espectaculos

Jueves, 31 de mayo de 2007

MUSICA › LA COMPAÑIA OBLICUA DEDICA UN CONCIERTO A MORTON FELDMAN

Encuentros cercanos con el presente

 Por Diego Fischerman

En la época de Mozart se tocaba música de Mozart. En la de Wagner, Brahms o Debussy, se escuchaba a esos autores. Que son, en realidad, los que siguen escuchándose ahora, aunque haya seguido habiendo compositores después de ellos. “Tal vez la culpa sea de la invención del gramófono, que posibilitó una especie de pasado permanente”, aventura Marcelo Delgado. Y es que este compositor, docente en la carrera de artes de la UBA y en la de música de la UCA, es uno de los que más hace para lograr, precisamente, que la música del presente tenga posibilidades de ser oída. Hace tres años fundó un grupo, la Compañía Oblicua, que, en sus palabras, toca “por puro amor a la música” y que, sin demasiados estímulos del medio en el que le toca actuar, se dedica a tocar composiciones contemporáneas dando un lugar de preeminencia a los autores argentinos.

“No creo que el público no importe. A mí no me da lo mismo estar solo en un escenario que tocar para veinte personas o para trescientas”, dice Delgado. “La dinámica es distinta. Es diferente para el público, por supuesto, pero también lo es para el músico. Y, aunque se diga lo contrario, yo supongo que nadie que componga prefiere que su obra no sea escuchada por alguien. No se trata de salir a cazar al público potencial, como si fuera una presa a conseguir para levantar el rating de la música contemporánea, que es lo que algunos colegas pueden llegar a pensar. Pienso, más bien, en provocar un encuentro menos distante, en convocarlo a que se anime a escuchar de otro modo, no tan fácil pero sí tan fascinante como la propia sensibilidad de cada uno pueda decidir. Es en esa dirección que yo creo que debemos movernos. Agitar un poco la modorra, pero no desde la solemnidad, no obligando a la gente a escuchar lo que nosotros queremos que escuche y del modo que queremos y que solemos creer que es el mejor. O, peor, el único.”

Un ejemplo de cómo la Compañía Oblicua piensa la música actual es el ciclo que, con el auspicio de la Dirección de Música de la ciudad, comenzó el pasado 18 de abril y continuará mañana, a las 20.30, en el auditorio Santa María de los Buenos Aires, del Banco Ciudad (Esmeralda 660). En este concierto, que contará con la participación del artista plástico Mariano Vilela trabajando en tiempo real, el grupo interpretará música de Morton Feldman, un autor para quien la música y las artes plásticas tuvieron una fuerte ligazón. Entre otras composiciones se escucharán Only, Three Clarinets, Cello And Piano, Routine Investigations y The Viola in My Life II. El ciclo continuará el próximo 21 de junio, con obras de los compositores argentinos Cecilia Villanueva, Gabriel Paiuk, Cecilia Arditto, Delgado, Gerardo Gandini y Pablo Tarrats. El 26 de julio habrá composiciones de Sabrina Escobar, Silvestre Revueltas, Graciela Paraskevaidis, Eduardo Fernández y Leo Maslíah; el 23 de agosto la Compañía Oblicua interpretará a Messiaen, Ravel y Stravinsky entre otros, y el 26 de septiembre se presentará el disco del grupo, con obras de Pablo Ortiz, Santiago Santero, Mariano Etkin, Facundo Ordóñez, Jorge Horst y el propio Delgado.

Compartir: 

Twitter
 

Marcelo Delgado es el director de la Compañía Oblicua.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.