espectaculos

Martes, 9 de octubre de 2012

CINE › HOY ARRANCA LA TERCERA EDICIóN DEL FESTIVAL DE CINEMIGRANTE

No soy de aquí, ni soy de allá...

Sobre la emigración y las causas y consecuencias de quienes la padecen giran la mayoría de los más de 70 films y decenas de actividades paralelas que conforman la grilla del festival, que tendrá como sede central al Centro Cultural de la Cooperación.

 Por Ezequiel Boetti

Si el cine es movimiento, la historia del hombre también. Y esa naturaleza trashumante pueda traducirse en el desplazamiento simultáneo de grandes comunidades, pero también en la partida de un solo hombre: al fin y al cabo la infinitésima porción de una sociedad. Sobre la emigración, las causas y consecuencias de quienes la padecen giran la mayoría de los más de 70 films y decenas de actividades paralelas que conforman la grilla de programación de la tercera edición del Festival de CineMigrante, que se de-sarrollará desde hoy y hasta el miércoles de la semana que viene en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (CCC; Corrientes 1543), el Centro Cultural Español en Buenos Aires (Ccaba; Florida 943) y el Espacio Incaa Km 0 Gaumont (Rivadavia 1635). “El objetivo principal es empezar a generar una instancia de reflexión acerca de la conformación de una identidad y poner en discusión los modos que tuvimos y tenemos de pensarla”, opina ante Página/12 la directora del evento, Florencia Mazzadi. “Y abordamos la identidad desde el sentido moderno del término, ya que hace 200 años empezamos a tener una perspectiva solamente vinculada a la pertenencia a un Estado-Nación, y fruto de eso montamos una cantidad enorme de sistemas de pensamientos que implican desconocer nuestra esencia humana basada justamente en el movimiento.”

Para Mazzadi, “el material habla de la movilidad en un sentido muy amplio, desde cómo imaginarse una identidad y forjarla de acuerdo con esa imaginación, hasta cómo el Estado juega un papel muy importante en toda esta cuestión. Creo que la programación habla del estado de situación actual en materia de emigración, pero también de cosas que nos trascienden y nos obligan a poner en discusión paradigmas anteriores a los actuales”. La organizadora destaca el abanico de procedencias: serán 71 films, entre cortos, medios y largos de ficción y documentales, llegados desde 38 países de todas partes del globo: “Hay películas de lugares muy disímiles y variados, desde Noruega hasta Burkina Faso, desde Filipinas hasta Canadá, pasando por toda Latinoamérica. Eso muestra que la inmigración no sólo es una temática absolutamente vigente, sino también contemporánea”.

La película que oficiará de apertura hoy a las 18 ejemplifica varias de las observaciones anteriores de Mazzadi. Exhibida en el prestigioso festival Visions du Réel realizado en Nyon, Suiza, La puerta de no retorno sigue a un inmigrante africano radicado en Madrid desde hace casi cuatro décadas que sueña con volver a su tierra natal. Tierra de la que indirectamente también proviene el director del film, Santiago Zannou, ya que el protagonista no es otro que su mismísimo padre. Y allí irán, entonces, rumbo al reencuentro con la parentela en Benín, al tiempo que la cámara capta el derrotero emocional y físico de la dupla. “Seguramente por su condición de hijo de emigrante, en toda su obra está muy presente la cuestión de la identidad”, analiza Mazzadi. Las proyecciones se enmarcarán dentro de un foco dedicado a repasar todos los films previos del madrileño, como El truco del manco (2008), que le valió un Goya a Mejor Director Novel, Mercancías (2005) y Cara sucia (2005).

Además de esa retrospectiva, la programación se compone de diversas secciones, todas atravesadas por la tensa relación entre la inmigración y diversos aspectos de la sociedad moderna. En ese sentido, habrá apartados dedicados a la vinculación de ésta con el trabajo, la globalización, los derechos humanos, el género, la educación, salud, niñez, entre otras. Otras, en cambio, se centran en los desplazamientos entre diversos puntos del planeta (Diálogo América/Europa, América/Africa y Europa/Africa y Asia, por ejemplo). Veinticinco de los 71 films, además de encuadrarse en una o varias de esas secciones, participarán de la competencia oficial. El jurado estará integrado por la periodista de este diario Mariana Carbajal, el cineasta argentino Pablo Giorgelli (Las acacias) y su colega portugués André Santos.

Por otra parte, 2012 será el año de la incorporación de un nuevo apartado, cuyo eje está en el fenómeno de las grandes urbes: Migración en las grandes ciudades, el derecho a la ciudad. “Todos los años resaltamos aquellos materiales que más nos llaman la atención, y aquí hubo muchos films que abordaban ese tema. Las ciudades en el mundo son espacios de confluencia de mucha gente que viene de distintos lugares y lo interesante es que es un espacio que nos coloca en igualdad, ya que quienes vivimos allí simplemente tenemos que ser habitantes para acceder a lo que ella implica. No debería jugar el concepto de Nación para ser habitante de una ciudad”, reflexiona Mazzadi. Sin embargo, esa pertenencia es una materia aún pendiente. Para ella, “las políticas públicas de muchos lugares segregan a determinadas comunidades y crean urbanizaciones para ricos y otras para pobres”. “El foco habla de los distintos lugares en donde la ciudad aparece como un emergente importante para hablar de la inmigración y sus consecuencias: cómo se modifica el espacio urbano, el déficit habitacional que surge en casi todas las ciudades, los desalojos, la especulación financiera”, enumera.

Pero un festival no se trata sólo de películas sino de ampliar los límites preestablecidos para debatir e intercambiar ideas, favorecer la reflexión en medio de la vorágine audiovisual e iluminar aquellas zonas habitualmente poco abordadas por las cámaras. CineMigrante no será la excepción. Además de las proyecciones, habrá más de una decena de conferencias y actividades paralelas, entre las que se destaca el primer Encuentro de Directores Iberoamericanos, que se realizará el próximo lunes a las 20.30. “El objetivo es empezar a reflexionar acerca de cómo la región está pensando y viendo su conformación identitaria y cómo se refleja la emigración en ese panorama”, explica la ejecutiva. Del encuentro bautismal participarán los ya mencionados Zannou y Giorgelli junto a un grupo de directores de la región, como el chileno Oscar Godoy, el boliviano Marcos Loayza, el ecuatoriano Fernando Mieles, la venezolana Marité Ugas y el argentino Rubén Plataneo.

La creación del flamante espacio permitirá “observar la diversidad y la distintas maneras que hay de contar esa esencia humanitaria que es la identidad”, según describe Mazzadi. Pero hay más: “Muestra a una generación –casi todos los directores son coetáneos– que se está planteando un paradigma distinto de identidad. Evidentemente nuestro reconocimiento a los pueblos originarios nos empieza a parar en un lugar un poco más pequeño como generación, en el sentido que empezamos a reconocer que hubo comunidades previas a 1492, y que la historia de la humanidad es un poco más larga que la constitución de los estados-naciones, y que el encuentro con lo que consideramos diferente es parte de un encuentro con nosotros mismos”.

* Más información y la programación completa en http://www.cinemigrante.org/

Compartir: 

Twitter
 

La puerta de no retorno, de Santiago Zannou: el sueño de volver a la tierra natal.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.