espectaculos

Sábado, 19 de enero de 2008

MUSICA › EMPIEZA HOY EL FESTIVAL DE COSQUIN

Serán nueve lunas tucumanas

La figura de Yupanqui, en el centenario de su nacimiento, marcará la nueva edición del tradicional encuentro folklórico.

 Por Karina Micheletto
desde Cosquin

Todo listo para que largue el evento para el que varios coscoínos trabajan durante todo el año, ese que llaman, con pomposo orgullo, Festival Mayor del Folklore. Por el momento, la principal preocupación de los organizadores se concentra en un imponderable: correr por estos nueve días los nubarrones cargados de lluvia que ayer cubrieron las sierras y la provincia toda. En eso trabajan, aseguran, con la ayuda de un mítico “brujo” que se supone protege al festival de estas cuestiones. Lo demás ya está programado: este año el festival se centrará en homenajear la figura de Atahualpa Yupanqui, en el centenario de su nacimiento. El tributo más original seguramente será el que prepara Divididos, que por estos días ensaya temas de Yupanqui para incluir en su presentación de pasado mañana. Toda una avanzada folklórica a cargo de “la aplanadora del rock”.

Ayer, bajo un cielo gris, las calles de esta localidad del Valle de Punilla ya lucían alteradas por el ritmo de “la previa”: puestos en pleno armado, que pronto se mostrarán recargados de locro o chivitos al asador, el escenario listo para las pruebas de sonido, las peñas de alrededor apurando los últimos retoques, una feria de artesanías en la plaza San Martín que ya ofrece a los turistas productos de calidad, dado que los puesteros de todo el país concursan para llegar hasta aquí.

Pero el comienzo oficial del festival será esta noche a partir de las 22, y podrá verse en directo, como todos los años, por la pantalla de Canal 7. Por aquí muchos esperan con ansiedad la forma que tomará el cuadro de apertura, a cargo del ballet del festival –llamado Ballet Camín– que en cada edición se propone lograr un toque distintivo, mientras suena el himno del festival, para dar paso al grito histórico de “Aquí, Cosquín”, ese que durante décadas monopolizó Julio Mahárbiz. Esta vez, en la apertura también actuará el coro Los Duendes del Viento, integrado por chicos con capacidades diferentes de Río Cuarto, interpretando el Himno Nacional Argentino.

La programación de esta noche tendrá el número “vendedor” de rigor (Los Nocheros), y también momentos interesantes como la presentación del poeta salteño Ariel Petroccelli o el encuentro “Corazón de chacarera”, con Alfredo Abalos, Elpidio Herrera y la Chacarerata Santiagueña. Mañana, el gran cierre estará a cargo de León Gieco, que, como casi siempre, estará rodeado de “colegas-ahijados”. Antes de su actuación también habrá fiesta diversa, con propuestas como la del Dúo Coplanacu, Minino Garay o Mariana Carrizo.

El eje puesto en el homenaje yupanquiano (el próximo 31 de enero se cumplen cien años de su nacimiento) aparece ya en los afiches de este año, dominados por el retrato del autor de “Luna tucumana”. Todas las noches, en el inicio del festival, se escucharán recitados o canciones en su voz, con imágenes del compositor, guitarrero y cantor. Pero la mayor expectativa estará puesta en el homenaje que prepara Divididos, y que incluirá un set acústico de Ricardo Mollo cantando temas de Atahualpa. Ya hubo ensayos del trío rockero con invitados como Peteco Carabajal, y todo está listo para que pasado mañana compartan el escenario de la Próspero Molina con gente de gaucha estirpe, algo impensable pocos años atrás en un festival como éste.

La programación de este año promete otros encuentros interesantes o inesperados. Por ejemplo, el que protagonizarán Mercedes Sosa y Soledad el próximo fin de semana. Víctor Heredia invitará a su show del próximo sábado a Pedro Aznar y Jorge Fandermole, y juntos propondrán un intercambio de canciones propias que promete. Peteco, Demi, Roxana y Graciela Carabajal mostrarán su “Tributo a Carlos Carabajal”, pasado mañana. Inesperadamente volverá a cantar un Chalchalero, Juan Carlos Saravia, dentro de un set titulado “Salta es una fiesta”. Habrá un tributo a Horacio Guarany, una figura que hace rato no pisa este escenario, el domingo 27, último día del festival. Y hay más: Mariano Mores, en un paréntesis tanguero, la venezolana Cecilia Todd, Raúl Barboza, radicado en Francia, Luis Salinas, Teresa Parodi, Jairo, Juan Falú, y siguen los nombres (ver programación).

Por fuera del escenario principal, Cosquín también ofrece otros eventos alrededor de la música y la palabra: el “Encuentro de poetas con la gente”, del que participan autores de clásicos del cancionero, la presentación de la antología Los poetas que cantan 5, el “Congreso del hombre argentino y su cultura”, el Ateneo Folklórico, una feria del libro en la plaza, muestras como la dedicada a Yupanqui, con una colección de fotografías, objetos, discos de pasta, afiches y publicaciones. Y fundamentalmente toda la música que se hace en la peatonal o entre las mesas de los restaurantes, a cambio de unas monedas, o en los balnearios o en las peñas que todos los años convocan la destreza de cantores y bailarines ávidos de gato y chacarera.

Compartir: 

Twitter
 

El recuerdo de Yupanqui estará más vivo que nunca.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.