espectaculos

Lunes, 12 de septiembre de 2016

CINE › RENUNCIA AL CONSEJO ASESOR DEL INCAA, ENTIDAD QUE NUCLEA A DIRECTORES

“No les conviene que los controlen”

El presidente de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), Carlos Galettini, justifica la decisión diciendo que “no se cumple con lo que marca la Ley de Cine, que detalla las funciones del Consejo Asesor”.

 Por Oscar Ranzani

La entidad Directores Argentinos Cinematográficos (DAC) anunció esta semana, a través de un comunicado, que renuncia a formar parte del Consejo Asesor del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa). A lo largo de un extenso comunicado, la DAC mencionó serias irregularidades que, según señala, no comenzaron ahora. Básicamente, la función del Consejo Asesor del Incaa consiste en aprobar o rechazar los actos realizados por su Presidente. Así lo establece con gran claridad en su artículo 5º la Ley de Cine vigente. El titular del Incaa es Alejandro Cacetta. “Sin embargo, desde el año 2002, en que el Incaa recuperó su autonomía y manejo de fondos, de una manera u otra, estas precisas funciones del Consejo Asesor fueron siempre incumplidas por las cinco gestiones a cargo de la Presidencia, incluyendo la actual”, denuncia el comunicado.

En diálogo con Página/12, el presidente de la DAC, Carlos Galettini, amplió los motivos. “El Consejo Asesor es cogobierno del Incaa. Primero administra el presidente, luego la Asamblea Federal y, en tercera instancia, el Consejo Asesor. Por lo tanto, nuestro representante, como todo el Consejo Asesor, está nombrado por Presidencia de la Nación”, detalla Galettini. “Una de las funciones del Consejo Asesor es nombrar a los comités que evalúan los proyectos y la más importante es aprobar o rechazar los actos realizados por el presidente del Incaa”, agrega. El cineasta manifiesta que, a lo largo de los últimos catorce años, hubo problemas porque “a los ejecutivos no les conviene que les controlen las cosas o por lo menos pareciera que fuera así”.

–¿Por qué si en el comunicado y, como usted también señala, las tareas venían siendo incumplidas desde 2002 la renuncia se hace efectiva ahora?

–No, durante todos los gobiernos nosotros manifestamos las cosas en las que no estábamos de acuerdo. El Consejo Asesor casi nunca anduvo. Desde el 2002, si habrá funcionado seis meses es mucho. No se cumple con lo que marca la Ley de Cine, que detalla las funciones del Consejo Asesor.

–¿La situación se agravó con la gestión Cacetta?

–Ha sido igual que la otra, agravada en algunas cosas.

–¿Como cuáles?

–Por ejemplo a las reuniones del Consejo Asesor, siempre viene alguien y nunca se logra que funcione como debe ser. El Consejo Asesor tiene que reunirse solo y resolver. Hubo sólo dos reuniones. El presidente del Incaa las preside, pero las cosas no son muy claras. Se ha pedido que presenten los presupuestos y el Plan de Fomento. Y desde que empezó la gestión, presentamos un Plan de Fomento, y todavía no sabemos cuál va a ser el definitivo del Incaa. Hay una o dos películas en filmación. No sé si se subejecuta la cosa, pero pareciera. Faltan cuatro meses para fin de año y todavía no hay muchas películas. No se cumple con la Ley de Cine. Por eso, nosotros, que somos funcionarios, corremos el riesgo de complicarnos con alguna denuncia que se presente. Nosotros renunciamos a estar en el Consejo, pero seguiremos aportando, ayudando y presentando si nos piden gente para los comités. No es que nos retiramos enojados sino que no queremos seguir participando hasta tanto el Consejo Asesor no sea claro en cumplir con la Ley de Cine. Y hay un manejo no muy democrático en las reuniones.

–¿Esta decisión tiene alguna relación con el inminente anuncio del nuevo Plan de Fomento?

–No. Nosotros también hablamos del costo medio de una película, que es el que define la cantidad de subsidio que se aporta. El costo medio refiere a una película media. No son ni las pequeñas ni las de las grandes empresas. Todos los años se tiene que adecuar el costo medio al año que pasó, sobre todo en un país como éste que tiene tanto despelote con la economía. Y está por debajo del cuarenta por ciento de lo que cuesta una película media. Entonces, hay una serie de cosas que no funcionan como deberían funcionar. Así que nosotros decidimos no participar. Esto no quiere decir que nos estemos peleando con ellos. Al contrario, seguiremos aportando a lo que necesiten de nosotros.

–¿Es una decisión tomada o dan margen para una negociación que revea y garantice los mecanismos democráticos que debe tener el Consejo Asesor?

–No, es una decisión tomada. Si renunciamos después no podemos decir que dejamos de renunciar. Seguiremos participando, pero no como Consejo. Si renuncias, renunciaste.

–Usted decía que esto no es un enfrentamiento con el gobierno. ¿Por eso ayer presentaron la Muestra Itinerante de Directores de Argentinos de Cine Contemporáneo junto al Area de Cine y Artes Audiovisuales de la Dirección General de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto?

–Estamos trabajando con esa muestra de cine argentino, con 18 películas que están pasando por el mundo.

–Pero, ¿esto significa que ustedes no se están enfrentando al gobierno sino que están pidiendo mejores condiciones y mecanismos democráticos?

–Por supuesto. Nosotros tenemos dos funciones básicas. Una de ellas, es recaudar el derecho de autor de los directores, que es nuestra principal actividad. Y la otra es trabajar en el área gremial por el buen desarrollo de la industria cinematográfica y audiovisual. Estamos integrando la Multisectorial Audiovisual, donde todo el sector está proponiendo cosas. Tuvimos reuniones con Hernán Lombardi. Seguimos trabajando para colaborar en el mejoramiento de toda la industria, tanto de la televisión como del cine.

Compartir: 

Twitter
 

“Hay un manejo no muy democrático en las reuniones”, sostiene Galettini.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared