espectaculos

Lunes, 15 de septiembre de 2014

CINE › DESVINCULAN DE DOCA A LA DIRECTORA Y AL PRODUCTOR DE BORRANDO A PAPA

Las esquirlas de un divorcio

La Asociación de Documentalistas de Argentina señaló que su decisión de desvincular a Ginger Gentile y a Gabriel Balanovsky se debió a que este último “inició una campaña difamatoria en distintos medios de prensa, sosteniendo que su película era censurada”.

La Asociación de Documentalistas de Argentina (DOCA) difundió un comunicado en el que explica su decisión de desvincular de la entidad profesional a Ginger Gentile y a Gabriel Balanovsky, directora y productor, respectivamente, del documental Borrando a papá. La película, que cuenta con el apoyo del Incaa y que denuncia la problemática de la obstrucción de los vínculos entre padres e hijos en el marco de procesos de divorcios conflictivos, fue objeto de denuncias por parte de algunas reconocidas ONG como Salud Activa, lo que demoró su estreno, que finalmente tiene fecha para el 2 de octubre (originalmente iba a ser el 28 de agosto). El comunicado, publicado en el sitio de la asociación (http://docacine.com.ar/wpress/), revela algunos de los pormenores de la polémica que la involucra. Según afirman desde la asociación, su postura ha sido la de defender el derecho del documental, dirigido por Ginger Gentile y Sandra Fernández, y producido por Gabriel Balanovsky, a ser exhibido, “ya que entendemos que cualquier tentativa de censura implicaría una injuria gravísima a la libertad de expresión”. “Frente a la preocupación por el contenido de la película de varias ONG y organismos que se acercaron al Incaa para repudiar su difusión, integrantes de la comisión directiva de DOCA se reunieron con representantes de estas organizaciones y del propio Instituto de Cine. Allí clarificamos las formas de asignación de los subsidios –que se otorgan mediante la aprobación de comités conformados por representantes de las asociaciones nacionales de documentalistas reconocidas por el Incaa– y las nulas posibilidades de los documentales independientes de tener estreno comercial más allá de los Espacios Incaa. Al mismo tiempo que establecimos un rico debate respecto del contenido de la película, y las invitamos a repetirlo de forma abierta y masiva luego de su estreno”, argumentan los directivos de DOCA.

Luego de la reunión, y con un acuerdo entre las partes, se habría decidido exhibir la película en la fecha solicitada originalmente por el productor y en una sala pedida por la directora. No obstante, DOCA asegura que “Ginger Gentile renunció a nuestra asociación y Gabriel Balanovsky inició una campaña difamatoria en distintos medios de prensa, sosteniendo que su película era censurada y utilizando a DOCA para legitimar sus argumentos”. “El viernes 5 de septiembre, Gabriel Balanovsky se reunió a pedido del Incaa con la gerencia de Acción Federal, quienes le hicieron una nueva propuesta para su estreno en varias salas del Incaa, la cual aceptó (...). En la misma reunión, sin la presencia de integrantes de DOCA y ante funcionarios del Incaa, acusó a nuestra asociación de haberlo traicionado”, sostiene el comunicado argumentando, a continuación, que éste fue el motivo por el cual se decidió separar de la asociación a Ginger Gentile y a Gabriel Balanovsky, y eliminar a Borrando a papá de los Estrenos DOCA. “Creemos que su actitud de victimizarse en los medios por una prohibición que nunca se hizo efectiva, mentir descaradamente sobre las circunstancias del caso y desconocer la defensa que DOCA hizo de su película frente al Incaa (...) no son más que parte de una estrategia publicitaria en la cual trató de involucrar a DOCA (...)”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El estreno de Borrando a papá se demoró ante denuncias de distintas ONG. Se verá desde el 2 de octubre.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.