espectaculos

Martes, 5 de diciembre de 2006

CINE › PEDRO ALMODOVAR HABLA DE SU NUEVA PELICULA

“Estoy en pleno proceso de cambio, haré algo distinto”

Su próximo proyecto, La piel que habito, “es una historia durísima, de venganza, nada que ver con mis films anteriores”.

 Por Rocio Garcia
Desde Varsovia *

Pedro Almodóvar está visiblemente más delgado –“pues si lo notáis decídmelo, que su trabajo me cuesta, estoy a dieta, no enfermo”–, pero no es el único cambio. Hay otros más profundos. Los contó eufórico, poco después de su triunfo la noche del sábado en Varsovia en la gala de los premios de cine europeo, en los que su película Volver consiguió cinco premios –director, actriz para Penélope Cruz, música para Alberto Iglesias, fotografía para José Luis Alcaine y mejor película, este último concedido por el público–. Se encontraba a gusto, relajado, feliz al lado de sus compañeros de la película y con las cinco estatuillas conseguidas encima de la mesa. “Estoy en pleno proceso de cambio, mi próxima película será totalmente distinta a mis 16 anteriores. Se titula La piel que habito y quiero contar con Penélope. Es una historia durísima, de venganza, nada que ver con Volver y con mi vida”, confesó Almodóvar.

El cineasta manchego, en una mezcla de seriedad y bromas, explicó que desde hace tiempo se ve a sí mismo como una persona de mediana edad. “He decidido por fin que soy una persona de mediana edad. No quise nunca cumplir los 40 años, de hecho no los cumplí y no los celebré, y por ello no tuve la crisis de los 40. Me resultó muy difícil cumplir los 50, porque en realidad tenía 39. Así que tuve que pasar la crisis de los 40 y los 50 juntas y con 39 años. Eso fue muy duro. Me dejé el pelo de mi color. El resultado de todo ello es que hay muchos cambios en mi vida, en mi carrera, en mi temática, en mi modo de vivir”, añadió Almodóvar. Esos cambios se verán en su próxima película, La piel que habito, un proyecto que tenía muy avanzado pero que no estaba entre sus prioridades más inmediatas. En realidad, había terminado un guión que transcurría en Lanzarote cuando, por alguna razón que el cineasta todavía desconoce –“me dejo llevar por mi instinto”–, se encontró atrapado en esta otra historia tan diferente. “Quizá fue porque es un material mucho más nuevo”, se dice a sí mismo el director.

El idilio entre Europa y Almodóvar continúa. Siempre fue así. Europa le ha dado suerte. Ha sido algo así como una antesala ante Hollywood. En 1999, en Berlín, Todo sobre mi madre consiguió tres premios europeos y meses después el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. En Roma, tres años más tarde, Hable con ella ganó cinco galardones y posteriormente el Oscar al mejor guión en Hollywood. ¿Qué pasará ahora con Volver, el film que ha presentado la Academia española a los Oscar? Almodóvar prefiere no pensarlo. “Europa siempre fue un buen síntoma. Desde que presentamos Volver en el Festival de Cannes, la película ha estado muy presente en los palmarés y en los premios. Todo eso sirve para Hollywood. El deporte favorito en Hollywood estos meses es hacer quinielas y es verdad que estamos en un montón de quinielas. Pero yo también soy una persona muy realista en ese sentido. Nunca doy nada por hecho, sobre todo los premios, hasta que no sea una realidad. Todos estos premios de Varsovia nos van a ayudar, claro que sí, pero también ayudarán a La vida de los otros (la producción alemana que consiguió en la capital polaca los premios a mejor película, mejor guión y mejor actor), que también está nominada a mejor película de habla no inglesa.”

Almodóvar no siente la presión de estas conjeturas. El dice que la que lo está soportando todo es Penélope Cruz, cuyo nombre figura con fuerza en las quinielas como candidata a los Oscar como mejor actriz. “Los hombres más guapos del mundo se lo dicen todos los días al oído. Ella sí que está presionada, pero, eso sí, por los hombres más guapos del mundo, más atractivos y más famosos, los más grandes del mundo.” “Ni caso”, decía Cruz riendo a su lado. Las risas de ahora le hicieron olvidar las lágrimas cuando recogió el galardón a mejor actriz. Almodóvar le ha cambiado la vida, dijo sobre el escenario. “No quería llorar, porque me da mucha vergüenza, pero no lo he podido evitar. Pedro me ha cambiado la vida. Lo conocí cuando tenía 16 o 17 años y me han pasado muchas cosas con él, cosas muy grandes, a todos los niveles. Es una persona muy especial para mí.” Sobre las quinielas en Hollywood, la intérprete, que el domingo mismo regresó a Los Angeles, aseguró que no lo estaba viviendo como una presión, sino como algo nuevo. “Intento no hacer caso a los rumores. El hecho de que te consideren como una candidata es en sí ya un gran premio”, añadió Cruz, para quien el verdadero regalo que ganó con el personaje de Raimunda en Volver es el empujón que le dio a su carrera. “Me está abriendo puertas que antes estaban cerradas. Yo necesitaba un personaje como éste. Desde que salió la película me han empezado a ofrecer unos guiones que tienen una dificultad emocional que no pensaban ofrecérmelos a mí antes de ver Volver. No todos los directores tienen el ojo y el talento de Pedro Almodóvar”, añadió la actriz, que se encuentra en pleno proceso de descanso –“no rodaré hasta primavera”– y que asegura no tener noticias sobre su participación en la película que prepara Woody Allen. “De verdad, no sé nada.”

Almodóvar piensa a menudo en su talento y en la libertad para inventar historias. Nunca ha negado que le da terror la caída. Y el sábado en Varsovia lo volvió a confesar en público. “El talento y la libertad son ciclos vitales, a algunas personas ese ciclo se les termina a los 50 años, como a Fellini, y otras con 80 años continúan dando muestras de su genio, como John Huston, que, enganchado a una botella de oxígeno y en silla de ruedas, rodó esa obra de arte que es Los muertos. Me preocupa ese ciclo. Tengo miedo. Quizás otros se den cuenta antes que yo. Espero tener la valentía y el coraje para saber que la cuesta abajo también es valiente.”

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

“Si notáis que estoy más delgado, decídmelo: estoy a dieta”, les pidió a los periodistas.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.