espectaculos

Martes, 30 de septiembre de 2014

CINE › PRIMER FESTIVAL DE CINE COREANO, EN EL CINEMARK PALERMO

Gaseosas y popcorn asiáticos

Diez películas actuales, inéditas en la Argentina a pesar de haber sido grandes éxitos de taquilla en Corea, darán cuenta a partir de mañana de la potencia de esta industria, con títulos que abarcan desde la animación hasta el thriller y la comedia romántica.

 Por Oscar Ranzani

En las últimas semanas Buenos Aires se ha convertido en una suerte de capital nacional de los festivales de cine extranjero. Después del ciclo de cine ruso de hace un par de semanas, llegan ahora una muestra de cine portugués (de la cual Página/12 dará cuenta mañana), otra de cine polaco (ver aparte) y, también desde el jueves 2 al miércoles 8 de octubre, será el turno del Primer Festival de Cine Coreano Han Cine, que se desarrollará en el Cinemark Palermo (Beruti y Bulnes). A lo largo de este ciclo se exhibirán diez películas actuales que fueron éxitos de taquilla en Corea, protagonizadas por los actores más destacados del país asiático. Y la selección incluye títulos de variados géneros: animación, suspenso, thrillers y comedias románticas. Han Cine está organizado por el Centro Cultural en América latina de la Embajada de la República de Corea, junto a otras instituciones y fue declarado de Interés Cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación. La programadora de la muestra es Sung Moon, representante para América latina del Korean Film Council.

El consejero cultural y director del Centro Cultural de la embajada de Corea, Yi Chongyul, explica en la presentación del material de prensa que su función es difundir los distintos aspectos de la cultura coreana. “Corea goza de una floreciente industria cultural, conocida como hallyu u ‘oleada coreana’, la cual incluye la música pop (K-pop), telenovelas (K-dramas), comida tradicional (K-food) y videojuegos”, enumera Yi Chongyul. Pero este funcionario también recuerda que cuando llegó a la Argentina hace más de cinco años le llamó mucho la atención la cantidad de elogios para directores y actores de su país en boca de argentinos. Eso motivó que cada año, desde su institución, se fomente la difusión de films coreanos en la Argentina y, a partir de aquí, también en Latinoamérica. “Buscamos también acercar lo más popular del cine coreano, aquel cine masivo que es éxito de taquilla en Asia, que rompe records año a año en cantidad de espectadores y producciones realizadas”, agrega Yi Chongyul para explicar el origen de Han Cine.

Uno de los films seleccionados es The Berlin File, de Ryoo Seung-wan, que tiene una trama de espías. Jun Jin-soo es un agente de inteligencia de Corea del Sur que tiene un objetivo “fantasma”, mientras vigila un acuerdo de armas de Corea del Norte y Berlín. Combinación de thriller con película de acción, Confesiones de un asesino, de Jung Byung-gil, tiene como protagonista a un criminal que decide publicar una autobiografía en la que comenta sus homicidios perpetrados diecisiete años antes de que el libro salga a la venta. Pero no todo será tan sencillo para este delincuente, ya que el detective que investigó su caso en el pasado comienza nuevamente a perseguirlo.

El drama titulado Demente, dirigido por Park Jung-woo, tiene una trama escabrosa: durante una madrugada aparecen cadáveres en una ruta, con la particularidad de que tienen la piel desprendida y los huesos al descubierto. Poco a poco aparecen más restos y Corea entra en pánico. Hasta que se descubre el origen del misterio macabro: un parásito mutante les lava el cerebro a sus huéspedes humanos. Un farmacéutico vive el drama en carne propia cuando su esposa y sus hijos se infectan con el parásito. Y este hombre pondrá toda su energía para encontrar una cura para su familia. Siguiendo la línea de películas de crímenes y de acción, El gran golpe, de Choi Dong-hoon, enfoca en una banda de cuatro ladrones profesionales de Corea del Sur, quienes con la idea de olvidar su último asalto viajan a Macao para un nuevo “trabajo”: deben robar un costoso diamante que tiene en sus manos un peligroso criminal. Pero la falta de código entre los delincuentes hará que cada uno elabore su propio plan para quedarse con el botín.

El drama La receta final, de Gina Kim, tiene como protagonista a un anciano dueño de un restaurante que tiene el sueño de que su nieto, Mark, ingrese en la universidad y tenga una vida destacada. Pero Mark no piensa en darle el gusto y decide seguir los pasos de su abuelo: convertirse en chef y hacerse cargo del comercio, que está a punto de la quiebra. Para evitarla, Mark se anota en un concurso de cocina en Shanghai, pero con dos limitaciones: se hace pasar por otra persona y no tiene los conocimientos de su abuelo. Relato de un arquitecto, en tanto, es un documental de Jeong Jae-eun que aborda la figura de sobre Chung Gu-yon: nacido en 1943 y fallecido 2011 fue el arquitecto más importante de la segunda generación de coreanos. El film sigue su historia, su filosofía arquitectónica y la sensibilidad manifiesta de este prestigioso profesional del diseño.

La animación es un género infaltable en un festival de cine asiático. Y el Han Cine no es la excepción: tiene programado exhibir El rey de los cerdos, de Yeon Sang-ho, que enfoca en la relación entre un hombre de negocios y un escritor fracasado, ex compañeros de escuela. Ambos recuerdan aquellos años de juventud durante los cuales en el colegio había un grupo de estudiantes, apodado Los Perros, que se la agarraban contra otro grupo en el que estaban los nuevos compañeros de curso, conocidos como Los Cerdos. La comedia dramática Señorita abuela, dirigida por Hwang Dong-hyeuk, enfoca, como señala su título, en una abuela de 70 años que al descubrir que su familia quiere depositarla en un geriátrico decide salir por la noche a vagar por las calles.

Una de las películas que probablemente más llamará la atención del público argentino es Todo sobre mi esposa: el director Min Kyu-dong decidió adaptar la comedia Un novio para mi mujer, de Juan Taratuto, que fue protagonizada por Adrián Suar y Valeria Bertuccelli. La historia es un calco de la original: un hombre que lleva siete años casado con su mujer y que no sabe qué hacer para divorciarse de ella. Al igual que en el film argentino, decide pedirle a otro hombre que la seduzca para que sea ella quien quiera dejarlo a él. Y de las risas se puede pasar a la acción en Vigilancia extrema, de Cho Ui-seok y Kim Byung-seo: Ha Yoon-hu es dueña de unas capacidades mentales asombrosas, que como nueva integrante de la Unidad Especial contra el Delito de las Fuerzas Policiales de Corea (SCU), tiene la misión de vigilar a los criminales más peligrosos. Su tarea debe hacerla junto a Hwang Sang-jun, el veterano líder de la unidad con quien la mujer establece una sólida relación de confianza que les facilitará encontrar al cerebro de una organización criminal armada.

Compartir: 

Twitter
 

The Berlin File, de Ryoo Seung-wan, tiene una trama de espías y promete acción a raudales.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.