espectaculos

Martes, 13 de mayo de 2014

LITERATURA › ENTREGA DE LOS PREMIOS DESTACADOS ALIJA

Historias con aplausos

La organización que el año próximo cumplirá treinta años homenajeó con sus premios a aquellos creadores que dedican sus días a imaginar, ilustrar y editar textos para niños y jóvenes.

 Por Emilia Erbetta

La Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de la Argentina (Alija) entregó el último domingo a la noche sus Premios Destacados a lo mejor de la producción editorial local, en el marco de la penúltima noche de la Feria del Libro de Buenos Aires. Con la conducción de la narradora oral Maryta Berenguer y Gabriel Gallego, de AZ Editora, la ceremonia fue la ocasión para que, mientras llovía en Buenos Aires y La Rural recibía a sus últimos visitantes, aquellos que dedican sus días a imaginar, ilustrar y editar historias para chicos y jóvenes tuvieran su homenaje.

“Les agradezco a todos que hayan venido, veo que la sala no nos queda grande y eso me da una enorme satisfacción”, comenzó Alicia Salvi, presidenta de la asociación desde el año pasado. Para todas las “caras nuevas” que divisaba desde el escenario, Salvi explicó que Alija “es una organización sin fines de lucro que el año que viene cumplirá treinta años y que representa en la Argentina a IBBY, la Organización Internacional del Libro Juvenil, con sede en Suiza”. Salvi aprovechó para detallar las dificultades que Alija atraviesa con respecto a su sede: “Estamos trabajando en la biblioteca Güiraldes, pero no es posible tener como domicilio fiscal y legal un edificio público”, explicó. Esta situación no les permite gestionar apoyo de terceros y de fundaciones. “No es condición sine qua non que Alija funcione en una biblioteca: puede ser en un club de barrio, una sociedad de fomento. Aceptamos propuestas.”

“Leer esa cantidad de libros no fue una tarea fácil y evaluarlos con un criterio profesional, menos”, reconoció Carlos Silveyra, que coordinó el “jurado federal” que estuvo integrado por Alba Serena Melagrani, de la Universidad Nacional de Córdoba; Silvina Juri, docente de la cátedra Literatura Infantil de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza; el diseñador gráfico Daniel Wolkowicz y la directora de la Diplomatura en Literatura Infantil y Juvenil de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones, Claudia Santiago. Todos ellos otorgaron a la editorial Calibroscopio el Gran Premio Alija por su obra colectiva ¿Quién soy? Relatos sobre identidad, nietos y reencuentros. Aunque la ceremonia no tuvo sorpresas –los ganadores habían sido anunciados por Alija días antes–, sí hubo momentos emotivos, como cuando el ilustrador Juan Lima, reconocido por el diseño del libro Cabía una vez, de David Wapner, dedicó el premio “a la vitalidad de Mirta Colángelo”, la educadora, narradora y “susurradora poética” que murió en Bahía Blanca en 2012.

Entre los ganadores cabe mencionar al destacado en Novela, el libro Zoom de Andrea Ferrari. En él, explicó el jurado, “como una cámara de cine que atrasa y adelanta momentos del relato, congela personajes para presentar a otros en un impecable estilo que atrapa y seduce al lector. La de Ferrari es una escritura diferente, original y sorpresiva que logra una novela en la que, además de técnicas que asombran, cuenta historias desde una mirada muy profunda”. También a la dupla Andrés Valenzuela-Paula Bombara, que celebraron por Ciencia y superhéroes, destacado en el rubro Informativo, y a Luis María Pescetti, destacado en esta oportunidad el rubro Poesía por su libro Unidos contra Drácula..

Juan Sasturain y el editor Daniel Divinsky, de Ediciones de la Flor, recibieron el premio del rubro Historieta por la reedición de la novela gráfica Perramus. “Este es un libro viejo en una edición hermosísima nueva. La calidad de la edición ha contribuido en más de un 80 por ciento para que este libro sea reconocido”, aseguró Sasturain, que junto a Alberto Breccia publicó Perramus en 1985 en la revista Fierro. La reedición de Nanas de la cebolla, el poema de Miguel Hernández que ilustró Matías Acosta para Ediciones Del Naranjo, fue una de las reconocidas en el rubro Rescate Editorial. El jurado la destacó como “una propuesta de alto nivel poético, un rescate que acerca a grandes y a chicos a reunirse con el último poema escrito a puño y letra, en lápiz y papel, por Hernández”.

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Divinsky y Juan Sasturain recibieron el premio del rubro Historieta.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.