espectaculos

Miércoles, 31 de octubre de 2007

MUSICA › HOY EMPIEZA EL CICLO CONTEMPORANEO DEL SAN MARTIN

El sonido en tiempo presente

En su 11ª edición, el encuentro propiciará, durante un mes, la puesta al día con nuevas tendencias y algunos clásicos del siglo XX.

 Por Diego Fischerman

Arnold Schönberg imaginó que habría un día en que los cocheros silbarían melodías atonales. Los cocheros y sus silbidos desaparecieron, pero las melodías atonales no. Aunque, claro está, no reemplazaron a las otras como algunos creyeron que sucedería. La música, en el siglo XX, amplió su repertorio, pensó y organizó el sonido de maneras distintas, abandonó, a veces, la vieja manera de contar basada en la sucesión de tensiones y distensiones, y trató de elaborar composiciones donde el sonido tuviera valor en sí mismo. También dispuso situaciones donde fuera el pensamiento acerca del sonido –y no el sonido– lo que estuviera en primer plano. Y puso en el centro de la escena variables que hasta ese momento habían sido laterales: el ritmo, el timbre, las densidades.

Las ideas con que se escribió música a partir del siglo XX fueron nuevas pero, a diferencia de lo sucedido con las artes plásticas, con el teatro, la literatura y algún cine “de autor”, circularon con gran dificultad entre el público del arte. Ya nadie se horrorizaría por una instalación o por una tela rasgada (salvo algún ex futuro ministro), pero, en materia musical, para quienes Auster, Murakami, León Ferrari, Kuitca, Akram Khan o Soderberg son nombres conocidos, Schönberg es todavía un “músico nuevo”. El ciclo que el Teatro San Martín presenta anualmente desde 1996 es, en ese sentido, uno de los esfuerzos más sólidos realizados por el gobierno de la ciudad para poner en circulación esas músicas. A la actividad permanente de grupos como Süden, la Compañía Oblicua, Paralelo 33º o el Trío Luminar, a numerosos instrumentistas y cantantes e, incluso, al Teatro Colón, que a partir de la gestión de Sergio Renán –que fue además el fundador del Centro de Experimentación de ese teatro– se abrió a mundos expresivos que antes le habían estado vedados (Schnittke, Cage, Kagel, Matalón, Gandini), se suma este ciclo cuya decimoprimera edición comenzará hoy a las 21.

Entre las composiciones ya clásicas y rara vez escuchadas en vivo se destacan, en la edición de este año, las que dirigirá Santiago Santero el martes 21 de noviembre en la Sala Casacuberta del San Martín: Ionisation de Edgar Varèse, la extraordinaria Cantata para América Mágica de Alberto Ginastera, Primera construcción de John Cage y Funeral de Aquiles del genial Giacinto Sclesi. Todas estas composiciones están escritas exclusivamente para percusión (la de Ginastera incluye una voz, que será la de Virginia Correa Dupuy), algo sencillamente impensable antes del siglo XX, y serán interpretadas por un grupo de doce percusionistas argentinos –dos de ellos en piano y un tercero en celesta– sumados al grupo uruguayo Perceum. El otro concierto de clásicos será el que conduzca, el día siguiente y en la misma sala, Marcelo Delgado. Este compositor y director interpretará, al frente de la Compañía Oblicua, obras de Varèse, Webern y Ligeti junto a las de los argentinos Graciela Paraskevaidis, Julio Viera y Marcos Franciosi.

La ópera Satyricon, de Bruno Maderna, se representará en esa misma sala el viernes 9 y el sábado 10, con dirección musical de Alejo Pérez y puesta en escena de Marcelo Lombardero. La apertura del ciclo será esta noche y mañana, también en la Casacuberta, con obras del francés Georges Aperghis, interpretadas por Donatienne Michel-Dansac en voz y el pianista Vincent Leterme. El miércoles 14 actuará el Kammerensemble Neuer Musik haciendo música europea actual –del notable Helmut Lachenmann entre otros–, el día siguiente estarán el pianista Oscar Pizzo y el violinista Francesco Dillon (con obras de Feldman y Sciarrino), en la iglesia Sueca, y el domingo 18, en el CETC, se presentarán Lucio Capece, Keith Rowe y Toshimaru Nakamura. El jueves 22 se estrenarán obras de Hernán Vives, Juan García Verdeja, Gabriel Paiuk, Sebastián Zubieta, Oliverio Duhalde y Leo Masliah, el martes 27 Aki Takahashi, Marc Sabat y Rohan de Saram interpretarán el Trío de Feldman y el día siguiente harán otras obras de ese autor, y de Iannis Xenakis, Luciano Berio y Marc Sabat. La clausura del ciclo, el 1º y 2 de diciembre, será en el Departamento de Música del IUNA. Allí, durante 80 minutos, tendrá lugar El jardín de las delicias. La composición, a cargo de 22 estudiantes de la institución y dirigida por Santero, prevé una suerte de continuo entre los distintos pisos del edificio y entre sus 34 pianos. Pero los verdaderos compositores serán, claro, los oyentes quienes, con sus recorridos, crearán una obra que sólo ellos –y sólo en ese momento– podrían haber escuchado.

Compartir: 

Twitter
 

En la apertura, Donatienne Michel-Dansac estrenará Torbillons, de Georges Aperghis.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.