espectaculos

Viernes, 19 de octubre de 2007

MUSICA › SODA STEREO CONCRETA EL REGRESO MAS ESPERADO DEL AÑO

Y llegó la hora de volver

Gustavo Cerati, Charly Alberti y Zeta Bosio comienzan hoy su serie de cinco conciertos en el estadio de River Plate, en los que tocarán 25 temas que los consagraron como banda.

 Por Roque Casciero

Esta noche, por fin, pasarán a un segundo plano las especulaciones sobre los motivos ocultos del retorno y sobre cuánto embolsará cada músico, parará por un rato la impresionante maquinaria de negocios desatada por la gira, y los fans de ahora y de siempre contendrán la respiración durante un instante eterno: Soda Stereo, la banda más importante de la historia del rock latinoamericano, volverá a tocar esta noche en el mismo estadio de River Plate que la vio despedirse hace poco más de diez años. La “burbuja en el tiempo” que planteó Gustavo Cerati para permitirse este regreso junto a Zeta Bosio y Charly Alberti comenzará a ser realidad. ¿Todo volverá a ser como fue? Si hay que guiarse por lo que mostraron los tres músicos en vivo antes de la conferencia de prensa con la que se anunció la gira, la calidad de la banda está intacta. Pero fueron apenas dos canciones, y ahora se enfrentan a conciertos de dos horas y media, en los que rotarán 25 de los 32 temas que tienen ensayados. En la lista de los inamovibles seguramente aparecerán “En la ciudad de la furia”, “De música ligera”, “Sobredosis de TV”, “Cuando pase el temblor”, “Hombre al agua” y otros tantos hits para la nostalgia. Es que, pese a que Cerati se había declarado “cero nostalgioso”, en su retorno los tres músicos abrazaron con gusto el revisionismo; de ahí las vestimentas ochentosas que lucieron en sus apariciones públicas y la recuperación de los instrumentos originales con los que tocaban “aquellas” canciones. De todos modos, aunque el trío decidiera hacer versiones thrash metal con erkes y quenas, los fans igual delirarían: durante años cantaron que volverían a ver a Soda sin demasiadas esperanzas de que el reencuentro se hiciera realidad. Por eso, la piel de gallina y la montaña rusa de emociones ya están aseguradas para ellos.

A la hora de explicar los motivos del regreso, Cerati habló de “una suma de situaciones” durante la conferencia de prensa en la que se anunció la gira. “Se habló mucho de las propuestas que siempre existieron pero, en lo personal, sentí que era un buen momento para celebrar diez años. Venía de tocar mucho como solista y de una gira extensa. Por otro lado, hubo una serie de encuentros entre nosotros y fue floreciendo esta posibilidad. Lo otro tiene que ver con mis hijos; me gustaba que mis hijos vieran a Soda Stereo alguna vez. Pero, sin duda, lo que recibíamos de la gente siempre fue muy fuerte. En algún momento había que hacerlo. Yo había anunciado que no queríamos hacerlo cuando estuviéramos muy patéticos... ¡Espero que no lo estemos!” En los conciertos los acompañarán Leo García, Leandro Fresco y el histórico Tweety González, que viene de producir el último disco solista de Cerati (Ahí vamos) y el debut de Mole, la banda de Alberti.

El “operativo retorno” se mantuvo en secreto hasta el 6 de junio de este año, cuando un cable de la agencia Télam aseguró que Soda Stereo volvería a tocar. Ese mismo día, fuentes cercanísimas a la banda se lo confirmaron a Página/12 y ofrecieron las precisiones que había hasta ese momento, mientras que otra parte del entorno de cada músico todavía se empeñaba en negar cualquier posibilidad de la vuelta de la banda. Eso pasaba porque todos los que tuvieron alguna participación habían firmado un contrato de confidencialidad para que la noticia no se filtrara antes de tiempo, como finalmente sucedió. Los músicos, que tenían sus contratos firmados desde hacía un año, durante ese tiempo se habían dedicado a desmentir cualquier posibilidad de regreso, aunque siempre dejaban alguna puerta abierta, no fuera cosa de quedar tan mal cuando finalmente lo anunciaran.

El momento planeado para difundir la noticia tenía que ver con un negocio, porque los primeros en enterarse debían ser los abonados a la empresa de telefonía celular que auspicia los conciertos. La maquinaria económica no se detuvo por eso: se reeditó toda la discografía remasterizada, apareció por fin en DVD el Unplugged que hizo la banda hace más de una década, se publicó un compilado que incluye un código para descargar diez temas del concierto de esta noche, hay celulares que vienen con hits de Soda precargados... Y eso sin contar con que las entradas para los dos primeros River volaron en pocas horas, al punto de que hasta ahora hay cinco programados y se comenta que habrá por lo menos uno más. Con tanto vil metal en danza, fue lógico que se instalara la idea de que Soda vuelve estrictamente para engordar las billeteras de sus integrantes, pero éstos lo desmintieron en la conferencia de prensa. “En ese caso, habríamos vuelto hace siete años, porque nos están ofreciendo muy buen dinero desde hace tiempo”, dijo Alberti. Y Cerati apoyó: “No hay una única razón. Y el dinero es lo que nos pagan por trabajar, como a todo el mundo”. En su encuentro con los medios, los músicos habían dejado abierta –aunque sin mucho énfasis– la posibilidad de que la “burbuja” durara más tiempo del planeado. En una entrevista con Mario Pergolini, Cerati volvió sobre el tema: “No hay plan de seguir adelante el próximo año, pero esto no significa que no haya cambio de planes. Yo estoy disfrutando muchísimo, algo que no me sucedía en las últimas giras de Soda. Y estoy seguro de que esta vez vamos a terminar más amigos que antes. Las heridas ya sanaron”. Ahora es tiempo de verlos volver.

Compartir: 

Twitter
 

El minishow de Museum: todavía no se descarta la posibilidad de un sexto recital.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.