espectaculos

Miércoles, 19 de enero de 2011

CINE › MATT DAMON HABLA DE SU PAPEL EN MáS ALLá DE LA VIDA

“Gran parte de los supuestos psíquicos son impostores”

El actor, quien asegura que nunca tuvo una experiencia extrasensorial, se alejó de Los Angeles para vivir más privadamente junto a su esposa argentina y sus cuatro hijas. En esta entrevista, afirma que le gustaría hacer muchas películas más junto a Clint Eastwood.

 Por Gill Pringle *

Protagonizar a un psíquico que ve gente muerta en Más allá de la vida, de Clint Eastwood, forzó a Matt Damon a cuestionarse sobre la existencia de algo después de la vida. “Tengo esperanzas pero, ¿quién sabe? Quizá simplemente la luz se apague –dice–. Pero todos vamos a saberlo más tarde o más temprano, eso es seguro.” Casado desde hace cinco años con la camarera argentina Luciana Barroso, Damon se convirtió al instante en el padre de la hija de ella, Alexia, que hoy tiene 12 años, y juntos tuvieron a Isabella (4), Gia (2) y Stella (tres meses).

Cambiar la soltería por este status actual de padre de cuatro en sólo ocho años ciertamente ha provocado que él contemple el sentido de la vida y la muerte más de lo que lo habría hecho en otra situación. “Pienso que tener hijos genera que empieces a pensar un poco más profundamente en tu mortalidad”, dice el actor, quien recientemente cumplió 40, mientras muestra su cabello, que encanece prematuramente. “Definitivamente les atribuyo las canas a mis hijas. Siempre se lo digo: ‘¡Esto (las canas) es por vos y esto de más allá por vos!’.” Pero no le teme al paso del tiempo. “Clint hace que el otro lado de la colina se vea bastante atractivo. El año pasado estaba haciendo entrevistas con Morgan (Freeman) por Invictus y cuando alguien mencionó que yo estaba por cumplir 40, Morgan dijo que estaba llegando a las mejores dos décadas de mi vida. Entonces, ver a tipos que realmente admiro diciendo eso –y con el vigor que tienen estos tipos– hizo que no fuera algo muy traumático. Quizá más adelante enloquezca o algo así, pero todavía no ha sucedido”, dice Damon, sonriendo con naturalidad, con aspecto de haber salido del catálogo de modas de niño bien con su suéter de cachemira, jeans y anteojos.

Sólo tenía 26 años cuando él y su coguionista y coestrella Ben Affleck se llevaron a casa el Oscar a la Mejor Guión Original por En busca del destino: los amigos desde la infancia florecían como promesas. Era un potencial que podría haberlos llevado a cualquier parte o, en el escenario más probable, que sólo uno de los integrantes del dúo dinámico triunfara. Pero los dioses del cine estaban brillando sobre ambos, porque cada uno de ellos logró gran éxito: Affleck recibió recientemente una aclamación por Atracción peligrosa, que él dirigió, escribió y protagonizó. O, como el propio Affleck lo puso en palabras hace unos meses, cuando ambos estuvieron en el Toronto Film Festival: “Es fantástico que los dos estemos aquí, yo con Atracción... y Matt con Clint Eastwood. En realidad, me vuela la cabeza”.

Damon no abandonó su humildad por el éxito. Está involucrado activamente en trabajos caritativos, incluida la ONE Campaign, y agradecido por una carrera en la que ha trabajado en películas tan aclamadas como Rescatando al soldado Ryan, Syriana, El informante y Los infiltrados, y también en las muy taquilleras trilogías de Jason Bourne y La gran estafa. Pero está claro que ha encontrado un ritmo con Clint Eastwood, a quien ve como un mentor pese a que Más allá... es sólo su segunda película juntos. “Espero que sea la segunda de diez que haga con Clint. Me puso muy feliz que me llamara. El ni siquiera tenía que darme un guión tan maravilloso. Podría haberme llamado con cualquier cosa y yo la habría hecho”, dice Damon, quien sonríe modestamente cuando se le recuerda cómo Eastwood incluso cambió la agenda de la filmación para poder acomodarse con los otros compromisos del actor. Es fácil ver por qué Damon, uno de los actores más “terrenales” de Hollywood, se lleva tan bien con Eastwood, también un alma gentil. “Hay muchísimas razones por las que trabajar con Clint es especial. Ha hecho películas durante sesenta años y tiene una increíble profundidad de conocimientos. Realmente sabe cómo hacer mejor que cada uno el trabajo de todos los que están en el set de filmación. Pese a eso, él no controla de ese modo: contrata a personas maravillosas y crea un medio ambiente en el que pueden hacer su mejor trabajo y les otorga una buena porción de control creativo. El de director es el trabajo más duro en el cine y el que tiene más responsabilidad. Es como un ajedrez tridimensional. Pero su identidad nunca se vio envuelta en lo que el negocio piensa de él. Es bastante zen, si se lo piensa”, dice Damon.

Al reflexionar sobre su propia infancia, que también fue “bastante zen”, el actor nacido en Cambridge, Massachusetts, asegura: “Tuve la suerte de crecer en un medio ambiente en el que no necesité meterme en peleas. Mi madre es una profesora de la resolución no violenta de los conflictos y la educación temprana, así que fuimos estimulados a resolver nuestros problemas a través de la discusión”. Hijo del corredor de Bolsa Kent Damon y de Nancy Carlsson-Paige, sus padres se divorciaron cuando él tenía 2 años y desde entonces pasó parte de su infancia viviendo en una comuna con su madre. En las entrevistas, él suele citarla más a ella que a su padre. Al hablar sobre la decisión de Eastwood de contratar a dos gemelos británicos para Más allá..., por ejemplo, Damon dice que su madre había notado cómo el director siempre consigue performances impecables de sus actores jóvenes. De todos modos, él no tiene ningún apuro en poner a sus hijas delante de cámara: “Me enfoco en criar a mis hijas para que sean mujeres buenas y fuertes. Si muestran algún interés en la actuación, creo que sólo me gustaría que lo hicieran si yo estoy detrás de cámara”.

Aunque la mayoría de los actores simulen tener alguna clase de afinidad con los sujetos que interpretan, Damon es escéptico respecto de los psíquicos. “Nunca tuve lo que uno describiría como una experiencia de otro mundo. Simplemente no la tuve. Siento que mi vida es un milagro, pero nada del tipo de una premonición o algo remotamente psíquico”, asegura el actor, quien también se negó a visitar a psíquicos reales para prepararse para el papel. “No lo hice, no. Si hubiera encontrado uno bueno, lo habría hecho. Lo que me preocupaba era que iba a meterme en un nido de charlatanes. Creo que una buena parte de ese espacio está ocupado por impostores, lo que no quiere decir que no existan personas que han sido genuinamente tocadas de algún modo. Simplemente no tuve la oportunidad de conocer a ninguna de ellas. Pero sí hablé con Martin Sheen, quien tuvo una experiencia cercana a la muerte en Apocalypse Now! cuando tuvo un infarto. Me contó una historia increíble un día, cuando trabajábamos juntos en Los inflitrados. Es una experiencia ampliamente catalogada que ha tenido mucha gente. Leí acerca de una persona que estuvo muerta legalmente durante 28 minutos; creo que ése es el record.” Aprender sobre esas experiencias cercanas a la muerte, afirma él, resultó en que disminuyera su propio miedo a morir. “Es interesante. Imagino que la mayoría de la gente le tiene miedo a la muerte, pero la que ha tenido esta clase de experiencias no lo tiene. Esa es una de las cosas que tienen en común: que ya no le tienen ninguna clase de temor.”

Es una de las pocas estrellas de Hollywood que eligieron no mantener su presencia en Los Angeles: el antiguo mujeriego –que salió con Winona Ryder, Minnie Driver y Penélope Cruz– hoy prefiere evitar ser el centro de atención y vive con su familia en Miami. “He hecho un esfuerzo consciente para alejarme de todo eso. No vivo en Los Angeles, así que eso ayuda. La mayoría de los paparazzi viven en LA. Las únicas veces que nos siguen a mi mujer y a mí es cuando vamos a LA, así que no vivir allí es una gran ayuda en términos de mantenernos fuera del escrutinio público. Vivimos en Miami, y Miami básicamente somos Shakira y yo. Ni siquiera tengo que competir con Ricky Martin porque vendió su casa”, dice el caballero a menudo votado como “el hombre más sexy del mundo”.

Después de ser testigos del nacimiento de sus tres hijas biológicas, está claro que Damon no está menos enamorado de su mujer hoy que lo que lo estuvo la noche en la que la conoció en la discoteca de Miami en la que ella trabajaba. “La gente dice algo acerca de ver a alguien a través de un salón abarrotado de gente. Juro por Dios que eso me sucedió a mí. No quiero ponerme muy canchero, pero sucedió, definitivamente. Me impactó. Fue algo muy extraño. Quizás esto sólo sea una especie de reelaboración retroactiva de lo que realmente sucedió, pero genuinamente siento que algo increíble sucedió la primera vez que la vi.” Hoy recuerda así lo que sucedió después de aquel día especial: “Me moví y de repente no era sólo que tenía una esposa. También había una nena de 4 años que ahora tiene 12. Nunca hubo otra opción. Simplemente era el modo en que eran las cosas y estaba feliz por ello. No puedo imaginar mi vida sin haber seguido ese camino, o que mi vida fuera hoy de otro modo. No quiero ni imaginarlo”.

“Estoy trabajando en disfrutar del presente –continúa el actor–. Seriamente, siento que toda mi vida la pasé mirando al futuro. Ahora siento que la vida es tan maravillosa que quiero disfrutarla. Se pasa demasiado rápido.” Sólo tenía 17 años cuando consiguió su primer papel: una línea de texto en la película Un pedazo de cielo, una de las primeras que hizo Julia Roberts. Poco después de eso, él y Affleck se mudaron a Hollywood, donde la consiguiente decepción los llevó a escribir En busca... Hoy es uno de los actores más ocupados del mercado: aparecerá próximamente en True Grit, The Adjustement Bureau y Contagion, y está actualmente en preproducción para Liberace, con Michael Douglas, y We Bought a Zoo, con Scarlett Johansson. Sin embargo, 2011 es el año en el que planea reunirse con Affleck. “Hace años que venimos hablándolo, así que espero que podamos conseguirlo –apuesta Damon, de quien se dice que trabajará con su amigo de la infancia en un drama legal todavía sin título–. Pero también queremos hacer nuestra propia película. Hace diez años que estamos tratando de trabajar juntos, pero la vida nos ha llevado en diferentes direcciones. Tener hijos muy chiquitos es algo grande. La mayor parte de tu energía se va en eso. Tener hijos chicos y vivir en diferentes ciudades simplemente significa que no vamos a vernos mucho.”

“Vi la película de Ben, Atracción..., muchas veces antes de que estuviera terminada, pero cuando finalmente se estrenó y le fue tan bien me sentí muy orgulloso y feliz. El lidió con un montón de mierda durante muchos años, que era injustificada, y era el blanco de muchas bromas. Así que me alegro de ver cómo toda esa gente tuvo que tragarse sus palabras; él fue mejor tipo que yo al respecto. Soy lo suficientemente mezquino para darle bola a todo ese asunto y reírme de la desaparición de todos estos idiotas que simplemente no saben reconocer el talento. Ahora él ha conseguido algo dos veces, cosa que es realmente muy difícil de hacer, que es salir de la nada y hacerte una carrera en el negocio del cine. Es algo que cualquiera puede intentar, en Estados Unidos o en cualquier parte del mundo. Invito a esos tipos a que lo intenten. Es algo realmente difícil de hacer, y él lo logró con En busca... y nuevamente con Atracción..., así que está en un lugar muy único hoy. No hay mucha gente a la que la industria vea como alguien capaz de sacar una idea de la nada, y que puede escribirla, dirigirla y actuar en ella. Históricamente no ha habido muchas personas que puedan hacer eso. Así que es fantástico que Ben esté en esa posición. Ahora estoy buscando que me dé trabajo.”

Pregúntenle a Damon si está siguiendo alguna clase de plan en su vida y él se rascará la cabeza. “Esa es la cuestión, creo yo. No tengo ni idea. Me gusta pensar que mis elecciones importan, pero ciertamente he tenido tanta suerte en mi vida que a veces me deja pensando.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Después de Más allá de la vida, Damon aparecerá en True Grit, The Adjustement Bureau, Contagion, Liberace y We Bought a Zoo.
Imagen: EFE
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.