espectaculos

Viernes, 20 de julio de 2007

LITERATURA › SE LANZA “HARRY POTTER AND THE DEATHLY HALLOWS”

El “día P” para los muggles

En sintonía con el huso horario inglés, hoy a las 20.01 las librerías argentinas pondrán a la venta la versión en inglés. La saga lleva vendida la friolera de 350 millones de ejemplares.

 Por Silvina Friera

La pottermanía no se detiene; hoy será el “día P”, como se refieren a la madrugada del sábado en Londres. ¿Muere o no el joven aprendiz de mago? ¿Sucumbirá en manos de su enemigo Lord Voldemort? Mientras los fans desesperan por conocer la respuesta –¿se animará la autora a matar al héroe?–, el gran secreto será revelado en pocas horas más con el lanzamiento mundial de Harry Potter and the Deathly Hallows, el séptimo –¿y último?– libro de la saga, que ya lleva vendidos nada menos que 350 millones de ejemplares desde su aparición y que fue traducido a 60 idiomas. Apenas pasada la cero hora del sábado, en el Museo de Historia Natural de Londres, J. K. Rowling arrancará con la lectura del último episodio ante 1700 fans elegidos entre 80 mil aspirantes, justo en el día en que se cumplen los diez años de la publicación del primer libro, Harry Potter y la piedra filosofal. Esta lectura será transmitida simultáneamente por Internet a través del sitio de la editorial británica Bloomsbury (www.bloomsbury.co.uk). Por la diferencia horaria, en la Argentina se iniciará la venta de los libros editados por Bloomsbury (una tirada de 7 mil ejemplares) a las 20.01 en todos los locales de las librerías Yenny y El Ateneo, y a la misma hora se podrán comprar los ejemplares de la edición estadounidense de Scholastic (con una tirada de 12 mil), en los locales de la cadena Cúspide. En el país ya están prevendidos más de 10.500 ejemplares de las dos ediciones (ver aparte).

Sobre el final de esta historia que hechizó a millones de lectores se dice mucho, pero se sabe poco: que el pequeño mago muere (versión que no fue ni confirmada ni desmentida por la autora), que la última palabra del libro es “cicatriz”, que no habrá más juegos de quidditch para Harry ni para ninguno de sus compañeros de equipo. El desenlace más esperado –quizá no haya trama que angustie tanto a los lectores– está escrito desde hace años y pasó a buen resguardo en una caja fuerte no bien la editorial Bloomsbury comenzó a vislumbrar el fenómeno que tenía entre manos. Pero lo cierto es que poco se sabe del destino que tendrá Harry. ¿Podrá preservarse el secreto en una sociedad marcada por la velocidad y la “transparencia” de Internet? ¿O se filtrará horas antes de que se empiecen a vender los ejemplares? “Quiero que los lectores que, en muchos sentidos, han crecido con Harry se embarquen en la última aventura que compartirán con él sin saber adónde los lleva”, dijo Rowling, quien se declaró “indignada” porque The New York Times publicó una reseña del séptimo libro, aunque sin anticipar el final, dos días antes del lanzamiento. “Toda esa gente no son más que aguafiestas”, se quejaron en Bloomsbury. Según la casa de apuestas británica William Hill, un 99 por ciento de sus clientes estima que Harry Potter no sobrevivirá. Algunos lectores temen que morirá a manos del maléfico Lord Voldemort, que asesinó a los padres de Harry; otros especulan que se suicidará.

El diario The Sunday Telegraph informó que el batallón de camiones que transportarán los ejemplares desde los depósitos de la casa editora creada por Virginia Woolf hasta los comercios minoristas tendrán sistemas de rastreo satelital, para asegurarse de que no se desvíen de las rutas asignadas. Además, se colocaron alarmas en las cajas de los libros y los depósitos permanecen con vigilancia las 24 horas. Se estima que el operativo de seguridad costó unos 20 millones de dólares, aunque la editorial no quiso detallar más medidas para evitar filtraciones de la trama. Y amenazó a los vendedores minoristas con iniciar demandas en caso de que violen el embargo legal que todos firmaron.

Pero más allá de las tres versiones piratas que circulan en la red, no hay quien pueda arruinar la fiesta y el atractivo que ejerce el mago. Se estima que en las primeras 24 horas se venderán más de 3 millones de ejemplares en el Reino Unido, un millón más que las registradas por el tomo anterior de la saga, Harry Potter y el príncipe mestizo. Los fans británicos se preparan con varitas mágicas y escobas para el “día P”. Muchos jóvenes se quedaron a dormir en las puertas de los locales para ser los primeros en comprar el último libro. La librería Waterstone’s espera recibir a miles de personas y establecerá una línea telefónica de emergencia las siguientes 48 horas al lanzamiento. “Por si Harry muere”, fundamentaron.

El fenómeno no deja de sorprender cuando se piensa en el origen de la historia y en cómo era la vida de Rowling antes de Harry Potter. Hace 17 años, una mujer rubia con ropa gastada viajaba en un tren de Manchester a Londres. De repente en su cabeza empezó a crecer un mundo mágico con personajes y escenarios, pero tardó casi seis años en animarse a escribir el libro que estaba soñando. “Yo había estado escribiendo casi continuamente desde que tenía seis años, pero nunca había estado tan emocionada. Yo simplemente me senté y pensé, durante cuatro horas (el tren se había retrasado), y todos los detalles burbujearon hacia mi cabeza, y este chico desarreglado y de pelo negro que no sabía que era un mago comenzó a ser cada vez más y más real para mí.” Rowling escribía todas las tardes en distintos cafés de Edimburgo, porque en su casa no tenía calefacción. Había perdido su trabajo como maestra, su madre había muerto de esclerosis múltiple, estaba sola, separada y con una bebé de apenas tres meses, y sufría pozos depresivos. Cuando en 1996 terminó de escribir Harry Potter y la piedra filosofal, la autora envió el manuscrito a diversos agentes. Christopher Little ofreció representarla y lo presentó en varias editoriales. Después del rechazo de ocho firmas, Bloomsbury ofreció a Rowling un adelanto de 3 mil libras esterlinas por su publicación.

Pronto la escritora se olvidó de sus preocupaciones de madre divorciada, que vivía de subsidios estatales y no tenía empleo fijo, gracias a la fortuna que fue amasando, estimada en más de 700 millones de euros y que la convierte en la mujer más rica de Gran Bretaña. Rowling anunció que morirán al menos dos personajes importantes. ¿Será el malvado Voldemort? ¿Hermione y Ron, los amigos del mago? ¿O Harry? Los fans no se olvidan de que la autora confesó, después de ponerle punto final a la historia, que se sentía “eufórica y destrozada al mismo tiempo”. En un par de horas la expectativa acabará y se sabrá si Harry Potter muere o sobrevive. Por lo pronto, el personaje ya consiguió estatura de leyenda.

Compartir: 

Twitter
 

El secreto mejor guardado de los últimos tiempos: las cajas con el último tomo de Harry Potter.
Imagen: AFP
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.