espectaculos

Jueves, 16 de mayo de 2013

CINE › SCARY MOVIE 5, DE MALCOLM D. LEE, UNA SAGA QUE YA NO SORPRENDE

Refrito de los últimos hits de terror

 Por Ezequiel Boetti

Charlie Sheen y Lindsay Lohan encamados mientras comparten los avatares de sus penurias públicas. El, cara impertérrita masificada desde la serie Two and a half men, está dispuesto a filmar una –otra– jornada de sexo desenfrenado. Ella, estrenando en pantalla grande un rostro flamante, uniformizado por el botox y el bisturí, se preocupa ante la futura difusión de un –otro– descoque. El asunto termina con una escena de cama narrada a puro fast forward alla Actividad paranormal, con él arrastrado de punta a punta de la habitación y una placa posterior que alerta sobre el fallecimiento y desaparición de su cuerpo. Cuerpo que sigue de parranda aun después de muerto, según se lee. Podría pensarse que esa secuencia inicial es la promesa de una comedia que hará de una metadiscursividad entre irónica y absurda su principal arma. Lo que no estaría ni bien ni mal, pero al menos sería algo. Vaya uno a saber por qué, Scary movie 5 elige limitarse al mero refrito de hits del cine de terror del último par de años, e incluso meses, esfumando cualquier atisbo de gracia.

Es cierto que el dispositivo robemos-y-parodiemos se mantiene desde los inicios de la saga, allá por el 2000/01, cuando los hermanos Wayans constituyeron dos películas quizá no buenas, pero sí conscientes de sus objetivos. Esto es, elaborar una sucesión de guarrerías sexuales hilada por la torsión del furor del terror adolescente pos-Scream, Sé lo que hicieron el verano pasado y El proyecto Blair witch. Las dos entregas posteriores, ya con David Zucker (creador de La pistola desnuda) al mando, reorientaron el asunto hacia un delirio naïf simbolizado en el desoriente constante de Leslie Nielsen. Acá, en cambio, la apuesta es... ¿cuál?

Dirigida por un tal Malcolm D. Lee (nombre más afroamericano, imposible) y con Zucker perdido en la nómina de guionistas, Scary movie 5 chorea a al menos una decena de films, con Actividad paranormal y Mamá como sus principales víctimas, pero también con situaciones de El cisne negro y El planeta de los simios: (R)evolución y Posesión infernal. Que dos de esos cinco nombres aún puedan leerse en la cartelera vernácula permite presuponer una facturación apurada y vaciada de cualquier tipo de reflexión, sensación que el film no hará más que validar a lo largo de casi una hora y media.

Lee intenta construir un mosaico ultraveloz y vertiginoso. Intenta y no le sale: el resultado es una película cuyo carácter episódico se traduce en un in crescendo de incoherencia y deshilache que, para colmo de males, se autopresume gracioso, empecinándose en meter tres o más chistes por minuto, cada cual peor que el anterior. Lo único parecido a una bocanada de oxígeno es Molly Shannon, gran comediante y emblema de Saturday Night Live durante los últimos ’90, que aquí baila danza mientras chupa y fuma a lo loco. Es apenas un poquito de incorrección y gracia en un producto que no parece salido de un estudio de cine, sino de una máquina de hacer chorizo.

3-SCARY MOVIE 5

Scary Movie

Estados Unidos, 2013

Dirección: Malcolm D. Lee

Intérpretes: Ashley Tisdale, Simon Rex, Erica Ash, Katt Williams y Terry Crews

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.