espectaculos

Jueves, 17 de diciembre de 2015

CINE › EL PRODUCTOR ALEJANDRO CACETTA FUE DESIGNADO AL FRENTE DEL INCAA

Que la Fuerza lo acompañe

El nuevo funcionario es actual director de Patagonik Film Group, compañía integrada por Artear (la empresa audiovisual del Grupo Clarín), Buena Vista International (subsidiaria de la Disney) y Pol-ka, de Adrián Suar.

 Por Oscar Ranzani

Luego de varios días de febriles discusiones en el sector audiovisual, ayer se confirmó que el nuevo presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) será el productor Alejandro Cacetta, de larga trayectoria en la empresa productora Patagonik Film Group S.A. Desde que ganó el ballottage, el presidente Mauricio Macri pensó en el realizador Juan José Campanella –enfrentado públicamente al kirchnerismo– para ocupar la presidencia del organismo cinematográfico. Pero ante la negativa del director de El secreto de sus ojos, el propio Campanella, a través de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina que él preside, convocó a diversas asociaciones de la industria audiovisual para consensuar un posible sucesor de Lucrecia Cardoso, quien renunció a su cargo el viernes pasado. En el ínterin, hubo un comunicado de un grupo de cuatrocientos profesionales de la industria audiovisual que manifestaron su descontento por no haber sido tenidos en cuenta en esa convocatoria. La danza de nombres fue creciendo, pero con el correr de los días tres de ellos comenzaron a sonar fuerte: el actor Martín Seefeld, el distribuidor Bernardo Zupnik y Cacetta, quien finalmente fue el elegido. No trascendió quién será el vicepresidente del Incaa, pero podría saberse esta misma noche –si no hay un anuncio previo– en la tradicional despedida de fin de año del Museo del Cine de la Ciudad de Buenos Aires. Cacetta nació en 1968 y, tal como lo acredita en su cuenta de Twitter, es fanático del Club Atlético Platense. Según su propio perfil en Linkedin, luego de egresar del colegio secundario, eligió la carrera de Contador Público Nacional. Cursó en la Universidad de Buenos Aires y se recibió en 1993. Tiene currículum como ejecutivo en distintas compañías y su ingreso a la industria audiovisual se produjo en noviembre de 2001 con su arribo a Pol-ka Producciones S.A., una de las principales productoras de ficción televisiva, comandada por Adrián Suar. Allí fue gerente de Negocios y Finanzas (División Cine y Publicidad) y se mantuvo en el cargo durante cuatro años y diez meses hasta que en 2006 pasó a formar parte de Patagonik Film Group, donde ejerce el cargo de productor y director de Finanzas & Business Manager.

Patagonik es de unas principales productoras de cine argentino de los últimos quince años. Es una compañía integrada por Artear Argentina (la empresa audiovisual del Grupo Clarín), Buena Vista International (una división de The Walt Disney Company, dedicada a la distribución de largometrajes de los sellos Walt Disney Pictures, Touchstone Pictures, Hollywood Pictures y Miramax Pictures), Cinecolor Argentina (empresa de posproducción y laboratorio audiovisual que trabaja con las principales compañías de cine y publicidad) y Pol-ka Producciones S.A.

Hace tres meses, durante un seminario que brindó en San Luis sobre financiamiento y negocios del cine, Cacetta expresó su manera de entender la gestión cinematográfica: “El objetivo es que los productores y realizadores manejen variables financieras económicas y de negocios que no suele ser una temática abordada en la formación cinematográfica. Hablar de cine es hablar de financiamiento y de la necesidad de constitución de fondos; estos son algunos de los conceptos importantes a tener en claro”.

Cacetta es integrante de la Comisión Directiva de la Federación Argentina de Productores Cinematográficos y Audiovisuales y de la Unión de la Industria del Cine. También integra la Comisión Directiva de la Sociedad de Gestión de Productores Cinematográficos. Además, es miembro del Comité de Evaluación de Proyectos y Créditos del Incaa (rol que tendrá que dejar de ejercer cuando asuma la presidencia del Instituto). Su experiencia como docente la plasmó en el Programa Superior de Gestión y Negocios Audiovisuales del Gobierno de la Ciudad. En un comunicado emitido por el Ministerio de Cultura de la Nación –el Incaa depende de esta cartera pero es un organismo autárquico–, se precisó cuáles serán sus cinco objetivos principales: ampliar la audiencias, desarrollar contenidos multiplataforma, facilitar la participación financiera mixta, promover las producciones regionales vía subsidios y expandir al mundo el cine argentino.

Patagonik produjo más de 45 películas (entre ellas El hijo de la novia, de Campanella) y durante la gestión Cacetta pueden mencionarse varias películas taquilleras y otras no tanto, algunas de probada calidad y otras con fines exclusivamente comerciales. Entre los films que produjo y/o coprodujo se encuentran Lluvia, de Paula Hernández (2007); El Ratón Pérez II, de Andrés Schaer (2008); Un novio para mi mujer, de Juan Taratuto (2008); Leonera (2008), Carancho (2009) y Elefante blanco (2012), de Pablo Trapero; Igualita a mí, de Diego Kaplan (2010); Viudas, de Marcos Carnevale (2011); Días de vinilo, de Gabriel Nesci (2012); Dos más dos (también de Kaplan, 2012); Vino para robar, de Ariel Winograd; (2013) Corazón de León (también de Carnevale, 2013), y Un paraíso para los malditos, de Alejandro Montiel (2013). Además, Cacetta sumó a Patagonik como coproductor de Zama, cuarto largometraje de Lucrecia Martel, aun no estrenado, producido por Rei Cine (Argentina) con El Deseo (España), entre otras compañías europeas. También participó como productor delegado en el film Luna de Avellaneda y en la miniserie televisiva Vientos de agua, ambas dirigidas por Campanella.

Cacetta asumirá la presidencia del Incaa luego de cuatro gestiones que se sucedieron en el Instituto durante los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández. El primero de la etapa kirchnerista fue Jorge Coscia, quien durante su gestión implementó la normativa de la cuota de pantalla. Cuando Coscia asumió como diputado nacional fue reemplazado por el vicepresidente del Incaa, Jorge Alvarez, quien en marzo de 2008 renunció en medio de fuertes conflictos con el sector audiovisual. Durante el gobierno de Cristina Fernández, estuvo al frente del Incaa Liliana Mazure (2008-2013) y, al igual que lo sucedido con Coscia, cuando Mazure asumió como diputada nacional fue reemplazada por la entonces vicepresidenta del Incaa, Lucrecia Cardoso. Algunos de los logros de las últimas dos gestiones fueron la declaración del cine nacional como industria, la creación del canal Incaa TV, el incremento de los Espacios Incaa (destinados la exhibición del cine nacional); la compra del emblemático cine Gaumont, el lanzamiento de la plataforma online Odeón y la creación de Ventana Sur, el mercado del cine latinoamericano desarrollado en conjunto con el Marché du Film del Festival de Cannes, además del crecimiento exponencial de la producción cinematográfica y televisiva. Habrá que esperar para saber si Cacetta le dará continuidad a todas estas políticas.

Compartir: 

Twitter
 

“Hablar de cine es hablar de financiamiento”, afirmó Cacetta en un seminario reciente.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.