espectaculos

Domingo, 8 de mayo de 2016

MUSICA › ZETA BOSIO PRESENTARA HOY EN LA FERIA DEL LIBRO SU LIBRO AUTOBIOGRAFICO

“Esta no es la historia oficial de Soda”

“Esta es mi visión”, señaló el músico en una conferencia de prensa que sirvió como introducción a la presentación de su libro Yo conozco ese lugar. El músico afirma que el libro fue escrito con un sentimiento de hermandad hacia sus ex compañeros.

 Por Yumber Vera Rojas

Antes de su participación en la 42ª Feria del Libro de Buenos Aires, hoy a las 17.30, Zeta Bosio presentó, en conferencia de prensa, su autobiografía: Yo conozco ese lugar (Planeta), en la que recorre su vida personal, al mismo tiempo que descubre la intimidad de Soda Stereo, grupo que fundó y del que fue bajista. “Es un libro muy sincero, a corazón abierto, en el que refresco mis emociones y sentimientos como si estuviera viéndolos en una película”, explicó el músico. “Tendría que ser un escritor muy experimentado para saber lo que voy a producir en el lector. Pero este trabajo me ayudó a establecer una perspectiva de cómo fue la historia”. Tras 200 horas de grabación de entrevistas, organizadas de forma cronológica, Bosio, junto a su equipo de colaboradores, entre los que destaca el periodista Javier Diz, puso énfasis en el proceso de narración. “Fueron cuatro años de revisión”, detalla. “Traté de contar todo, aunque hubo muchas anécdotas que limpié. La idea era mantener un relato con cierto ritmo para que fuese fácil de leer”.

Si bien la producción de su libro, conformado por 350 páginas, coincidió con el accidente y posterior muerte de Gustavo Cerati, Bosio reveló que, al tratarse de una historia personal, en ningún momento pidió autorización a la familia del frontman para dar su punto de vista acerca de lo que pasó y de su relación con él. “Es mi visión”, justificó el artista originario de la localidad bonaerense de San Fernando. “Si se lo daba a Charly Alberti tenía que abrir el juego, y éste no es un libro oficial de Soda. De hecho, le regalé una copia el otro día, y le dije que no se lo autografiaba porque si me lo iba a tirar por la cabeza estaba bueno que no estuviera firmado”. Sin embargo, el bajista y DJ aseguró que durante el proceso de escritura el sentimiento que prevaleció acerca de sus compañeros fue de hermandad. “Vivimos algo que no experimentamos con nadie más. Eso lo puedo afirmar”, apuntó. “Fueron años intensos en los que cambiamos internamente para darnos seguridad como artistas. A los 20 años, yo admiraba a la gente que sabía lo que quería ser. Y nosotros no éramos así”.

Por lo que Yo conozco ese lugar, título tomado de la letra del tema “Lo que sangra (La cúpula)”, incluido en el álbum Doble vida (1988) de Soda Stereo, deja al descubierto algunos de los secretos que rodearon al trío, especialmente tras su disolución. “El misterio es muy importante en el rock, al igual que es importante la escasez en la economía para que las cosas sean valoradas. Y a Gustavo le gustaba manejar esa situación”, alegó Bosio. “Si contás todo, te empiezan a putear. Así que acá cuento mi parte de lo que sucedió. A pesar de que teníamos diferencias, nunca hubo una situación violenta. Al contrario: asimilamos las cosas como eran. Soda Stereo se separó porque Gustavo no podía sostener la presión de hacer discos top. Cuando nos reunimos, no hubo que limar asperezas porque se limaron solas con el tiempo. Aunque hubo rencor por algunas cositas, las hablamos. Si bien sabíamos que la gira tenía un comienzo y un fin, el tema es que en el medio, al dejar al lado esos asuntos, olvidamos cuál era el problema”.

Durante la rueda de prensa, realizada en el barrio de Palermo, Bosio ahondó en anécdotas que se encuentran plasmadas en su debut literario, como que el álbum de Soda Stereo que menos conforme lo dejó fue Ruido blanco (porque “el esfuerzo que significaba hacer un disco en vivo en aquel tiempo no se vio reflejado”), o que la idea del título del disco Dynamo fue de Daniel Melero. Aunque debido a que éste no quiso cederla, le cambiaron la “i” por la “y”. “Hay gente que sabe más de mí que yo”, asegura el músico nacido en 1958. “Sobre Soda Stereo se escribieron muchas cosas, y cada uno tiene el derecho de hacerlo porque hicimos algo que se lo dimos a la gente. No podemos manejarlo. La única diferencia que esto tiene es que es el relato proviene de alguien que estuvo adentro. Puede ser un poco más ajustado a la realidad, pero tampoco es la verdad. A Charly le dije: ‘Es mi biografía. Si vos querés escribir la tuya, hacelo’. Seguramente, muchas cosas las contará de otra forma, porque lo vivió desde otro lado”.

Además de repasar la vida y obra de Soda Stereo, la autobiografía del músico, cuya imagen de tapa pertenece a la primera sesión de fotos del grupo, se explaya también en sus orígenes, como hijo de un matrimonio italiano que llegó a la Argentina para probar suerte, en el accidente de sus hijos y hasta en la manera en que lo atravesó la última dictadura cívico-militar. “Fue la realidad que nos tocó vivir, y no podías escaparte”, expuso. “En esa época, como chicos que éramos, todo era convulsionado. Pero teníamos que seguir. Gracias a Dios, en casa no llegamos a ese oscurantismo, porque sólo se hablaba de religión o de trabajo. No había otro tipo de ideologías. Tuvimos un mundo muy sencillo, y éramos felices. No nos dábamos cuenta de lo que pasaba. Con el tiempo, empezó a formarse una línea de pensamiento. En sus últimos años, el régimen militar ya molestaba. El hecho de no poder decir lo que pensabas era incómodo. Y nuestra salida a todo eso fue la banda. En los shows nos animamos a cantar: ‘El régimen se acabó’, y el bar entero se paraba para seguirnos”.

Ante la consulta de si se inspiró en alguna biografía musical al momento de hacer la suya, Bosio respondió que desde el auge de la Sodamanía se acercó a ese género literario. “Lo hice por una cuestión instintiva durante las giras. Cuando nos pasó el fenómeno, me interesó la gente que vivió situaciones fenomenales en su vida, y cómo las afrontaron. Había perdido los ejemplos. No sabía de quién agarrarme con lo que me estaba pasando”, se sinceró. “Comencé a leer biografías de Fellini y Hitchcock, hasta que llegué a George Martin y la de otras personas vinculadas a la música. Aunque la de Bill Wyman me gustó porque fue escrita desde el sentimiento, la de Paul McCartney fue la que más me fascinó. Era muy fan de The Beatles, y la degusté con mucho placer. Allí entendí lo que le pasó a Lennon en plena beatlemanía, porque a los 20 ya estaba casado. Busqué preservarme de la locura en los afectos familiares. Fui el primero en tener familia, y mientras ellos salían por la noche porteña, yo me escapaba cada tanto”.

El libro aparece mientras el otrora bajista del trío lleva adelante su nuevo proyecto musical, Shoot The Radio, con el que pretende demostrar una vez más que, como músico, hay vida luego de Soda Stereo. “Yo no sé si me tengo que reivindicar”, reflexiona. “Como artista, logré muchas más cosas que otros, y mucho menos que algunos. Pero estoy muy conforme con lo que conseguí y con mi perfil”. Por lo que no cambiaría nada de lo que pasó. “Soda fue importante para unificar un estilo, un género dentro del rock, que hoy sigue influyendo a muchas bandas indie. En ese sentido, y si bien nos quedamos con ganas de hacer más, realizamos un gran trabajo”. Sin embargo, ahora que prepara el inminente espectáculo del Cirque du Soleil basado en la música de su antigua banda, llamado SodaCirque –se estrenará el año próximo–, Bosio reconoce lo tanto que echan de menos la presencia y participación de Cerati. “No sabés lo que se le extraña trabajando con el Circo, pues es otra mecánica distinta. Y es que está el liderazgo en el proceso de producción”.

Compartir: 

Twitter
 

“Sobre Soda se escribieron muchas cosas y cada uno tiene el derecho, porque hicimos algo que le dimos a la gente.”
Imagen: Alejandro Leiva
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.