espectaculos

Jueves, 9 de junio de 2016

MUSICA › MIGUEL CANTILO SE PRESENTA HOY EN EL KONEX Y PREPARA NUEVOS DISCOS Y LIBROS

El pasado y el futuro unidos en escena

El músico repasará canciones de toda su carrera y adelantará algunas de un inminente trabajo de Pedro y Pablo. También acaba de salir su biografía y prepara otro volumen de poesía, además de reediciones de álbumes de los 80.

 Por Cristian Vitale

Miguel Cantilo tiene quien le escriba. Un periodista-melómano, Alejandro Petruccelli, recorrió la vida y la obra del cantautor, con éste como fuente directa, y todo resultó en un libro laudable: Huellas luminosas. Por otro lado, el Pedro de Pedro y Pablo está disfrutando de la recuperación de la licencia de ocho discos que habían quedado en un limbo judicial, tras la quiebra de Music Hall, en 1993: dos del dúo (En vivo y Contracrisis), otros dos de Punch (Adonde quiera que voy y En la jungla), y tres solistas: Unidad, La nueva vanguardia y Mateína, todos publicados durante el primer lustro de la década del ‘80. Y por otro, ante la inminencia de un nuevo disco de Pedro y Pablo, sigue aromando junto a su banda versiones de su último trabajo (Canciones de la Buhardilla, 2014) que no sólo porta muy buenas canciones, sino que en parte le sirvió de catarsis tras el fallecimiento de su compañera Tibi… “Gracias amor”, por caso. “¿Por dónde empiezo?”, parece preguntarse este incansable artista popular argentino de 66 años y mil caminos. Lo ideal sería que lo haga por lo más urgente: la presentación de hoy a las 22 en la Ciudad Cultura Konex (Sarmiento 3131) junto al quinteto que integran Federico Pernigotti, Sufián Cantilo, Pablo Maturana, Patricio Prado y Anael Cantilo, más Jorge Durietz –el Pablo, de Pedro y Pablo–, y Kubero Díaz como invitados especiales.

Y por aquí empieza, claro: “Pienso dividir la actuación en segmentos: primero algunos temas de Canciones de la Buhardilla, incluyendo su faz flamenca; luego invitar a Durietz para anticipar algunos temas del álbum que estamos proyectando para este año, y por supuesto repasar algunas viejas canciones. Luego, compartir el escenario con mi admirado Kubero, con quien también tenemos un álbum de canciones sureñas cuyo registro en estudio todavía nos debemos; y finalmente haremos con la banda un pequeño homenaje a Punch para terminar con los títulos más difundidos y un par de temas más del último disco. También haremos algunas canciones de Cantilenas (2012) y Consciencia (2008), álbumes anteriores que recordamos con afecto, y un tema inédito que se llama ‘Resistencia’”, adelanta Cantilo, con tino impecable de cronista, y contemplando el tiempo a cronómetro firme que permite la sala: una hora y media. “Lo de ‘pequeño homenaje a Punch’ tiene que ver con eso”, aclara él, y la vuelta al principio empieza por acá.

Porque, dicho fue, los dos discos de Punch son parte de los mil quinientos trabajos que el Instituto Nacional de la Música recuperó para el acervo musical argentino. Y parte de los cien que ya tienen su licencia liberada para que sus autores o herederos puedan reeditarlos. A esto también se refiere el trovador, que ha sido uno de los músicos más perjudicados por la rapiña de ciertas compañías discográficas. “Lo fui, como muchos otros, por caprichos jurídicos que violaban expresamente el derecho y la voluntad de los artistas de hacer uso de su propia obra. En este caso, durante años el catálogo permaneció precintado por un juez que prohibió su publicación, hasta que finalmente el INAMU compró a la quiebra la totalidad de las obras y habilitó a los artistas para que (a su costo y beneficio) explotaran las ediciones y ventas de sus respectivos álbumes sin perjuicio de que la propiedad de que tales masters permanezca a cargo del Instituto”, explica Cantilo, en un lenguaje más jurídico que poético.

El poético es el que se reserva para las canciones que piensa mostrar esta noche, muchas de ellas relacionadas directamente con las recuperadas. “La jungla tropical” y “Gente del futuro”, por caso. “Fueron aquellos temas que salvaron a Punch de naranjazos y piedrazos en La Falda y el Prima Rock en el ‘81”, evoca el autor. “Los que estuvieron presentes en las piletas de Ezeiza no olvidarán que la gente nos arrojaba de todo y que, cuando los naranjazos arreciaban, tocamos esos dos temas y la mayoría del público se enfervorizó y nos dio su apoyo, incluso agarrándose a trompadas con los agresores. Lo curioso es que eran temas inéditos, la gente no los conocía aún. Por eso los priorizamos, aunque también tocaremos ‘Adonde quiera que voy’, ‘Rock del pensamiento’ y un tema que estrenamos en su momento con Punch en un Obras de 1982: ‘Los sueños de la cultura’, cuya versión también quedó grabada en el álbum del Buenos Aires Rock”, sigue evocando el músico .Y, de paso, anuncia las próximas publicaciones sin rollos judiciales de Pedro y Pablo en vivo (1982) y el citado Unidad, disco en el que figura la versión es estudio de “Los sueños de la cultura” (cuya autoría, según consta en el vinilo original, comparten Cantilo e Isa Portugheis). “Estoy muy contento con estas ediciones y las que vendrán después (los también citados La nueva vanguardia, Mateína, Pedro y Pablo en gira), y grabaciones realizadas por mí en Estados Unidos bajo el título Rock en tu idioma, que fueron publicadas en Latinoamérica. Por supuesto que agradezco la enjundia y dedicación de Celsa Mel Gowland y Diego Boris, quienes desde la conducción del INAMU proveyeron la ingeniería necesaria para ganar esta batalla artística contra la ilegalidad legista”.

–Los discos que mencionó se agregan a la saga de Punch, que Isa Portugheis, productor y ex baterista de aquella banda, se adelantó a publicar con un par de bonus track incluidos. ¿Podría hablar de ellos?

–Los bonus son grabaciones que hicimos en el año 1979 en Mallorca, algunas en inglés, porque teníamos un manager inglés que nos traducía las letras con la ambición de publicarlas en Inglaterra. Pero lo más rescatable de los bonus de la edición que realizó recientemente Portugheis son, para mí, los covers de “Imperialismo espacial”, de Rocambole y Morci Requena, y “El boogie de Claudio”, de Gabis, en una versión frenética.

–¿De qué va el proyecto inédito que van a adelantar con Jorge Durietz?

–Es un trabajo intensamente latinoamericano. Hay salsa, bossa, candombe, rumba, sones caribeños y algo de un folk latino. Por supuesto, con una poética adecuada al ámbito continental, se podría considerar música étnica. Y estoy íntegramente abocado a este regreso a estudios de Pedro y Pablo, después de treinta años, ya que los últimos encuentros publicados se realizaron en vivo. El último álbum de estudio había sido, casualmente, Corazón sudamericano, de 1984.

La otra pata del trípode de novedades cantilenas tiene que ver con el libro Huellas luminosas, de Alejandro Petruccelli. “Son esas cosas que suceden más allá de tu control”, sostiene el biografiado. “Petruccelli, a quien no conocía, se me presentó un día con esa idea, lleno de generosidad y respeto, proponiéndome lo que en un principio me pareció excesivo. Tenía intenciones de disuadirlo, pero él estaba tan entusiasmado que me pareció que de todo eso podría salir algo productivo, al menos en el plano revisionista del oficio. Más allá del efímero ‘masaje al ego’, algo podría servirle a los que toman la posta de esta aventura del vivir de la canción, la poesía, el rock, etcétera. Creo que el resultado fue satisfactorio porque el autor es un excelente profesional, un investigador infatigable y no es la primera vez que lo demuestra”.

–¿El Cantilo escritor está pergeñando el sucesor de Jardines del origen, su último libro?

–Tengo listo un segundo libro de poesía que refleja mis impresiones a través de viajes, de experiencias externas e internas, de observaciones de nuestra realidad nacional e incluye, como ya lo he hecho en anterior oportunidad, un anexo de “letras para usar”. Es decir, textos que no alcanzaron su formato canción, pero están preparados para ser musicalizados. Esta modalidad la tomé de Armando Tejada Gómez, cuyo librito Tonadas para usar me acompañó en buena parte de mi juventud. Espero que pueda editarse en el curso del año, se titula Poesía cardinal. Y el género narrativo está en elaboración, porque estoy esperando mi próxima temporada en España, ya que aquí, por las actividades continuas en el terreno musical, no puedo encontrar la dinámica necesaria para dedicarme exclusivamente a escribir.

Compartir: 

Twitter
 

El concierto de esta noche incluirá “un pequeño homenaje a Punch”, adelanta Cantilo.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared