espectaculos

Viernes, 28 de septiembre de 2007

MUSICA › LUIS BACALOV, DE ROMA A BUENOS AIRES

“El Oscar me cambió la vida”

 Por Diego Fischerman

Es casi obvio. Pero Luis Bacalov lo dice sin ninguna clase de vueltas: “El Oscar me cambió la vida”. Cuando recibió el premio por la música de Il postino estaba, según él, “en una especie de retiro anticipado; trabajo no tenía demasiado, que digamos”. Después, en cambio, hasta empezaron a llamarlo como concertista de piano. “Ni sé cómo se enteraron de que yo había estudiado piano con el padre de Daniel Barenboim y que tenía una carrera como pianista. Pero se enteraban. Y me llamaban. Lo que pasa es que yo no sirvo para monje, y me falta esa obsesividad que se necesita para ser un concertista. No estoy para Rachmaninov y para Liszt. Así que me inventé un repertorio que puedo tocar bien y que nadie más hace. Son obras mías y tangos, que tienen todo como para disputar un lugar en las salas de concierto.”

Ese repertorio a su medida es, precisamente, lo que Bacalov tocará hoy a las 21, de regreso en su ciudad natal. En el Auditorio de Belgrano (Virrey Loreto y Cabildo) y con entrada libre, se presentará en un concierto organizado por el Instituto Nacional, de Cine y Artes Visuales (Incaa), en el que, además, entrarán otras músicas ligadas a la pantalla y escritas, entre otros, por Ennio Morricone y Nino Rota. “No creo en la división entre música clásica y popular, o por lo menos no me parece que tenga nada que ver con el valor. Hay composiciones de Mozart o Schubert que son piecitas, igual que muchos tangos o canciones, que tienen una estructura muy simple pero son perfectas en esa sencillez”, explica Bacalov. Como compositor de música para cine ha colaborado con directores como Alberto Lattuada, Ettore Scola, Pier Paolo Pasolini y Lina Wertmüller. Y como autor de obras de concierto ha escrito una Misa tango y una ópera que el Teatro Argentino de La Plata estrenará el próximo 21 de octubre. Esta composición, llamada Estaba la madre (traducción del texto religioso Stabat Mater), cuenta la historia de cuatro madres de desaparecidos durante la última dictadura militar argentina. Con puesta de Carlos Branca, esta ópera cuyo texto fue escrito por el propio Bacalov, en colaboración con Carlos Sessano y Regio Bardotti, será protagonizada por Adriana Mastrángelo, Alejandra Malvino, Mónica Sardi, Gustavo Gibert, Leonardo Estévez, Ricardo Ortale y Luciano Garay.

Bacalov, además, dará un curso gratuito dirigido a compositores, cineastas y estudiantes de artes audiovisuales. El seminario, organizado por el Incaa y el Club de Cine, se realizará en Guardia Vieja 4049, los días 25 de octubre y 1º y 2 de noviembre, de 18 a 21. “Siempre me interesó la relación entre la música y la imagen”, dice el compositor, que se fue de Buenos Aires a los 20 años, al principio rumbo a Cali, en Colombia, para recalar finalmente en Roma. Entre sus maestros reconoce, sobre todo, al Mono Villegas. “El me enseñó a no distinguir otra cosa que si una música es buena o mala. El tocaba Chopin, después Gershwin, una chacarera y un tema de jazz y todo lo hacía con una gran calidad y también con el mismo respeto. Con el Mono Villegas escuchábamos mucha música juntos”, cuenta. En su concierto de hoy, Bacalov tocará, obviamente, Il postino, algunas de sus obras para piano inspiradas en el tango y músicas de cine como la de Casanova, escrita por Rota para Fellini. “El cine –dice Bacalov– es una de las grandes fuentes de música del siglo XX y allí continuó, con mucha fuerza, una tradición que tuvo en la Europa de principios del siglo pasado su momento de eclosión.”

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.