espectaculos

Viernes, 13 de mayo de 2016

MUSICA › CICLO DE MUSICA POPULAR EN UOCRA

Construir un espacio

 Por Cristian Vitale

“Cultura y trabajo” es el lema. Aunque sean casi sinónimos, en este caso puntual van bien para presentar el Ciclo de Música Popular que se lleva a cabo todos los viernes de mayo en el Gastón Barral de la Uocra, el teatro de Rawson 42, donde precisamente suelen compartir veladas obreros y artistas. “Que se reúnan Uocra Cultura, UPCN y el FNA, para permitir que el espectáculo sea de entrada libre y gratuita, es un gesto a celebrar”, se entusiasma la cantora Laura Albarracín, una de las participantes del ciclo que organiza Juan Falú hace doce años, sobre la conjunción entre los sindicatos de la construcción y del personal civil de la Nación, más el Fondo Nacional de las Artes, cuya dirección artística corre por cuenta del mismo Falú. “Creo de suma importancia la generación de espacios para la música popular, mas aun cuando el ámbito conjuga calidad en sonido, luces y una platea de cuidadas butacas, que hacen que quien nos escucha se sienta cómodo y reciba nuestra propuesta de la mejor manera”, sigue la chaqueña, que se presentó el día del debut, junto al dúo Barone-González y el grupo de música andina, Mitimaes.

Y que repetirá hoy a las 20.30, con su voz aplicada a las músicas de raíz folklórica, en este caso mediante un concierto con título sugerente: “La guitarra y el cantor”, en referencia a la pieza de Atahualpa Yupanqui y Víctor Velásquez. “Hilvanaremos canciones y textos con el guitarrista Cristian Capurelli”, anuncia Albarracín. “La idea es que la guitarra y la cantora, en este caso, transiten viejas y nuevas canciones en ese ‘largo camino abierto’, al decir de Don Ata”, propone ella, en pleno proceso de grabación de un disco de tangos criollos junto al guitarrista César Angeleri.

El ciclo, en tanto, continuará el próximo viernes –igual hora y lugar– con la presentación de la orquesta El Arranque, y culminará el viernes 27 con Nadia Larcher y el Proyecto Pato, cuyo fin musical será recorrer la obra del compositor y pianista catamarqueño Luis Víctor Gentilini. “A través de doce canciones, nos proponemos trazar las líneas más representativas de la poética sonora del compositor para encontrarnos y leernos como interpretes, para escucharnos y reconocernos, también, en esta música que nos precede y nos compromete”, manifiesta la cantora catamarqueña, que también aporta algo sobre el ciclo en sí: “Creemos que estos ciclos son vitales para la música, porque permiten el encuentro con otros y la oportunidad de compartir con las personas nuestra música, que es la de todos. Hoy somos sólo un eslabón sonando, sólo una parte del ciclo. Y es por eso que es importante participar, porque la construcción de la cadena, del colectivo, de lo que nos une, garantiza la participación de otros eslabones y así, nos fortalecemos y se fortalece la cultura. Hoy más que nunca”. En parecido sentido se expresa Ignacio Varchausky, contrabajista y fundador de la orquesta El Arranque. “Pocos ciclos como el del FNA han sabido reunir en una misma programación ese amplio abanico de artistas que uno quiere escuchar en vivo, por eso es tan lindo participar, porque es un contexto tan familiar que es como tocar en casa”, sostiene Varchausky, que prevé poner la orquesta a disposición de nuevas composiciones, además del consabido homenaje a Leopoldo Federico, que viene proponiendo en los últimos tiempos.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.