espectaculos

Miércoles, 15 de octubre de 2008

CINE › MICHAEL SMITH Y LOS VIDEOS QUE SATIRIZAN AL ESTADOUNIDENSE MEDIO

Un retrato del optimista acrítico

El videasta, que se presentará hoy en la Alianza Francesa, llegó a la Argentina para hablar de su criatura más corrosiva, el ciudadano Mike, un hombre expuesto a modas y slogans al que define como “una persona común y corriente, chata y con poca onda”.

 Por Ana Bianco

En el marco del Ciclo Anual de Video Arte, organizado por el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y en conjunto con la Alianza Francesa, hoy se proyectan algunos de los videos de Michael Smith, artista norteamericano que trabaja desde hace 30 años en este formato. A través de su personaje, Mike realiza una observación zumbona e irónica sobre la sociedad estadounidense. En Estados Unidos, Canadá y Europa han sido presentadas sus obras en museos, galerías, universidades, festivales, night clubs, televisión y vía pública. Smith, quien se encuentra en Buenos Aires especialmente para presentar sus videos, dialogará mañana a las 19 con el público, en el auditorio de la Alianza Francesa (Córdoba 936), con entrada libre y gratuita.

Michael Smith utiliza video e instalación como herramientas de su arte y pertenece a una generación influida por la televisión, en particular las sitcom. Da vida a Mike, un optimista histórico, un hombre común, de clase media, maleable a modas y slogans cambiantes, que compra con cierta ingenuidad. En un video, Mike está en un refugio nuclear, rodeado de galletitas y bidones de agua; desde el absurdo retrata un proyecto real del Gobierno de Estados Unidos que retomó en los ’80 y propiciaba convertir los snack bars (cafés) en refugios nucleares. Smith aborda diferentes tópicos y los trabaja desde el humor y la ironía: la música disco, la televisión por cable, el consumo, Internet y el mundo del arte, entre otros. La presencia del artista norteamericano en la Argentina forma parte del proyecto AA Exchange Program (Austin Argentina Exchange), organizado por el Blanton Museum of Art, el Creative Research Lab y el Proyecto NeXar de intercambio, del que ya ha participado el artista argentino Dino Bruzzone, en Austin, este año. Michael Smith es profesor asociado en el Departamento de Arte e Historia del Arte de la Universidad de Texas en Austin y durante la entrevista con PáginaI12, el artista se refirió a sus trabajos

–¿En qué se basó para el video Orientaciones en el mundo de Mike?

–Me inspiré en las bibliotecas presidenciales. Yo trabajo en una Universidad en Texas, Austin, y la biblioteca está dedicada a la figura del presidente Lyndon Johnson: presenta una retrospectiva sobre su vida por medio de instalaciones, objetos personales y de sus obras. A través de un film, orientan a la audiencia sobre la vida del presidente. Con mi colaborador principal, Joshua White, decidimos armar un video que sirviera de orientación sobre la retrospectiva Mike’s World (El mundo de Mike), que reúne la obra de los últimos treinta años. Antes de entrar al show, se puede ver un film que ubica al público sobre quién es Mike.

–¿Cómo define a Mike?

–Mike es una persona normal, común y corriente, chata y con poca onda, que lucha por entender lo que sucede. Tiene varios mundos: el de las artes, el del baile, el culinario, el agropecuario, el de los negocios, entre otros. Es un personaje que se hace preguntas y está abierto a sorprenderse. Una especie de Cándido de Voltaire, muy inocente. Yo pertenezco a la generación de los baby boom, nacidos después de la Segunda Guerra, en un período optimista y a la vez muy hipócrita. Mike es lo opuesto, está todo el tiempo confrontándose con el fracaso. Soy parte de la generación de artistas muy influidos por la televisión. En ese momento, la televisión comenzaba a referirse a sí misma como al arte posmoderno, que se refiere a sí mismo y vuelve a trabajar sobre temas que ya habían sido abordados. Mike es un apodo muy popular, y Smith es un apellido muy común. En realidad, yo soy judío, pero mi apellido fue cambiado en algún momento, no sé ni cómo ni cuándo; Mike Smith es un nombre tomado de Michael Smith.

–Mike es optimista y persigue el sueño americano...

–Es optimista y a la vez es irónico. En el video referido al mundo comercial, a la voz del presentador se la conoce como “la voz de Dios”, transmite autoridad, es convincente y no da lugar a cuestionamientos. En el video de presentación usé música sin copyright, la compré en Internet y el título es: Música para un parque de diversiones para un hombre común. Costaba 29 dólares y es perfecta. Mike es todos los hombres, y todos tenemos algo de Mike. Esa expresión sobre si el vaso está mitad lleno o mitad vacío, yo lo vería siempre mitad vacío, pero Mike lo verá siempre mitad lleno y está habilitado a dar opiniones sobre eventos sociales y personales desde ese lugar. Mike es muy norteamericano y muy occidental. Es un exponente de la clase media y de los segmentos que la habitan. Me interesa el humor y rescato imágenes icónicas que aparecen en la televisión como una fuente de referencia y de información. Mike llega a todo un poco más tarde en esa demora, y se queda afuera de la curva de algo.

–¿Ha realizado performances al aire libre?

–Sólo de un personaje: un bebé. La idea surgió durante las primeras discusiones sobre feminismo y cuestiones de género y creé ese personaje, donde esa discusión no entraba. Pero con Mike trabajo siempre dentro de ambientes controlados y armados para tal film. Yo no soy actor, hago performances y no improviso. Mi trabajo es muy visual y lo que más disfruto es encontrar las ideas, los conceptos y no necesariamente hacerlos.

Compartir: 

Twitter
 

Michael Smith realiza una observación zumbona del norteamericano promedio.
Imagen: Luciana Granovsky
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.