espectaculos

Lunes, 21 de septiembre de 2009

CINE › RAGE, LA NUEVA PELíCULA DE LA BRITáNICA SóLO SE VERá UNA NOCHE EN SALAS

Sally Potter estrena en los celulares

La directora se entusiasmó tanto con la respuesta que obtuvo por los cortos que posteaba en su blog que decidió filmar un largometraje que podrá bajarse gratuitamente de Internet para ver en los dispositivos móviles.

 Por Kaleem Aftab *

Sally Potter le está haciendo la guerra al cine. Su nueva película, Rage, quiebra simplemente todas las convenciones cinemáticas con su estilo descarnado y performances de actores mirando a cámara todo el tiempo. Como si eso no fuera suficiente, la directora británica también estrenará la película en forma gratuita a través de teléfonos celulares, en cuotas diarias durante el curso de una semana, al mismo tiempo que en Internet, antes de darle un inusual estreno en salas de una sola noche.

Situada en una casa de modas neoyorquina justo antes de la Semana de la Moda, Rage se desarrolla durante siete días, mientras los preparativos para una presentación importante son interrumpidos cuando una modelo muere en la pasarela, aparentemente estrangulada con su propia bufanda. Los catorce personajes, que van y vienen pero que generalmente andan cerca de la pasarela, hablan con un misterioso joven llamado Michelangelo, a quien el espectador nunca ve pero que entrevista a los protagonistas usando su teléfono móvil para un proyecto escolar. En secreto, él sube las filmaciones privadas a su blog. De principio a fin, nunca se escucha o se ve a Michelangelo y los personajes nunca aparecen juntos. Potter ha quebrado el límite entre actores y espectadores, y es a estos últimos que los personajes parecen hablarle directamente.

Quizá la mayor sorpresa del film es ver cuán efectivamente Jude Law se convierte en el transexual Minx. Por otra parte, Judi Dench usa un pelo rubio pasado por agua oxigenada en su papel de mordaz crítica de modas, mientras que para interpretar a la divertidamente llamada Lettuce Leaf (Hoja de Lechuga), la supermodelo Lily Cole muestra que tiene algún talento real para la actuación. Otros personajes incluyen a un diseñador de modas, Merlin, interpretado por Simon Abkarian con más de un guiño a John Galliano, un repartidor de pizza (Riz Ahmed), una modista latina (Adriana Barraza), una gerente de marca (Dianne Wiest), un fotógrafo (Steve Buscemi), un detective que cita a Shakespeare (David Oyelowo), un publicista (Jakob Cedergren) y un zar de los medios llamado Tiny Diamonds (“Pequeños diamantes”, interpretado por Eddie Izzard).

La apariencia audaz de la película ha tirado la autenticidad por la ventana, ya que los personajes son filmados frente a fondos coloreados que cambian constantemente, en lugar de estar frente al alboroto de la casa de modas. Cada actor fue filmado de cerca frente a una pantalla azul que pudiera ser manipulada en post-producción para encajar con un color asociado al personaje. Y aunque Potter filmó usando una cámara de alta definición para que el público no tenga que soportar imágenes pixeladas típicas de las grabaciones en celulares, ésa es la única concesión que la directora hizo para el espectador.

“Tuvo que ver con conseguir que la producción de la película y el resultado final estuvieran ligados con una estética. Por eso el minimalismo de la película terminada tuvo su espejo en la simplicidad del proceso”, dice Potter como forma de explicar sus métodos de filmación poco ortodoxos. “También ayudó con la practicidad de ensamblar a 14 grandes actores. Como sólo necesitaba filmar a un actor por vez, podía volar hacia donde estaban ellos y trabajar allí. Pasé dos días con cada actor y fue suficiente. No hubo recortes de tomas o sets de filmación, sólo teníamos los elementos básicos de la filmación.”

Lily Cole experimentó tanto los beneficios como la contra del método de Potter: “En un sentido, tener sólo la cámara enfrente es muy difícil porque te desenmascara, pero el otro lado de la moneda es que tenés a una directora enteramente enfocado en vos”, dice la actriz. “Sos capaz de enfocarte en tu personaje. En una producción mayor, donde hay tantos elementos en danza, no sos el centro de atención.”

Aunque sea un método de filmación de extremo bajo presupuesto, la estética no fue elegida simplemente para ahorrar dinero. La directora de 58 años tuvo la idea después de ver lo popular que se había vuelto su propio blog, con más de 30 mil personas que se conectaban para ver las últimas noticias sobre Sally Potter. Sobre todo, se sintió fascinada por la popularidad de las películas que hacía para su website, así que decidió hacer un largometraje en el mismo estilo.

El bajo costo también le brindó a la directora la oportunidad de estrenar la película en un modo que refleja lo que sucede en pantalla. La película fue recibida bastante tibiamente cuando fue estrenada en el Festival de Berlín, pero Potter dice que su nuevo método de distribución no es un acto reflejo contra los abucheos. “La idea estuvo desde el principio”, asegura. “La filmación fue parte de un todo unificado, para hacer que el cine y la distribución fueran parte de propia la historia.”

La película se estrenará en teléfonos celulares. Desde hoy estará disponible para bajarse a través de www.babelgum.com en siete segmentos, con uno publicado por día. Después habrá una première en Inglaterra que será emitida gratis a través de Internet y el 24 de septiembre habrá un estreno en la sala del BFI de Londres, que será transmitida en vivo a cines de todo el país. Allí, los espectadores serán invitados a enviar preguntas para Potter y el elenco a través de mensajes de texto, mientras que Jude Law se unirá a través de Skype (sistema para videoconferencias a través de Internet) desde Nueva York. Un lanzamiento en DVD le seguirá el 28 de septiembre.

Potter parece arrepentida de haber estado de acuerdo en pasar Rage en el Festival de Berlín de este año, porque dice que seguramente verla en un teléfono o un iPod es lo ideal. “Mirar toda la película de una sola vez requiere de cierta concentración. De todos modos, en mucho depende de dónde se lo vea. Berlín fue demasiado grande para este film. Nunca quisimos hacerlo, pero nos sedujo el hecho de que al director del festival le encantó la película. A mí me encantó verla en pantalla grande, pero noté que funciona levemente mejor en un contexto más íntimo.”

Puede que la frase anterior suene extraña dicha por un director de cine, pero refleja una nueva preocupación acerca de dónde y cómo se ven las películas. Hay que considerar la cantidad de veces que se dice que un film da para esperar al lanzamiento en DVD, o las veces que uno siente que lo hubiera disfrutado más de haberlo visto casualmente por televisión que habiendo pagado una entrada. También funciona en el otro sentido: cuando se trata de películas de gran presupuesto, no hay nada como la pantalla grande y el pochoclo de un multicine.

La cantidad de lugares donde se pueden ver películas explotó en la última década. Las reglas del juego han cambiado y Rage prueba que a veces dónde y cómo uno ve un film es tan importante como la trama, la actuación y la dirección.

* The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Potter dice que Rage rinde más en las pantallitas de celulares o iPods.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.