Pinocho” Routin y Santullo. “Está pasando esto con la música uruguaya por la visibilidad mayor y el transcurso del tiempo, que te da un peso extra”, ensaya una explicación Buscaglia. Y amplía: “Antes sólo tenían repercusión allá Jaime (Roos), Rada y algunas murgas. Pero en Uruguay siempre hubo muchas cosas, no es que ahora hay más. Los primeros discos de Cabrera son tan buenos como los que hace ahora. Lo que pasa con Cabrera, El Cuarteto de Nos o Masliah son ejemplos en el sentido de que si sentís y tenés la conciencia de que hay algo que está bueno tenés que darle para adelante porque tarde o temprano se va a ir sumando gente. Siguieron su camino siempre sin transar”.

Impulsado por la Asociación General de Autores del Uruguay (Agadu), el ciclo arranca hoy a las 20.30 en la Sala Siranush (Armenia 1530) con el concierto de HA Dúo (Hugo Fattoruso y Albana Barrocas) y se extenderá hasta el 26 de septiembre en otros espacios: Café Vinilo, Santos 4040 y Niceto Club. “Es probable que se haya expandido la música uruguaya en Argentina”, dice Fattoruso, del otro lado del teléfono. “Se abrieron todas las posibilidades primero por Internet y después porque la curiosidad de la gente llevó a encontrar músicos a los que antes no se les daba bolilla. A fines de los sesenta ya había cosas de Mateo, pero nadie le daba bolilla. Después creció el interés, porque el argentino es un público que escucha y presta atención. Si los escuchás, Mateo y Cabrera te atrapan”, sentencia el ex Shakers. El músico traerá una propuesta que combina instrumentos acústicos y “piezas electrónicas”, con el eje puesto en la percusión.

“Hace 15 o 20 años eran pocos los artistas que lograban cruzar el río para presentarse con cierta visibilidad en Argentina, hoy por suerte somos más. Lo que no quiere decir que sea más fácil, sigue siendo complicado armar un show y llevarlo de gira por todo el territorio argentino. En Montevideo también es más factible ver artistas argentinos en boliches”, analiza Fernando Santullo, un músico no tan conocido por estas tierras, pero con ganas de mostrar lo suyo. Lo hará el 19 de agosto a las 21 en Café Vinilo (Gorriti 3780), ocasión en la que presentará su último disco, El mar sin miedo (2014). En tanto, el 4 de septiembre a las 20.30 será el turno de Buscaglia, en Santos 4040 (Santos Dumont 4040); y el 18 de ese mes, en el mismo sitio, se presentará Pablo “Pinocho” Routin. El cierre del ciclo estará a cargo de la banda de rock Once Tiros, el sábado 26 de septiembre a las 21 en Niceto (Niceto Vega 5510). En esta edición, el padrino del ciclo será Emiliano Brancciari, líder de No Te Va Gustar.

–¿Qué aportes concretos creen que realiza este ciclo?

Martín Buscaglia: –Desde que comenzó es una muestra abarcativa y curada con sapiencia de las diversas formas en que la música se encauza en Uruguay. Y muestra implícitamente una “virtud a la fuerza” que te da el hecho de provenir de un país tan pequeño, que es la de nunca estar solo; estamos apelmazados y eso hace que la polinización y mescolanza de músicos y géneros sea lo habitual, es más difícil vivir en la bobada de un ghetto musical. Me refiero a que si investigás mínimamente encontrarás conexiones (grabaciones compartidas, producciones, colaboraciones) entre todos los involucrados, y eso es lo natural para los músicos uruguayos.

Fernando Santullo: –Creo que el ciclo sirve como disparador, como facilitador para esa intensificación de intercambios a ambos lados del río. Poder presentar un disco, como es nuestro caso, contando con el apoyo de una productora local, con la mirada de la prensa, con unos socios de ciclo tan buenos como son los demás artistas que participan, es de verdad un plus. Especialmente cuando se trata de artistas que, por diversas razones, no somos masivos allí. Para quienes aún andamos buscando a ese público el ciclo calza como anillo al dedo. Por otro lado, en Uruguay se ha ido aprendiendo algo que antes no ocurría y es que hablar bien de tus colegas ayuda a crear buena onda y empuja a todos hacia arriba. Es algo que ves en los músicos de EE. UU. y de Brasil: todos colaboran con todos y nadie pierde el tiempo en rencillas ínfimas.

–Fernando Cabrera ha dicho que cuando viene a Argentina “no siente que cruza una frontera”, sino que se siente en su “propio país”. ¿Qué les sucede a ustedes? ¿Hay una música rioplatense que excede las fronteras?

F. S.: –Me pasa exactamente lo mismo: no tengo para nada la sensación de estar cruzando una frontera y menos en lo musical y cultural. A veces siento que las diferencias que se intentan encontrar entre Montevideo y Buenos Aires tienen poco que ver con la realidad de las personas y más con una mirada “política” del asunto. Es evidente que mi música nunca ha necesitado explicación en Argentina, así como no la necesita en Uruguay. En otros sitios, España por ejemplo (que es donde vivo la mayor parte del año), siento que se necesita una especie de manual de acceso: que si es latino pero sin palmeras, que si es world beat o si es world music, etc. Sin duda que existe una música rioplatense que abarca ambos lados del Plata.

Juan Lerena (Once Tiros): –Es como ir a lo de amigos para nosotros, nos hacen sentir como en casa siempre. Quizá se crea ese estilo “rioplatense” porque hay muchas bandas argentinas que fueron o son influyentes para los músicos uruguayos y hay muchos que triunfan en Argentina, como La Vela, Rada, NTVG, Cabrera y unos cuantos más.

M. B.: –No es mi propio país. Es otro; y en eso reside la gracia, esa calidez y efervescencia que solemos brindarnos mutuamente, que proviene de nuestras similitudes y también de las cosas de cada uno que completan al otro. Cruzar el río y sentirse emocionado, inspirado e impelido a compartir y generar es para nosotros una tradición casi centenaria que viene desde los tiempos de Carlos Gardel.

Compartir: 

Twitter
 

Fattoruso dice que “la curiosidad de la gente” hizo que se expandiera la música uruguaya en la Argentina.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.