espectaculos

Martes, 16 de junio de 2009

CINE › LA NUEVA MISIóN DEL DIRECTOR BRITáNICO ROLAND JOFFE

El Opus Dei limpia su imagen

El realizador de La misión recreará la vida y milagros de José María Escrivá de Balaguer, el sacerdote español que fundó una de las más influyentes y secretas organizaciones de la Iglesia Católica y que fue canonizado en 2002 por Juan Pablo II.

 Por Elizabeth Nash *

Desde Madrid

El director inglés Roland Joffe, quien dejó su marca al hacer el drama religioso La misión sobre cruzados jesuitas en la jungla brasileña, está a punto de abordar un capítulo aún más controvertido en la historia del catolicismo: el Opus Dei. Joffe recreará la vida y milagros de José María Escrivá de Balaguer, el sacerdote español que fundó una de las más influyentes y secretas organizaciones de la Iglesia Católica, canonizado en 2002. La película parece destinada a disparar más polémica, ya que sigue a una ola de éxitos cinematográficos que apuntan a la fascinación pública con las historias de crímenes y conspiraciones inspiradas en el Opus, que han hecho flamear las casullas del Vaticano.

El Opus Dei condenó con furia El Código Da Vinci en 2006, y su secuela Angeles y demonios, hoy en los primeros lugares de las más taquilleras. A los miembros del Opus se les prohibió ver e incluso hablar de Camino, premiada película de 2008 dirigida por Javier Fesser sobre el culto al sufrimiento. Por contraste, para There Be Dragons Joffe recibió la bendición del Opus Dei. “El equipo de filmación nos pidió ayuda para recopilar información, y le dimos acceso a los documentos. Es el principio y el final de nuestra colaboración con el film”, dijo Louis Gordon, oficial de información del Opus Dei. Gordon dijo que se reserva el juicio sobre los méritos del proyecto; la organización desmintió los reportes que dicen que estaba proveyendo fondos para su realización.

La trama arranca en el tiempo presente, cuando un joven periodista londinense decide visitar a su padre, quien está muriendo en España, y resolver sus conflictos. Por casualidad, el joven termina investigando a uno de los viejos amigos de su padre, un sacerdote ya fallecido que es candidato a la santidad. La acción zigzaguea entre la violencia y el odio de la Guerra Civil Española y cruza los Pirineos hacia Francia, a medida que el periodista descubre la compleja amistad que unió a los dos hombres desde la infancia. Las notas de producción describen la película como “un drama lleno de pasión, traición, amor y religión (...) que revela la importancia y el poder eterno del perdón”. La coproducción argentino-española-estadounidense, que comenzará a filmarse en los próximos meses en el sitio bonaerense de peregrinación de Luján y en España, contará con el protagónico del actor inglés Charlie Cox.

El film hace foco en los primeros años de la vida de Escrivá, durante la década del ’30, lo que dispara la preocupación de que su ascenso durante los años de Franco sea borrado. “Esta es una película de propaganda, escrita y supervisada por miembros del Opus Dei en un intento desesperado por limpiar su estropeada imagen ante los ojos de la opinión pública”, dice un blog de ex miembros del Opus que dicen haber sido “disminuidos mental y espiritualmente” por la organización. El proyecto sobre Escrivá de Balaguer viene circulando entre los directores españoles desde hace algún tiempo, frustrado por la imposibilidad de encontrar un actor para el rol protagónico. Colin Farrell y el argentino Juan Diego Botto están entre aquellos que leyeron el guión.

José María Escrivá de Balaguer nació en el noroeste de España en 1902, hijo de un comerciante aragonés. Estudió para el sacerdocio y se mudó a Madrid, donde en 1928 fundó el Opus Dei, una organización secreta que urge a los individuos a buscar la santidad a través del trabajo y la vida cotidiana. Se volvió influyente durante la dictadura de Franco y aún conserva apoyos entre los miembros del establishment económico y político de España. Sus miembros son reticentes a declararse como tales, y a hablar de sus prácticas medievales. Cuando Escrivá murió en Roma en 1975, obispos de todo el mundo reclamaron su canonización, finalmente consagrada en octubre de 2002 por el papa Juan Pablo II en la Iglesia San Pedro en Roma. Hace tiempo que Roland Joffe quiere hacer un film sobre él: es uno de sus “grandes proyectos”, dijo una vez, junto a una película sobre la vida de la espía Mata Hari.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

El Opus Dei condenó con furia El Código Da Vinci y su secuela Angeles y demonios.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.