espectaculos

Martes, 29 de enero de 2013

CINE › LA SALA LUGONES INAUGURA LA TEMPORADA CON CINE FRANCéS INéDITO

No todo viene de Hollywood

El ciclo ofrece la oportunidad de conocer títulos que no han llegado a la cartelera local, a pesar de haber circulado por los principales festivales internacionales y de contar con algunas de las mayores estrellas del cine europeo actual.

Parece mentira, pero a mayor cantidad de espectadores (y el año pasado la cartelera cinematográfica local fue record, con más de 45 millones de entradas vendidas) también mayor es la concentración de la oferta. Los denominados “tanques” de Hollywood acaparan casi todas las pantallas, dejando afuera a buena parte del cine europeo que antes llegaba con mayor profusión y regularidad a Buenos Aires. Para paliar en parte esa ausencia, el Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina, con el auspicio y la colaboración de la Embajada de Francia, han organizado un ciclo denominado “Cine francés inédito”, que se llevará a cabo desde hoy y hasta el domingo 10 de febrero en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (avenida Corrientes 1530). El ciclo, a su vez, será el puntapié inicial de la temporada número 46 de la Lugones.

La muestra ofrece la oportunidad de conocer títulos que no han llegado a la cartelera comercial de nuestro país, a pesar de haber pasado por los principales festivales internacionales (Cannes, Venecia) y de contar con algunas de las principales estrellas del cine francés actual, como Nathalie Baye, Valeria Bruni Tedeschi, Charlotte Gainsbourg y André Dussollier, entre otros. El ciclo también tiene la particularidad de contar con un cincuenta por ciento de directoras mujeres, entre ellas varias debutantes, y premiadas. Se verán copias nuevas en 35mm enviadas especialmente desde París por el Ministère des affaires étrangères de Francia.

El ciclo arranca hoy con Todos al Larzac, un documental de Christian Rouaud que integró la selección oficial del Festival de Cannes 2011. Marizette, Christiane, Pierre, León, José son algunos de los protagonistas, divertidos y emocionantes, de una lucha increíble, la de los campesinos de la región del Larzac contra el Estado, que los unió en un combate despiadado para salvar sus tierras. Un combate llevado con determinación y alegría, pero a veces también agotador y peligroso. Todo comienza en 1971 cuando el gobierno declara que el campo militar del Larzac debe extenderse. La cólera de los campesinos se difunde como un reguero de pólvora, los campesinos se movilizan y firman un juramento: jamás cederán sus tierras. En el enfrentamiento cotidiano con el ejército y las fuerzas del orden, desplegarán admirables recursos de imaginación para dejar oír su voz.

Mañana es el turno de Uno empieza, otros te siguen (2009), de Léa Fehner, película ganadora de dos premios César de la Academia del Cine francés, a la mejor opera prima y a la mejor esperanza femenina (Pauline Etienne). Los personajes centrales son tres jóvenes que se encuentran en la sala de visitas de la cárcel. En ese lugar en que las pasiones se desatan es donde le tocará a cada uno tomar las riendas de su propio destino.

“La cárcel es un muro y no es fácil, cuando se está del lado de afuera, tener acceso a ella. El primer largometraje de Léa Fehner transmite dignidad, la de los familiares de los detenidos”, escribió Jean-Luc Douin en Le Monde. El viernes 1 va Juntos es demasiado (2010), una comedia de Léa Fazer, con Nathalie Baye, Pierre Arditi y Eric Cantona en el elenco. Y el sábado 2 llega Manos arriba (2010), de Romain Goupil, con Valeria Bruni Tedeschi e Hippolyte Girardot, un film que asocia los horrores de la Ocupación con la actual política antiinmigratoria de la Comunidad Europea.

Un título mayor del ciclo es Persecución (2009), de Patrice Chéreau, con Charlotte Gainsbourg, que se verá el domingo 3 y el lunes 4. “Un film de una belleza oscura”, según consignó Le Monde desde su estreno en el Festival de Venecia. El martes 5 se proyecta Una ejecución ordinaria (2010), de Marc Dugain, con una asombrosa composición de André Dussollier como Josef Stalin. Le siguen, a partir del miércoles 6, Bella espina Rebecca Zlotowski, premio Louis Delluc a la mejor opera prima; La familia Wolberg, de Axelle Ropert, estrenada en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes; Un veneno violento, de Katell Quillévéré, también proveniente de la Quinzaine, y Un hombre que grita, de MahamatSaleh Haroun, sobre la guerra civil que destruyó Chad y ganadora del Premio del Jurado en el Festival de Cannes. Más información en www.comple joteatral.gob.ar/cine

Compartir: 

Twitter
 

Un hombre que grita, de Mahamat-Saleh Haroun, Premio del Jurado en el Festival de Cannes.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.