espectaculos

Jueves, 24 de diciembre de 2015

CINE › ENTREVISTA A ALEJANDRO CACETTA, NUEVO PRESIDENTE DEL INCAA

“El cine argentino está muy bien”

Para el productor de Patagonik, que desde el 4 de enero tendrá a su cargo el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, “estamos en un piso muy alto”. Dice que “falta generar más audiencias y terminar de consolidar cosas que están muy bien hechas”.

 Por Oscar Ranzani

Si bien sólo falta que el presidente Mauricio Macri firme el decreto correspondiente, el productor Alejandro Cacetta, elegido como nuevo titular del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), afirma ante Página/12 que ya tiene la fecha en que asumirá en el Incaa: el 4 de enero de 2016. La semana pasada, el ministerio de Cultura de la Nación había comunicado la decisión de designar como presidente del Instituto al todavía director de Finanzas y gerente de Negocios de Patagonik. Como informó este diario hace unos días, Cacetta llegó a ser el elegido, luego de una convocatoria que realizó Juan José Campanella –a través de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, que el director de El secreto de sus ojos preside– a diferentes asociaciones del sector audiovisual para consensuar el nombre del sucesor de Lucrecia Cardoso. Cacetta aceptó el cargo porque siente que tiene el apoyo necesario del sector audiovisual. “Si no, no hubiese aceptado. No estaba en mis planes ni era mi intención postularme ni pensar en una presidencia del Instituto de Cine. Eso viene porque fue una propuesta y realmente sentí mucho apoyo”, explica el productor de más de cuarenta películas argentinas.

–¿Cuáles son sus principales objetivos?

–La generación y la creación de audiencias. También la producción multiplataforma. Esto quiere decir empezar a voltear esa división anacrónica entre la televisión y el cine, cada uno con sus formas de financiarse, sus leyes y demás. Ese cruce que se empezó a dar en estos últimos años debería ser más formalizado. También la federalización para que se empiece a producir cada vez más en las provincias y no sólo que las provincias desarrollen y después tengan que venir a Capital, sino que se empiecen a hacer polos de producción en las provincias, a través del Instituto, con la ayuda de cada una de las provincias, del Ministerio de Cultura y demás. Obviamente, toda la parte internacional está también como objetivo. Se viene trabajando muy bien en eso y quiero consolidarlo. Alrededor de esos cuatro puntos, todas las acciones van a ser tendientes a intentar lograrlos.

–Mencionó dos logros de la gestión anterior: el impulso a la federalización de la producción y también la presencia del cine argentino a nivel internacional. ¿Qué rescataría a grandes rasgos de la gestión que se va y qué cosas cree que se tienen que modificar de acuerdo a su criterio?

–La verdad es que es muy temprano para tener un plan para hacer. Como dije varias veces, yo creo que estamos en un piso alto. El cine argentino está muy bien. Falta un poco ese contacto para generar más audiencias para muchas películas que no las están teniendo y terminar de consolidar cosas que están muy bien hechas o que se iniciaron. Algunas cosas me parecen más sólidas, otras son incipientes y hay que llevarlas a un estadio más alto.

–Uno de los principales problemas es el de la exhibición: muchas veces no hay pantallas para tantas películas. ¿Está de acuerdo en que puedan estrenarse más de cien películas argentinas por año?

–No creo que sea una cuestión de números. En la creación y generación de audiencias está incluida la exhibición, sin ninguna duda. Hay un tema de producción, de difusión y un tema de exhibición. Hay una situación con una determinada cantidad de películas que la verdad que ponerles un número suena... cien, doscientas, cincuenta...Creo que para las que tengamos que hacer la producción está consolidada, con sus problemas. Y también tendremos que discutir entre todos el Plan de Fomento. Pero es donde tenemos que ir. Esa generación de audiencias también tiene que ver con la exhibición.

–Pero, ¿para usted deben hacerse muchas películas por año o pocas que convoquen más público?

–No, tiene que ser totalmente ecléctica la producción. No está en mí pensar en hacer pocas películas para pocos lugares. Al contrario. Hay que encontrarle audiencia a toda la producción que estamos haciendo.

–¿Qué piensa que debería modificarse del Plan de Fomento?

–Más allá de lo que yo piense, que tengo una posición formada, no conozco absolutamente todas las necesidades del sector. Hoy (por ayer) empezamos un período de charlas que durante enero vamos a continuar. Creo que se necesitan más de dos meses para escuchar a todos y ver las distintas cámaras y sectores, qué es lo que creen que necesitan cambiar desde su lugar. Y después veremos.

–¿Qué espacio tendrán las pequeñas producciones nacionales en su gestión?

–El espacio que están teniendo ahora. Hay que tener mucha tranquilidad. No hay nada pensado en un cambio a corto plazo. De hecho, en la filmografía en la cual he participado hay producciones grandes, pequeñas, chicas, producciones comerciales, más artísticas. Han tenido distinta suerte en el circuito comercial. Con lo cual, yo creo que hay lugar para que todo el cine exista y se produzca.

–¿Cree que debería haber un circuito alternativo para las películas de producción pequeña?

–Eso tiene que ver con lo que hablaba antes de creación y generación de audiencias, porque la exhibición es parte de eso. Y posiblemente sea un circuito alternativo. Hoy existen los espacios Incaa, que hay que ver cómo están funcionando. Hoy, las producciones están llegando a esos espacios. Me parece que no llegamos a lograr en muchos lugares esa conexión con el público; es decir, generar esa audiencia que apoye esas películas.

–¿Sería un tema a revisar la realización de los espacios Incaa?

–Sí.

–¿Cree que debe haber más o tiene algún otro plan?

–Hablar de planes hoy, cuando todavía no me senté, sería irresponsable de mi parte. Creo que hay que escuchar, hay gente que ha transitado esos espacios mucho más que yo. Cuando digo “esos espacios” son los de la producción y distribución de películas. A lo mejor, les cuesta conseguir conectarse con el público. O les cuesta tener más salas de exhibición o lugares donde exhibirse. Con lo cual, hay que escuchar y ver cómo entre todos, entre productores, distribuidores y exhibidores logramos un lugar para fomentar y tener ese contacto con el público.

–¿Qué rol debería tener Incaa TV?

–Para mí es importante. Creo que ha crecido mucho. Me gusta el canal. Primero hay que consolidarlo. Estar seguro de que sea un canal que esté consolidado desde todos sus aspectos. Primero, vamos a trabajar en eso. Y, obviamente, lo que se viene haciendo no está mal. De aquí para arriba. No es revisar para atrás. Hay cosas en las que puedo estar de acuerdo o no, pero la verdad es que es un canal que está bien, que está funcionando. A lo mejor, le falta una consolidación como canal, que tiene que ver por ahí con aspectos jurídicos o más operativos.

–¿Piensa en las plataformas digitales como opción para algunos estrenos?

–Sin ninguna duda. Hay que ver cómo nos ayuda y cómo nos favorecemos con todas las plataformas digitales para difundir ciertos estrenos. A lo mejor, necesitamos tener un lugar de producción para esas plataformas.

–En una nota con otro medio dijo que le gusta el documental pero que le cuesta ir a verlo al cine. ¿Piensa en un cambio para este formato?

–No, fue una opinión. Hay que juntarse con la gente: estamos haciendo 50 o 60 documentales por año. Yo participé concretamente en la producción de un documental hace mucho. Me parecería una falta de respeto hacia los documentalistas. Como mínimo, hay que escucharlos y ver cuáles son sus inquietudes. Yo creo que cada sector tiene una propuesta para mejorar, para llegar y que las conoce muy bien. Después habrá que articularlas.

–¿Cuál es su opinión sobre Ventana Sur? ¿Se le dará continuidad?

–Ojalá que sí. Ventana Sur tuvo un crecimiento impresionante. De hecho, creo que participé más en Ventana Sur que en Cannes. Entonces, está consolidado. Hay que ver la sustentabilidad. Todo tiene que ver con algo que se pueda pagar, que sea razonable, que tenga su desarrollo en el tiempo. Yo creo que Ventana Sur lo debe tener. No lo conozco porque, como dije, no me senté todavía.

–Por último, ¿cómo es su relación con Mauricio Macri?

–No he tenido vínculo directo aún. Lo he tenido a través del ministro de Cultura y de su equipo.

Compartir: 

Twitter
 

“La producción tiene que ser totalmente ecléctica. No está en mí pensar en hacer pocas películas”, dice Cacetta.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.