espectaculos

Jueves, 29 de octubre de 2009

CINE › PRESENTACIóN DEL FESTIVAL DE MAR DEL PLATA

La austeridad llegó al cine

Se desarrollará entre el 7 y el 15 de noviembre. El director de la muestra, José Martínez Suárez, confirmó que será una edición marcada por el “ahorro”, con menos películas y menos días de programación. La línea estética, sin embargo, no sufrirá modificaciones.

 Por Horacio Bernades

“Yo debería estar internado en un geriátrico”, aseguró José Martínez Suárez, director, por segundo año consecutivo, del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Quienes conocen su espíritu bromista saben que no hablaba en serio. Y quienes no lo conocen se habrán dado cuenta, de solo verlo. Por más que ande por los 80 y largos, el hombre despliega una energía que no cualquiera. Ladeado por la presidenta del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales, Liliana Mazure; el director del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, Juan Carlos D’Amico, y el presidente del Concejo Deliberante e intendente en ejercicio del partido de General Pueyrredón, Marcelo Artime, Martínez Suárez presentó, en conferencia de prensa celebrada en el Hotel Castelar, la nueva edición del Festival de Mar del Plata, que se llevará a cabo del 7 al 15 de noviembre próximo. Una edición que aparece marcada por el ahorro. Situación que Martínez Suárez –director de clásicos del cine argentino, como Dar la cara y Los muchachos de antes no usaban arsénico– graficó, ante las risas de los presentes, golpeando sobre la mesa con el codo.

La nueva edición del más longevo festival de cine de la República Argentina no será solventada exclusivamente por el Incaa, que es lo que viene sucediendo desde 1996, cuando el evento se reflotó, tras un receso de décadas. Ya había anunciado Mazure, al finalizar la anterior edición, que a partir de este año el alto presupuesto (estimado en unos 6 millones y medio de pesos) se repartiría en forma tripartita, entre la Nación (representada por el Incaa), la provincia de Buenos Aires y la ciudad de Mar del Plata. “Fue una decisión tomada a conciencia”, ratificó Mazure en la conferencia de prensa del Castelar. “Es un momento difícil, y el presupuesto total de Mar del Plata equivale a siete películas argentinas estándar. No podíamos seguir solventándolo nosotros solos.” D’Amico y Artime consideraron que el hecho de que el festival “pone a Mar del Plata –y por ende a la provincia de Buenos Aires– en los medios del mundo entero, durante una semana o tal vez meses”, justifica la inversión, tanto por parte de la provincia como de la ciudad de Mar del Plata.

Aunque el costo total sea más o menos el mismo que en años anteriores, la edición de este año representa una versión reducida del tradicional festival. Reducida en días (nueve, contra los once que duraba hasta ahora), en cantidad de películas (unas 200 en total, contra casi 300 del año pasado) y, sobre todo, en visitantes. Martínez Suárez nombró dos, ambos españoles: Javier Fesser, realizador de El milagro de P. Tinto (de quien se presentará una retrospectiva integral), y Diego Galán, célebre crítico y director, durante años, del Festival de San Sebastián. Además de los jurados, claro, entre quienes tampoco es que haya nombres excesivamente resonantes. El listado que sí es largo es el de quienes no respondieron los mails de invitación cursados por las autoridades del festival. Nombres que el director se tomó el trabajo de repasar de a uno, leyendo de una hoja que tenía sobre el escritorio. “Les mandamos mails a Coppola, Scorsese, Costa-Gavras, Michael Haneke, Demi Moore...”, dijo Martínez Suárez, encabezando una lista que se elevó hasta la veintena. “Es una tendencia internacional, de todos modos”, consideró el veterano funcionario. “Y si no díganme: ‘¿Quién fue a Cannes este año?’”, retrucó. No se oyó ningún vale cuatro de ninguno de los periodistas presentes, tal vez por no contar con ningún micrófono a mano.

Ligeramente reducidas se presentan también dos de las tres competencias oficiales: 14 concursantes (entre ellas, dos argentinas) participarán de la Competencia Internacional, contra 16 del año pasado, y 8, de la competencia latinoamericana (entre ellas, cuatro argentinas), contra 10 del año pasado. La Competencia Argentina presenta, sin embargo, la misma cantidad que en la edición 2008. Si bien hay varias que se vieron en otros festivales, las películas más recientes de Todd Solondz, Elia Suleiman, Bong Joon-ho y Cesc Gay (sumadas a las de los créditos locales, Adrián Caetano y José Campusano) garantizan el nivel de la Competencia Internacional. La Competencia Latinoamericana también exhibirá algunas que viene con run-run de otros festivales: la chilena Huacho, la colombiana Los viajes del viento, la uruguaya Hiroshima o la mexicana Daniel y Ana. El hombre de al lado, nuevo film de la dupla Cohn-Duprat, y Andrés no quiere dormir la siesta, de Daniel Bustamante (viene de presentarse en el Festival de Montreal), aparecen, en los papeles, como las más llamativas de la Competencia Argentina.

Una vista a vuelo de pájaro sobre el conjunto de la programación da a pensar que, más allá de cierta disminución en el número de películas latinoamericanas (y la incógnita que despiertan muchas argentinas), el festival parece dispuesto a mantener el perfil de calidad, y la buena dosis de riesgo, que el equipo de programadores ha sabido darle, de la gestión de Miguel Pereira en adelante. Si bien el equipo se redujo a la mitad y algunos nombres cambiaron, la arquitectura y la línea de la programación lucen en consonancia con las ediciones inmediatamente anteriores. Habrá autores consagrados (los hermanos Coen, Lars von Trier, Ang Lee, François Ozon), nombres propios del cine de arte (Jacques Rivette, Naomi Kawase, Jonathan Caouette, Alain Cavalier, Nobuhiro Suwa) y films resonantes en recientes festivales internacionales (Un prophète, Moon, Cold Souls, Humpday, la ceilanesa Between Two Worlds, la china City of Life and Death, la hongkonesa Accident). Habrá también retrospectivas como para prestar atención: una de grandes películas que nunca ganaron el Oscar, otra con películas (pocas) basadas en novelas de Georges Simenon y una dedicada a los Muppets. Para todos los gustos: eso también hace al perfil de Mar del Plata.

Compartir: 

Twitter
 

Martínez Suárez junto con Liliana Mazure, Juan Carlos D’Amico y Marcelo Artime.
Imagen: Télam
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.