espectaculos

Jueves, 27 de febrero de 2014

CINE › LA DECIMA EDICION DE PANTALLA PINAMAR SERA ENTRE EL 8 Y EL 15 DE MARZO

Cine europeo y argentino junto a las olas

La muestra, que ya es tradición en la ciudad costera, arrancará con la proyección de Nuovo Cinema Paradiso, la versión completa del film de Giuseppe Tornatore. Habrá numerosas películas premiadas en festivales internacionales y unos cuantos estrenos.

 Por Oscar Ranzani

Hace diez años, costaba demasiado hallar cine europeo en las salas comerciales argentinas, excepto las películas de nombres consagrados. Desde entonces, surgieron festivales de distintas cinematografías del Viejo Continente, a fuerza de hacerse un lugar en la cartelera hegemonizada por las producciones de Hollywood. Así nacieron muestras de cine alemán, francés e italiano, por ejemplo. Y hace una década también nacía Pantalla Pinamar, el encuentro cinematográfico argentino-europeo que le dio visibilidad a numerosos films premiados en destacados festivales internacionales, y también un espacio importante para mostrar lo mejor del cine argentino del año previo a cada edición y un puñado de premières nacionales. “Fue un sueño bastante humilde que prosperó, pero no diría que de una manera imprevista, porque trato de calcular la evolución y los alcances de las cosas que hago”, le explicó a Página/12 Carlos Morelli, director de Pantalla Pinamar, minutos antes de la presentación a la prensa de la programación de la 10ª edición. Organizada por el Incaa y la Municipalidad de Pinamar, la muestra se desarrollará entre el 8 y el 15 de marzo en el Cine Oasis de esa ciudad de la costa atlántica. “Y confieso que me superó en cuanto a entusiasmo de la gente, respuesta de la prensa, bienvenida del cine argentino, estupenda repercusión en los medios europeos y lo que se ha puesto como valor agregado en los últimos años, que es la presencia de cuerpos diplomáticos que permiten que tengamos cinematografías prácticamente desconocidas en la Argentina”, precisó Morelli a modo de balance anticipado.

A lo largo de ocho días podrán verse setenta largometrajes de Italia, Suiza, Hungría, España, Francia, Noruega, Holanda, Bélgica y Argentina, entre otros países. Para celebrar el inicio del décimo aniversario se eligió un clásico: Cinema Paradiso, del cineasta italiano Giuseppe Tornatore. Pero con una sorpresa importante para quienes disfrutaron de esta película: por primera vez se exhibirá la versión completa –de casi tres horas de duración– en una sala argentina. “El Cinema Paradiso (ése fue el título con el que se conoció en la Argentina y en distintos mercados) que todos conocemos es, en realidad, el que el todopoderoso productor Franco Cristaldi quiso comercializar en el mundo entero, pero Nuovo Cinema Paradiso (el título original en italiano) que vamos a presentar el 8 de marzo es la versión que inicialmente concibió Tornatore. Una versión que tiene 51 minutos más que la que conocemos, que desarrolla y le da culminación a una bellísima historia de amor que en el montaje comercial estaba planteado y apenas sugerido su posterior desenvolvimiento”, contó Morelli. El elegido para la ceremonia de clausura de Pantalla Pinamar es Ismael, último largometraje de Marcelo Piñeyro, protagonizado por actores españoles (Belén Rueda, Mario Casas, Sergi López) y rodado totalmente en la Península Ibérica, que se estrenará comercialmente el 27 de marzo en Buenos Aires.

Hay dos películas destacadas en la sección El Acontecimiento. Una de ellas es De tal padre, tal hijo, del cineasta japonés Hirokazu Kore-eda, ganador del Premio del Jurado del Festival de Cannes 2013. El film aborda la historia de Ryota y Midori, una pareja que tuvo un hijo hace seis años. Hasta que un día llaman del hospital para decirles que el pequeño Keita que tanto aman no es su hijo, porque les entregaron el bebé equivocado. El mundo parece desplomarse para Ryota y no será sencilla la convivencia con la familia que ha criado a su hijo biológico. El otro largometraje destacado es Mandela: el largo camino a la libertad, coproducción británico-sudafricana, que dirigió Justin Chadiwick, y basada en la autobiografía del símbolo mundial de la lucha contra la discriminación racial, fallecido el 5 de diciembre del 2013. En clave de ficción, el film relata la trayectoria de Nelson Mandela desde su infancia hasta la consagración como presidente sudafricano.

Otro de los largometrajes europeos que integran la programación de Pantalla Pinamar es el español Blancanieves, de Pablo Berger que, entre otras distinciones, obtuvo la Concha de Plata del Festival de San Sebastián 2012 a la Mejor Actriz, Macarena García. También arrasó en la entrega de los Goya 2013 al cosechar diez galardones (entre ellos el de Mejor Película). El film de Berger es una adaptación libre del clásico de los hermanos Grimm, ambientada en los años ’20 en España. También se seleccionó El pasado, coproducción francoiraní, de Asghar Farhadi (el director de esa obra maestra titulada La separación). En este caso, también aborda conflictos de pareja, pero en otro tono: un hombre separado hace cuatro años de su mujer viaja de Teherán a Francia para firmar los papeles del divorcio y, entonces, se entera de la mala relación que tiene su ex con su hija. Joven y bonita, del francés François Ozon, retrata, a lo largo de cuatro estaciones, a una joven de 17 años que de día estudia y de noche se dedica a la prostitución.

Como se trata de un encuentro cinematográfico argentino-europeo, también habrá mucho cine nacional en Pantalla Pinamar. A varios films ya estrenados comercialmente se sumará un puñado de películas argentinas inéditas. Una de ellas es Boca de pozo, de Simón Franco, que relata los conflictos laborales de dos trabajadores petroleros que conviven en un yacimiento situado en las afueras de Comodoro Rivadavia. También integra la grilla Bolishopping, de Pablo Stigliani, quien relata, en clave de ficción, los delitos de un empresario textil que tiene un taller clandestino con inmigrantes ilegales provenientes de Bolivia. El manto de hiel, de Gustavo Corrado, es una historia de amor entre un hombre de ciudad con un pasado oscuro que llega a un pueblo en el desierto y una mujer que vive con su hija y con un grupo de ancianos misteriosos.

El regreso del gran Héctor Alterio al cine argentino se disfrutará primero en Pinamar, donde tendrá lugar la première de Fermín, dirigido por Hernán Findling y Oliver Kolker. Alterio encarna a Fermín Turdera, un anciano de 85 años internado desde hace una década en un hospital psiquiátrico en Bilbao. Hasta allí llega becado un psiquiatra argentino que será, desde entonces, el médico de Fermín, un hombre que sólo se expresa con letras y títulos de tango y con quien entablará una relación profesional muy particular. Inevitable, de Jorge Algora, cuenta cómo cambia la vida de un trabajador bancario que sufre una crisis luego del fallecimiento de uno de sus compañeros. Pero no sólo de premières y de estrenos del año pasado se compone la programación de cine argentino de Pantalla Pinamar. También se exhibirán, en carácter de homenaje, cuatro clásicos que cumplen cuarenta años desde sus estrenos: La Patagonia Rebelde (Héctor Olivera), Quebracho (Ricardo Wullicher), Boquitas pintadas (Leopoldo Torre Nilsson) y La tregua (Sergio Renán), que fue el primer largometraje argentino nominado al Oscar a Mejor Film Extranjero.

Compartir: 

Twitter
 

Ismael, último largometraje de Marcelo Piñeyro, será el film que cerrará la muestra.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared