espectaculos

Jueves, 3 de diciembre de 2009

CINE › COMIENZA EL FESTIVAL INTERNACIONAL DEL NUEVO CINE LATINOAMERICANO DE LA HABANA

Cuba invadida por el cine argentino

La apertura será esta noche con El secreto de sus ojos y durante once días no habrá uno solo en el que falten las películas argentinas, entre ellas varias inéditas aún en Buenos Aires, como Francia, de Adrián Caetano, y Che, un hombre nuevo, de Tristán Bauer.

 Por Oscar Ranzani

Desde La Habana

Esta noche comienza la 31ª edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano que se celebra en la ciudad de La Habana, y que se desarrollará hasta el 13 de diciembre en las principales salas de la ciudad, empezando por el inmenso e icónico Teatro Karl Marx. En esta ocasión, la Sección Oficial está conformada por 110 films, de los cuales 105 competirán por los premios Coral en las categorías de Largometraje de Ficción (21), Opera Prima (21), Cortometraje de Ficción (15), Documental (24) y Animado (24). Las cinco producciones restantes se exhibirán fuera de concurso. En cuanto a las proporciones de títulos por países, Brasil encabeza la lista con 23 películas, seguido por la Argentina y México, con 21 cada uno. Les siguen Chile y Cuba (nueve en ambos casos), Perú (siete) y Colombia, Uruguay y Venezuela (cuatro cada uno). Completan la nómina Nicaragua, Puerto Rico, Paraguay, Bolivia, Sudáfrica, Canadá, Reino Unido y España, que traen una película cada uno.

Uno de los puntos destacados de este festival es la gran presencia del cine argentino. En la Sección Competitiva de Largometrajes de Ficción participan cinco películas nacionales. Una de ellas es El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, cuya proyección tendrá la importante tarea de abrir esta noche el Festival de La Habana. Por otro lado, el film protagonizado por Ricardo Darín, Soledad Villamil y Guillermo Francella medirá la aceptación del jurado tras el traspié en el Festival de San Sebastián: allí era favorito a ganar uno o más premios importantes, según el gusto del público y de la crítica especializada y, sin embargo, no cosechó ningún galardón. Seguramente, el largometraje dirigido por Campanella, inspirado en la novela La pregunta de sus ojos, de Eduardo Sacheri, provocará una gran expectativa en La Habana, tras el éxito de público que logró tanto en la Argentina como en España.

La única ficción argentina en concurso que aún no fue estrenada en Buenos Aires es Francia, el último film de Israel Adrián Caetano, una de las figuras más importantes del Nuevo Cine Argentino, que marcó un estilo muy particular y muy bien considerado con Pi-zza, birra, faso, Bolivia, Un oso rojo y Crónica de una fuga. En Francia, Caetano contó con la participación de Natalia Oreiro, Lautaro Delgado y la hija del realizador, Milagros Caetano. Francia muestra la cruda realidad de un matrimonio separado en la que el marido, después de años, debe volver a vivir bajo el mismo techo con su ex y su hija, ya que por la crisis económica que atraviesa se queda sin dinero para pagar el alquiler del departamento que habitaba.

De las otras tres ficciones argentinas en concurso oficial, dos de ellas se estrenaron en las últimas semanas. Una es El último verano de la Boyita, segundo largometraje de Julia Solomonoff, que aborda el conflictivo pasaje de la infancia a la pubertad: está protagonizada por dos chicos que fueron sometidos a un riguroso casting a cargo de María Laura Berch (que también trabajó en el casting de Una semana solos, de Celina Murga), y que interpretan sus roles con una gran soltura y sensibilidad, a pesar de la inexperiencia actoral. El otro film que se estrenó hace unas semanas es La invención de la carne, del cordobés Santiago Loza, que focaliza en la relación que establecen una mujer que presta su cuerpo para prácticas ginecológicas en la Facultad de Medicina, y un joven estudiante traumatizado que participa de esas prácticas (y que se obsesiona con ella).

Otra ficción argentina que participa de la Competencia Oficial es El niño pez, opus dos de Lucía Puenzo, estrenado a principios de año. Puenzo volvió a convocar para el protagónico a Inés Efron, tras su gran performance en la interpretación de una joven intersexual en XXY. En este caso, Puenzo adaptó la novela homónima que ella misma escribió a los 23 años y abordó una historia que transita por géneros como el policial y el melodrama.

La Competencia Oficial de largometrajes de ficción se completa con la ganadora del Oso de Oro del Festival de Berlín, La teta asustada, de la peruana Claudia Llosa. Además, se presentarán tres películas brasileñas (A deriva, Viajo porque preciso, volto porque te amo y Hotel Atlántico), dos chilenas (Navidad y La nana), dos colombianas (Los viajes del viento y Rabia) dos cubanas (El premio flaco y Lisanka), y dos mexicanas (Viaje redondo y Backyard), una boliviana (Zona Sur), una uruguaya (Hiroshima) y una venezolana (Un lugar lejano).

Durante las presentaciones especiales del Festival de La Habana habrá tres momentos importantes para la Argentina: estará León Gieco con el documental Mundo Alas, dirigido por el músico junto a Sebastián Schindel y Fernando Molnar. Seguramente será muy emotiva la exhibición de esta road movie documental que registra la gira por el interior del país que hizo León con el grupo de jóvenes artistas discapacitados con los que ya grabó un CD (editado por EMI y Página/12). Otro gran momento sucederá cuando se presente Las manos al piano, documental sobre el músico rosarino Fito Páez, producido por Rosstoc, productora de Gastón Pauls, quien estará presente en La Habana junto a Fito Páez. Y un tercer momento especial se producirá con el estreno mundial de Che, un hombre nuevo, ambicioso documental de Tristán Bauer sobre Ernesto Guevara, estructurado a partir del pensamiento y de la palabra del Che. Para este proyecto, Bauer contó con doscientas horas de registros del Che y recurrió no solamente a fuentes de familiares del revolucionario argentino-cubano, que le proporcionaron imágenes y sonidos inéditos hasta ahora del Che, sino también a materiales muy poco vistos que consiguió en Estados Unidos, República Checa, Irlanda y Francia.

En la Competencia Oficial de Documentales, David Blaustein presentará Fragmentos rebelados, un film que refleja la vida del cineasta desaparecido Enrique Juárez, contada por familiares, amigos, colegas y compañeros militantes: a partir de esos relatos, Blaustein establece una reflexión sobre el modo de hacer cine en las generaciones de los ‘60 y ‘70 y cómo se cruzaron el cine y la política a través de la militancia en aquella etapa. Junto con el documental de Blaustein –que aún no se estrenó en Argentina– se presentarán otros dos argentinos: Adopción, de David Lypszic, y La pérdida, de Enrique Gabriel y Javier Angulo. Completan esta sección, documentales de Brasil, Canadá, Cuba, España, Gran Bretaña, México, Perú, Puerto Rico, Sudáfrica y Venezuela.

Alejandro Malowicki presentará en Concurso de Animación Las aventuras de Nahuel, film aún no estrenado en Argentina, que combina la animación y los títeres: narra la historia de un niño y un gato, quienes encuentran un libro mágico que los lleva a conocer leyendas aborígenes. También participará Boogie, el aceitoso, animación de Gustavo Cova, que adaptó a la pantalla grande al célebre mercenario creado por el genial y recordado Roberto Fontanarrosa. Hay otras seis animaciones argentinas que competirán con producciones de Brasil, Chile, Cuba y México.

En la Sección Competitiva de Operas Primas hay cuatro películas argentinas, tres de ellas aún no estrenadas. Una es Aguas verdes, de Mariano de Rosa, que pone el foco en una familia de clase media que viaja a la costa de vacaciones. En medio del viaje, un extraño se acerca a la hija del matrimonio y provocará, en principio, la desconfianza del padre de la adolescente, pero el rechazo será cada vez más intenso y la situación se le terminará yendo de las manos al jefe de familia. Las otras dos argentinas no estrenadas son Plan B, de Marco Berger, y Andrés no quiere dormir la siesta, de Daniel Bustamante, que cuenta con la participación de Norma Aleandro y está ambientada en la época de la dictadura militar. De las ya estrenadas, compite Mentiras piadosas, de Diego Sabanés, quien adaptó en versión libre el cuento “La salud de los enfermos”, de Julio Cortázar. Estas óperas primas competirán con otras chilenas, colombianas, cubanas, mexicanas, nicaragüenses, peruanas y uruguayas.

Pero el Festival de La Habana no se agota en las presentaciones especiales y en la Competencia Oficial: también se exhibirán más de 170 films latinoamericanos en las Secciones Paralelas. Panorama Latinoamericano presentará siete largometrajes argentinos ya estrenados en Buenos Aires: Anita, de Marcos Carnevale; Felicitas, de María Teresa Costantinti; Motivos para no enamorarse, de Mariano Mucci; Esperando la carroza 2, de Gabriel González Condrón; Cuestión de principios, de Rodrigo Grande, y El vestido, de Paula de Luque, y Música en espera. En Sección Informativa Documental se presentarán doce producciones argentinas: Porotos de soja, de David Blaustein y Osvaldo Daicich; Ernesto Sabato, mi padre, de Mario Sabato, y Paraguay, nosotros también podemos, de Emilio Cartoy Díaz, entre otros.

Otras secciones paralelas son: Informativa Documental, Vanguardias, Hecho en Cuba, Videoteca Contracorriente, Historias de la Música Cubana y Cine Fantástico y de Horror en Latinoamérica. También se realizará el Encuentro Nuevas Miradas/EICTV, impulsado por la Cátedra de Producción de la Escuela Internacional de San Antonio de los Baños, con la intención de promover la realización de las primeras películas.

Compartir: 

Twitter
 

Guillermo Francella seguramente despertará el fervor del agradecido público cubano.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.