espectaculos

Lunes, 18 de marzo de 2013

CINE › EL FILM ELEFANTE BLANCO OBTUVO EL PREMIO PRINCIPAL EN PANTALLA PINAMAR

El Balance de Oro fue para Trapero

La tradicional muestra, que concluyó el sábado por la noche, convocó a 27 mil espectadores a lo largo de ocho días. El Balance de Plata quedó en manos de Carlos Sorín por Días de pesca. Las distinciones fueron votadas por el público y la prensa especializada.

 Por Oscar Ranzani

Desde Pinamar

El sábado por la noche finalizó el noveno encuentro cinematográfico argentino-europeo Pantalla Pinamar, que a lo largo de ocho días tuvo record de asistencia de público: hubo 27 mil espectadores que poblaron las dos salas del cine Oasis, a lo largo de 72 proyecciones. Allí se vieron películas europeas exhibidas en los principales festivales del mundo, como Cannes, Berlín, Toronto y Venecia, preestrenos nacionales y films argentinos que formaron parte de la programación en diversas muestras cinematográficas internacionales. En esta edición, también hubo material de cinematografías difíciles de ver en la cartelera argentina como la noruega y la belga, además de un puñado de material fílmico de Cataluña, a través de su Escuela Superior de Cine y Audiovisuales (Escac). Pantalla Pinamar está organizada por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), que preside Liliana Mazure, y el gobierno municipal de esta ciudad de la costa atlántica.

La única sección competitiva del festival fue “Y el ganador es...”, integrada por largometrajes argentinos o mayoritariamente argentinos, estrenados o por estrenarse, que hayan concursado en competencias oficiales de los festivales internacionales Clase A. Y las distinciones fueron votadas por el público y la prensa especializada. El Balance de Oro, dotado de seis mil euros a través de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales de España (Egeda), fue para Elefante blanco, de Pablo Trapero, que compitió en el Festival de San Sebastián. El Balance de Plata, en tanto, quedó en manos de Carlos Sorín por su más reciente largometraje Días de pesca, que también integró la competencia oficial internacional de la muestra donostiarra. El tercer premio, el Balance de Bronce, fue para una película aún no estrenada comercialmente en la Argentina, pero que promete ser uno de los grandes lanzamientos del cine independiente: De martes a martes, de Gustavo Fernández Triviño, que compitió en el Festival de Mar del Plata. Finalmente, el Premio Signis fue otorgado al film A la deriva, de Fernando Pacheco.

Los galardones fueron anunciados a la prensa por el director del festival, Carlos Morelli, con la presencia de la presidenta del Incaa y Enrique Cerezo, presidente de Egeda, la institución que otorga el premio monetario que acompaña al Balance de Oro. Antes del anuncio de los galardones, Mazure y Cerezo refrendaron un acuerdo para este año y 2014 entre el Incaa y Egeda, por el cual la entidad española seguirá aportando el dinero a la película ganadora del Balance de Oro. “Seguimos con este apoyo fundamental porque, como siempre, para nosotros fue fundamental el apoyo de España en todo el cine latinoamericano, en general, pero con la Argentina en particular. Esperamos seguir con esta magnífica relación y la firma de este convenio tiene que ver con este tema”, expresó Mazure.

Morelli señaló como sorprendente y halagador que a las películas argentinas que van por los premios Balance –que ya han competido en festivales internacionales, que se han estrenado en su mayoría, y que inclusive ya fueron editadas en DVD– “la gente las va a ver. Y te encontrás con que Elefante blanco y Días de pesca llenan salas. Entonces, quiere decir que hay mucho público que sabe que el cine argentino más fuerte del año anterior va a estar todo concentrado acá en pocos días y puede divertirse, juzgarlo y opinar”, entiende Morelli.

La otra pata de Pantalla Pinamar es el cine europeo. El director de la muestra asegura que lo más importante del material del Viejo Continente está “porque los distribuidores puntualmente nos lo adelantan. Y después, está esa enorme franja de cine que, pese a sus merecimientos, no tiene inmediatamente asegurada la presencia comercial en la Argentina y esa franja enorme es la que estimula a mucha gente a ver películas que, posiblemente, no vengan nunca más lamentablemente. También se da el caso estimulante para nosotros de que anualmente tres o cuatro películas que son vistas acá son compradas”.

Compartir: 

Twitter
 

El film de Pablo Trapero, protagonizado por Ricardo Darín y Jérémie Renier, sumó una nueva distinción.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.