espectaculos

Jueves, 22 de diciembre de 2011

CINE › TERROR EN LO PROFUNDO, DE DAVID R. ELLIS

Un lago con tiburones en tres dimensiones

 Por Horacio Bernades

La misma clase de películas que antes compañías infinitesimales mandaban directo a video o a televisión ahora son lanzadas por las grandes compañías, con los bombos y platillos del 3D. Manteniendo, eso sí, los mismos actores de madera, los mismos personajes de cartón, la misma chatura corrugada. Es el caso de Terror en lo profundo, una de tiburones, a la que la capacidad de su director, David R. Ellis (el de Destino final 2, Celular, Snakes on a Plane), para drenar adrenalina de la nada logra realzar en los últimos tramos.

Los protagonistas favoritos de las películas de terror de Hollywood de los últimos veinte años –un grupo de veinteañeros– van a pasar unos días de vacaciones en la cabaña lacustre de la familia de una de las chicas. Grupo estereotipado –una latina, un morocho, una conflictuada chica rica, un chico guapetón pero medio desvalorizado, una comehombres y un nerd–, los muchachos chocan, no bien llegados a la zona, con los estereotipos contrarios: un par de white trash de la peor calaña, con ganas de armar bardo en plan cosha golda. Estamos en Louisiana, zona de morralla blanca por excelencia. Además uno de los tipos fue novio de una de las chicas y no quedó nada conforme con eso de que años atrás ella le cortara el rostro. Literalmente: al huir de una situación de peligro, dejándolo solo, eso fue lo que la hélice de la lancha produjo en él. Falta que aparezcan los tiburones, todos dispuestos a dentellear lo que se les cruce. ¿Tiburones en un lago? Claro: alguien los llevó hasta allí, con las más retorcidas intenciones. Allí, cuando más se retuerce, entregándose finalmente al disparate argumental y dramático, Terror en lo profundo logra hacer diferencia por sobre la chatura televisiva en la que hasta entonces se había sumido.

Adrenalina, crueldad y disparate son las aguas que mejor nada Mr. Ellis, quien cuando no dirige películas se gana la vida como doble de acción. Aunque se nota que los productores le frenaron ímpetus gore, algún toquecito alla Destino final sobrevive en alguna muerte convenientemente planificada y algún otro recuerda a Terror a bordo, por la perversa delectación con que los dientudos se lanzan sobre la gente. En sus peores momentos, Terror en lo profundo hace recordar a los enlatados televisivos de los ’80. Específicamente, a uno llamado Jail Bait. En los mejores, parece una de esas clase B (o C, o Z) que para esa misma época uno iba a ver al cine Lara, piojera cinéfila ubicada en Avenida de Mayo al 1200, donde ahora hay un banco.

5-TERROR EN LO PROFUNDO

Shark Night 3D, EE.UU., 2011

Dirección: David R. Ellis.

Guión: Will Hayes y Jesse Studenberg.

Intérpretes: Sara Paxton, Dustin Milligan, Chris Carmack, Katharine McPhee, Joel David Moore y Donal Logue.

Compartir: 

Twitter
 

La película está plagada de estereotipos del género.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared