espectaculos

Martes, 24 de julio de 2007

LITERATURA › EL NUEVO VOLUMEN DE HARRY POTTER POTENCIA EL FENOMENO

Vende como por arte de magia

En los EE.UU. arrancó vendiendo a razón de cinco mil ejemplares por minuto. Aquí, la versión en inglés ya encabeza el ranking.

Harry Potter ya es el personaje más vendedor de la historia. El séptimo volumen de la saga creada por Joanne K. Rowling, Harry Po-tter and the Deathly Hallows, alcanzó en los Estados Unidos un estimado de 8,3 millones de ejemplares vendidos en las primeras 24 horas, transformándose en la obra que se vendió con más rapidez en la historia de la literatura: unos cinco mil ejemplares por minuto en tierras de Bush. El sello Bloomsbury calculó que en el Reino Unido ya se vendieron cerca de tres millones de libros, un millón más que la novela anterior del célebre mago en el mismo lapso. En la Argentina, la versión en inglés ya encabeza el listado de los libros más vendidos la última semana en el rubro juvenil, tanto en la ciudad de Buenos Aires como en el interior del país, desde su lanzamiento el viernes pasado a las 20.01, según anunció oficialmente el grupo Ilhsa.

Miles de seguidores de Potter hicieron colas durante el fin de semana pasado afuera de las librerías del mundo para conseguir un ejemplar, y embarcarse en la lectura de las 607 páginas que responden a las preguntas del momento: ¿Quién muere al final? ¿Sobrevive Harry? El fenómeno de ventas también se verifica en forma virtual: Amazon.com recibió 2,2 millones de órdenes previas para el flamante libro, un 47 por ciento más que en la ocasión anterior.

En todo el mundo los ritmos de ventas se aceleraron con respecto al volumen anterior. La editorial Scholastic informó que con Harry Potter y el misterio del príncipe, la sexta novela de la serie, había vendido sólo 6,9 millones de ejemplares en los primeros días, y esta vez despachó 8,3 millones. Las librerías y supermercados también confirman que el ritmo de ventas es mayor que nunca: un claro ejemplo de esto lo da la firma Asda, que logró vender en el primer día un 97 por ciento del medio millón de copias con las que contaba. En Gran Bretaña, las librerías Waterstone vendieron 100 mil libros en dos horas, mientras que su rival WH Smith llegó a colocar quince libros por segundo en la primera noche, derribando su anterior record de trece copias por segundo.

El fenómeno fue precedido por semanas de publicidad y marketing viral, como la polémica que rodeó a las –inútiles– medidas de seguridad para evitar cualquier filtración, y la parafernalia de disfraces con los que miles de seguidores hicieron colas en las tiendas. La semana pasada aparecieron versiones pirateadas del libro en Internet, con todas las páginas escaneadas, y dos diarios estadounidenses difundieron reseñas antes de la publicación oficial (con respectivos juicios iniciados por ello). Nada de esto disminuyó el entusiasmo por el capítulo final de la lucha cada vez más sangrienta del joven mago contra las fuerzas del mal. Lisa Holton, presidenta de Scholastic Trade and Book Fairs, equiparó la excitación que provocó la aparición del libro en Estados Unidos con la histeria con que fueron recibidos Los Beatles en su primera visita al país. “Este fin de semana, niños y adultos por igual están sentados en colectivos, en el parque, en aviones y en restaurantes, leyendo Harry Po-tter and the Deathly Hallows”, describió en un comunicado.

El despliegue global con el que la versión oficial del libro apareció en las librerías de todo el mundo, a la misma hora, obligó a algunos medios a desplegar operativos especiales para llegar a tiempo con la novedad. El británico The Sun, por ejemplo, contrató a la campeona de lectura veloz Anne Jones, quien devoró las 607 páginas en 47 minutos. “Sin ser muy crítica, el argumento parece un poco complicado, pero yo no le habría cambiado una palabra”, arriesgó la mujer. “Harry Potter and the Deathly Hallows es realmente adictivo.”

En Brasil, un grupo de 400 internautas liderado por una chica de 14 años tradujo el libro al portugués y lo colgó gratuitamente en Internet (la traducción ya está disponible en el Portal de las tres escobas, portal3vassouras.com). Desde que la novela estuvo disponible pirateada en diversas páginas web, a comienzos de la semana pasada, dos de las principales comunidades virtuales brasileñas de fans del mago se unieron para comenzar la traducción de la obra de Rowling, y fueron publicándola on line. Un ejército de 400 traductores se puso en marcha y logró terminar en menos de una semana la traducción de las 607 páginas, con una salvedad: debido a la mala calidad de algunas de las páginas escaneadas, en algunos capítulos aparece el cartel de “página ilegible”. La movida no amenaza con afectar las ventas de la versión oficial: la mayoría de los fans que leyeron la traducción virtual contestaron a una encuesta que igual comprarán el libro cuando salga. Ediciones Salamandra, titular de los derechos para Latinoamérica y España, calcula que el lanzamiento en castellano será hacia finales de año o comienzos del próximo. La serie lleva vendidos 325 millones de libros de sus seis primeros volúmenes.

Compartir: 

Twitter
 

J. K. Rowling, la dueña de la criatura, supera el más optimista de sus sueños.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.