espectaculos

Sábado, 1 de octubre de 2016

MUSICA › JULIETA VENEGAS SE PRESENTARA HOY EN EL TEATRO GRAN REX

De infancias, de encuentros y de amores

La cantante y compositora mexicana mostrará en Buenos Aires el material correspondiente a Algo sucede, un disco más luminoso que su antecesor, Los momentos, cuyas letras reflejaban la tristeza y oscuridad por la situación de violencia en su país.

 Por Julia González

Julieta Venegas está de vuelta con Algo Sucede, un disco más luminoso que su antecesor, Los Momentos, cuyas letras reflejaban la tristeza y oscuridad por la situación de violencia en su país. “No digo que Algo Sucede es feliz, sino que tiene otros matices, una instrumentación menos fría. Hay más juego en los timbres, más color”, dice la cantante y compositora mexicana. Editado el año pasado, el séptimo y último álbum incluye temas más amables como la infancia, la adolescencia, los encuentros y el amor. Pero también vuelve su país, cuando en “Explosión” habla de “las desapariciones, otra forma de violencia, y por desgracia las desapariciones de mujeres en México suelen estar ligadas a la violencia de género”, reflexiona la cantante.

La apertura de Algo Sucede, disco que presentará hoy en el teatro Gran Rex (Corrientes 857), es con “Esperaba”, la canción que marcará el pulso restante del disco, una marcha pop y también algo melancólica, en la que manifiesta la ilusión de estar en Buenos Aires escuchando a Charly García. “La canción habla sobre la adolescencia, las ganas de escapar a otro lugar, hacer tu vida y la posibilidad de escapar que te da la música. Esa imagen de escuchar las canciones de Charly en casa de un amigo me encanta”, dice la cantante.

En este disco Venegas trabajó con Yamil Rezc y con Cachorro López, quien también produjo Otra cosa (2010), Limón y sal (2006) y Sí (2003), y con quien fundó Meteoros, junto a Ale Sergi y Didi Gutman (Brazilian Girls). Con este súper grupo grabó el disco debut no bien terminó de mezclar Algo sucede. La idea de Meteoros venía rondando desde hacía un año en la cabeza de los cuatro, sólo tenían que coincidir físicamente en un mismo lugar y ponerse a garabatear música. Reservaron en el calendario una fecha para el encuentro y en tres semanas compusieron y grabaron un disco. Venegas recuerda esa experiencia como muy linda porque se dio tal química que el ambiente resultó genial para escribir. Al coincidir con el lanzamiento de Algo Sucede, la mexicana faltó al debut de Meteoros en el Festival Lollapalooza pasado. “Siguen tocando, y ahora está cantando con ellos Rosario Ortega, yo ya no sigo en el proyecto en vivo, aunque quedó un disco súper bonito, y las ganas de poder hacer algo en vivo alguna vez, que estuvo muy lindo todo el proyecto, y son mis amigos”, cuenta.

–¿Por qué abrir el disco con un tema que hable sobre las canciones de Charly García y de Buenos Aires?

–Charly García ha sido una gran influencia para mí. Es un pequeño homenaje para alguien que me cambió la vida cuando lo escuché. Soy pianista y él se convirtió en un gran referente desde que descubrí su música. La primera canción que escuché suya fue “Los Dinosuarios”, y fue una epifanía.

–¿En qué contexto personal fue compuesto? ¿Qué emociones estaban latiendo mientras escribía estas canciones?

–En un muy buen momento, cuando muchas cosas empezaron a balancearse. Me gusta tomarme el tiempo para escribir, ir de giras, y hacer cualquier actividad. Le dedico bastante tiempo a eso, solo escribir sin ponerme trabas y sin pensar mucho en el disco que quiero hacer. Estaba leyendo mucho a Karl Ove Knausgard, que tiene toda una serie de libros sobre su vida, pasando por la infancia y la adolescencia, y eso me resonó mucho, no de una manera necesariamente nostálgica, sino como reflexión. ¿Qué tanto de lo que fuimos cuando niños se queda presente en nosotros? Creo que mucho más de lo que nos damos cuenta, traemos nuestra historia con nosotros todo el tiempo. Eso es algo lindo porque nos deja muchas cosas positivas. El disco empieza a tomar forma después, cuando ya tengo varias canciones. Grabo demos, a veces varias versiones de la misma canción, y ya en una tercera etapa me junto con Yamil, y en este disco le envié las canciones también a Cachorro.

–¿Y qué aportó Cachorro López esta vez?

–Cachorro es siempre un gran aliado a la hora de elegir las canciones para el disco. Me apoyo mucho en él para escogerlas, es la parte que más trabajo me cuesta, decidir cuáles quedan y cuáles se van. Con él estructuramos todos los temas, grabamos parte del disco, y las voces, además de estar en la mezcla. La otra parte la hice con Yamil, con quien he trabajado varias veces, es otro de mis aliados preferidos. Con él tengo mucha complicidad, trabajamos además en mi estudio, en el suyo, espacios en donde hemos hecho muchos proyectos, y podíamos probar cosas. Me gustó la combinación de los dos, que son grandes productores.

–¿Cuánto de preproducción y de post producción tiene Algo sucede?

–Tiene casi todo preproducción, escribo mucho, y ahí se va casi todo el tiempo del proceso, ya con las canciones escritas y estructuradas se va volando. Procuré hacer un disco que pudiera tocar en vivo con la banda como me gusta, no una banda enorme, aunque debo decir que el trabajo de Héctor Castillo, con quien lo mezclamos, es alucinante, y trajo mucho al sonido final del disco. Es la primera vez que trabajé con el, y me encantó, es un artista del sonido.

–En varias canciones no aparece el acordeón, el instrumento que la caracteriza. ¿Fue una decisión pensada o más bien aleatoria?

–Es graciosa mi relación con el acordeón, me encanta, pero tampoco me parece necesario siempre. Lo integro en una segunda etapa, que es la de los arreglos, porque al principio todo lo trabajo desde el piano, que es mi instrumento principal. Igual en este disco hay más acordeón que en Los momentos, por ejemplo, que había más bien poco. El carácter del acordeón es muy festivo, y me encanta tocarlo al estilo norteño, pero no en todas las canciones me parece que funciona igual.

–Grabó e interpretó canciones de Juan Gabriel. ¿Cómo recibió la noticia de su muerte?

–Me dio muchísima tristeza. No llegamos a cantar juntos en una canción, tuvimos varios intentos de colaboración fallidos, pero me quedo con algo mejor, que es el haberlo tratado, el haber pasado algo de tiempo y haberlo conocido un poco. Era alguien maravilloso, complejo y generoso, lleno de consejos, de buena energía, amaba el arte, a México. Me dio una gran tristeza, lo perdimos todos, porque Juan Gabriel es un punto muy importante de unidad para México como país, y es una pena que ya no esté entre nosotros, ahora que necesitamos más unión. Sus canciones han marcado casi todas las etapas de mi vida de distintas maneras, desde los viajes con mi familia, las peleas del estero cuando éramos chicos, las fiestas familiares, desamores, todo, y me ha influenciado muchísimo como compositora también. Para mí es el inventor del ranchero-pop, y todas sus canciones, en diferentes etapas, son increíbles.

Compartir: 

Twitter
 

Julieta Venegas se presentará hoy en el teatro Gran Rex.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared