espectaculos

Domingo, 28 de febrero de 2010

CINE › POR UN CONFLICTO, LA PELICULA ESTUVO A PUNTO DE NO ESTRENARSE

Las ventanas que condicionaron a Alicia

 Por Horacio Bernades

El imperio del Ratón tembló por unos días, pero a la larga volvió a mover sus orejitas, en inconfundible señal de triunfo. La Alicia de Tim Burton estuvo a punto de no estrenarse en varios países, producto de un apriete de su compañía productora, la Walt Disney Pictures. Disney eligió a Alicia en el País de las Maravillas como globo de ensayo para apuntar a un cambio en las condiciones de explotación de las películas. El cambio consiste en un acortamiento de los plazos de exclusividad en la exhibición (las llamadas “ventanas”), algo a lo que los dueños de las cadenas de cine siempre se resistieron. Finalmente la sangre no llegó al río, Alicia va a estrenarse en condiciones normales en todo el mundo... y el terreno quedó sembrado para que, en el mediano plazo, la protección a la exhibición de películas en los cines sufra un recorte de un mes.

Desde hace aproximadamente un cuarto de siglo, las distintas instancias de difusión cinematográfica se organizan de acuerdo con lo que en ámbitos del negocio se denomina “ventanas”. Una ventana es el plazo que va de un medio a otro, en la cadena de explotación de una película. Para editar una película en DVD es necesario esperar cuatro meses, desde el momento de su estreno en cines. Desde hace un tiempo las grandes productoras vienen intentando acortar esa ventana a tres meses, argumentando que es la única forma de combatir la piratería. Los exhibidores se niegan a hacerlo, sosteniendo que eso va a provocar que mucha gente prefiera esperar el lanzamiento en DVD, en lugar de ir a ver la película al cine. Además dicen que lo que en realidad quieren las productoras es cobrar antes las regalías que brinda el DVD. Rubro que, conviene recordar, mueve más plata que la exhibición en pantalla.

La primera escaramuza se produjo meses atrás, cuando Disney intentó anticipar la edición en DVD de Up, una aventura de altura. La respuesta de las cadenas fue demoledora. “Si lo hacen, no estrenamos Los fantasmas de Scrooge”, amenazaron, obligando a Disney a replegarse. Ahora la compañía de Walt volvió a la carga y con más éxito. El argumento que usaron fue el Mundial de Fútbol de Sudáfrica. Como empieza en junio, y el plazo de 16 semanas para la edición en DVD de Alicia se cumpliría a comienzos de julio, los voceros de Disney “solicitaron” anticipar su salida en DVD para comienzos de junio. “Es una película familiar, el Mundial no la afecta”, replicaron los representantes de las cadenas británicas (y belgas y holandesas). No se limitaron a declamar, por cierto: levantaron los banners publicitarios de la película en todas sus salas, dejaron de emitir el trailer y suspendieron la venta de entradas anticipadas.

Del otro lado del Atlántico temblaron. Tanto, que la Disney comisionó a los máximos representantes del área Distribución Cinematográfica para intentar amansar a Odeon, Vue y Cineworld, las cadenas rebeldes. Finalmente se fumó la pipa de la paz, horas antes de la première. Se presume que el arreglo consistiría en alguna forma de flexibilización en los plazos de pago, así como en el compromiso escrito, por parte de Disney, de limitar el acortamiento de las “ventanas” a unos pocos casos especiales. Qué política adoptarán ahora las otras compañías es la pregunta que se hacen los expertos de la industria. Todas las miradas apuntan a noviembre próximo, fecha de estreno de la nueva Harry Potter. Preparen las cadenas.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.